¿Por qué los niños Montessori leen más?

La lectura en Montessori está presente en cada uno de los ambientes de trabajo.

Cada ambiente cuenta con un Rincón de Lectura como parte de los materiales. Los niños, niñas y jóvenes tienen acceso libre a este rincón por lo que es muy común ver a niños disfrutar de los libros de su ambiente, a veces solos, a veces en parejas o a veces en grupo. Acuden a él de manera espontánea y libre.

En cada ambiente también se disfruta la lectura de distintas maneras:

  • En Comunidad Infantil con la lectura de cuentos en la línea o el circulo donde se reúnen como comunidad.
  • En Casa de los Niños además de la lectura de cuentos, está la lectura global y distintos estímulos en la pared que despiertan el interés de los niños. Es común ver por el colegio puertas, ventanas o distintos elementos con el letrero de su nombre creado por algún niño o niña. Este ejercicio les resulta muy interesante pues los que están aprendiendo a escribir aportan letreros para su comunidad, y los que están aprendiendo a leer se interesan por lo que otros escriben.
  • En Taller con lectura en voz alta y sobre todo con el préstamo e intercambio de libros.
  • En Comunidad de Adolescentes los chicos se reúnen una vez por semana para hacer Seminarios de Literatura, en donde debaten, comparten y analizan los libros que leen durante todo el mes.

Es común que en una comunidad Montessori se invite a leer a los integrantes de la familia pues creemos que la lectura compartida se disfruta más.

Recuerda que en casa tú eres el ejemplo y mientras más leas, más leerán tus hijos.

5 Consejos para fomentar la lectura en tus hijos

La lectura es un placer que se adquiere.  Y como todo en casa, es difícil que se adquiera si tu hijo(a) no está rodeado de estímulos que lo acerquen a la lectura, y eso empieza por ti.

Podríamos decir que en Montessori los niños leen más ya que todo el tiempo están rodeados de lectura.

Aquí te compartimos 5 consejos para fomentar la lectura en tus hijos:

  1. Que te vean leer: los niños imitan lo que ven en casa y en el colegio. Es importante que si quieres fomentar la lectura en tus hijos, tú mismo leas con ellos
  2. Regala libros: en lugar de videojuegos, regala libros.
  3. Dependiendo de la edad, hay distintas actividades que puedes hacer. Si tienes un hijo(a) en edad maternal y preescolar,  tú mismo le puedes leer, incluso puedes designar un lugar en su cuarto o en casa para que sea su “rincón de lectura”. Si tu hijo(a) está adquiriendo la lecto-escritura, siéntate para que él mismo te lea.
  4. Visiten ferias de libros y librerías: entre más actividades vinculadas con la lectura, mayor será su interés.
  5. Un buen tema en la mesa: un buen tema para la hora de la comida es platicar acerca de la lectura que cada quien tiene. Es importante que, en caso de niños y niñas en primaria o secundaria, escuches y leas lo que están leyendo. De esta manera conocerás más sus intereses y podrán compartirlos.

Hay muchas maneras de fomentar el hábito de la lectura en casa. ¿Cuál es la tuya?

¿Es Montessori mejor que la escuela tradicional?

Por qué elegir Montessori

¿Por qué elegir Montessori?
¿Cuáles son las diferencias entre una escuela tradicional y una Montessori?

Ser una mejor mamá es posible

Hoy en día para las mujeres es cada vez más difícil encontrar el equilibrio entre la vida profesional y la personal. Las mujeres de hoy además de tener un trabajo, debemos ocuparnos de la casa, los hijos y el marido.

mamátrabajadoraCuando nos convertimos en mamás, todos estos compromisos suelen abrumarnos y terminamos por entregarnos por completo a todas estas labores y poco a poco nos vamos olvidando de nosotras mismas. Nos desdibujamos.

A través de mi experiencia como mamá de dos, puedo decir que mis hijos vibran en la misma frecuencia a la que vibro, es decir, si yo estoy frustrada o malhumorada, seguramente lo proyectaré de alguna manera a mis hijos. Una vez que tomé conciencia de esto, me fue más fácil dejar ir ciertas cosas que me hacían estresarme y cultivar otras que me hacen feliz.

Renuncié a tener una casa reluciente e impecable. Con la llegada de los niños, es IMPOSIBLE mantener un hogar ordenado al 100%. Dejar ir esta idea me ayudó a manejar mejor el estrés de ver la casa regada.

             Regar mi vida social. Ver a mis amigas, tomar café, salir a cenar, en fin, convivir con adultos e intercambiar ideas que no tienen que ver con mamilas, pañales y berrinches me ayuda a entender que no solamente soy mamá, también soy persona, soy mujer.

             Replantear prioridades. Así pude entender y enfocar mi tiempo y mi energía a lo que considero importante. Veinticuatro horas no parecen suficientes cuando tienes hijos pequeños, pero entender lo que importa, me ayudó a dejar de sentirme frustrada por lo que no alcanzaba a hacer.

             Tiempo para mí. Dedicar unas horas del día a hacer algo que me hace feliz, me ayudó a estar mejor. Dedico tanto tiempo a las necesidades de los demás (jefe, hijos, marido) que cuando me daba un tiempo para mí, hasta me sentía culpable. ¡NO MÁS! ahora me dedico por lo menos una hora diaria SÓLO a mí.

Estas pequeñas modificaciones me han permitido tener una mejor relación con mis hijos. Al final del día, comprendo que si yo estoy bien, mis hijos estarán bien.