10 habilidades esenciales que no le enseñan a tus hijos en la escuela tradicional

La escuela tradicional se ha convertido en un lugar donde se transmite conocimiento a través de las distintas materias y un lugar en done muchas veces se limitan las potencialidades de nuestros niños y jóvenes. De esta manera se dejan atrás las habilidades que son importantes para la vida como la creatividad para la resolución de problemas, el pensamiento crítico y autónomo, aprender a aprender, aprender a tomar decisiones, el fortalecimiento de la voluntad, la autorregulación, entre otras.

La filosofía Montessori se basa en una preparación para la vida. Una pedagogía que abre la mente de los chicos, en lugar de limitarlas. Aquí te presentamos 10 habilidades esenciales que la Filosofía Montessori desarrolla en los niños que no encontrarás en la escuela tradicional:

1. Autoconocimiento y el descubrimiento personal:

A lo largo de los años vamos construyendo nuestra personalidad, gustos y preferencias, que vamos moldeando de acuerdo a los roles que interpetamos: padres, madres, amigos, hijos, etc. Dentro de la filosofía Montessori se alienta en el niño a la construcción y descubrimiento de su persona, mediante el respeto a sus ideas y la clara guía hacia defender lo que piensa, lo que le gusta y su forma de ser. No se busca que los niños copien un modelo estándar de niño perfecto. Mediante meditación, Yoga, ejercicios del silencio, ejercicios de observación dentro de los ambientes Montessori ayudamos a los niños a este proceso de auto descubrimiento.

2. Gratitud y conciencia:

La gratitud es clave para una vida más plena. Dentro de un espacio Montessoriano, la gratitud se vive ayudándole a los niños a valorar lo que tienen y las riquezas que llevan dentro de sí mismos; agradecer lo que los rodea, agradecer la vida y las oportunidades que tenemos cada día.

3. Automotivación:

Un niño Montessori no conoce sus calificaciones. En la escuela tradicional el motivador más común para los niños son las calificaciones y la competencia. Montessori nos muestra que cada niño encuentra una motivación distinta y la más común es superarse a sí mismo y seguir de manera natural su tendencia humana hacia la perfección de sus movimientos y procesos a través de la repetición. Es por eso que el material Montessori está diseñado para que los niños de manera independiente, a través de repetir ejercicios, consigan la perfección y ellos mismos vean su propio avance.

4. Inteligencia emocional:

Reconocer nuestras emociones y trabajar en ellas es una habilidad esencial para la vida. La escuela tradicional muchas veces reprime emociones o las clasifica en buenas o malas. Montessori ayuda a los niños a reconocer sus emociones sin clasificarlas y a darles el lugar que se merecen. La libertad de expresión es fundamental para que un niño pueda ayudarnos a entender qué siente y cómo lo guiamos para resolverlo.

5. Aprender del error:

El miedo a equivocarse muchas veces paraliza a los niños y adultos. En la escuela tradicional, el error es sentenciado, mientras que en la Filosofía Montessori el error es visto como una herramienta poderosa de aprendizaje. En la vida, la única forma de aprender es a través de la prueba y el error. Una habilidad esencial para la vida es aprender a levantarse, aprender a corregir errores y seguir avanzando.

6. Seguir sueños y pasiones:

No hay situación más triste que ver a una persona hacer un trabajo que odia y es que desde que somos niños nos enseñan que el deber está peleado con el placer. Dentro de un ambiente Montessori se le da más importancia a que los niños desarrollen sus habilidades por gusto y no por deber. La disciplina se forma mediante el disfrute de actividades y no mediante la imposición de las mismas.

7. Aprender a negociar:

La escuela tradicional limita mucho la capacidad de negociación de los niños, sólo se hace lo que el maestro disponga. Esencial en la vida es aprender a negociar y encontrar un equilibrio entre las relaciones sociales. No es necesario tener la razón, es necesario escuchar y llegar a acuerdos.

8. Resiliencia:

La adversidad se resuelve mirándola desde la oportunidad y no desde a derrota. Montessori trabaja con los niños para que aprendan a resolver la adversidad que se les presenta mediante la búsqueda de soluciones.

9. Organización del tiempo:

Si observas un Ambiente Montessori te darás cuenta de la independencia que existe. Cada niño trabajando en lo que quiere, en este proceso de aprender a organizar su tiempo para cumplir sus propios objetivos. La tendencia educativa que ahora inicia (Montessori la diseñó hace décadas) es hacia la libertad de trabajo, por proyectos y maestros como guías en el proceso.

10. Respeto a la diversidad:

Recorre una escuela Montessori y te darás cuenta del ambiente inclusivo que existe. Los niños no hacen las diferencias que hacemos como adultos. Un niño puede reconocer que su compañero puede tener una dificultad en el aprendizaje, o que su amigo es hijo de una pareja homoparental o cualquier situación que pensemos y los niños no clasifican ni siquiera tratan de entenderlo, solo lo aceptan.

 

Los ambientes Montessori son ambientes de educación, entendiendo el concepto de educación como regresar a lo básico, al amor y la conciencia. La educación es una expresión de servicio, servir a la esencia del niño, creer en él y en su potencial divino.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


CAPTCHA Image