En Montessori la autodisciplina es posible

Sí, ¡la autodisciplina es posible! y en un ambiente Montessori, aún más.

¿Cómo?

Un ambiente Montessori se caracteriza porque la Guía observa. La observación se vuelve fundamental, pues es a través de esta, que el adulto responsable detecta en qué proceso se encuentran los niños y cuáles son las necesidades naturales que manifiesta. Gracias a la observación, la guía sabe si el niño o niña tiene necesidad de movimiento, de orden, de exploración, independencia, entre otras.

Una vez que se detectan estas necesidades, es importante que el adulto evite pasar por encima de ellas o exigir más de lo que el niño o niña puede hacer. Pasar por encima de sus necesidades provoca enojo y frustración en los niños. Cuando el niño no tiene satisfechas estas necesidades, entra en conflicto y confrontación con el adulto.

Dentro de los ambientes Montessori se trabaja con distintas técnicas para poder ayudar a lo niños a formar autodisciplina y autonomía. Los principios fundamentales de la Filosofía Montessori involucran principios de disciplina inteligente y amorosa, así como inteligencia emocional.

Te compartimos factores fundamentales que se trabajan en un ambiente Montessori para promover la autodsiciplina, estamos seguros que podrán ayudarte de igual manera en casa.

  1. Nos comunicamos con los niños.

El niño o niña debe conocer con anticipación lo que esperamos que haga y cuáles son las reglas; en dónde y en qué momentos  puede hacer ciertas cosas y en dónde y cuándo no. Por ejemplo: puede correr en un parque, en el patio, etc. siempre y cuando sea el momento adecuado para ello, pero no puede correr en la calle o en un lugar reducido ya que podrá lastimarse o romper algo.

2. Los niños saben que se debe reparar el daño causado:

Las consecuencias siempre deberán ponerse de acuerdo al límite roto, no son castigos, sino una forma de reparar el daño hecho. Si tiró algo deberá recogerlo, si corre a pesar de que se dio la indicación de no hacerlo, entonces deberá estar tomado de nuestra mano o sentarse un momento.

3. Somos congruentes con los límites puestos:

Una vez que pongamos una consecuencia se debe de aplicar siempre que el límite se rompa, independientemente de nuestro estado de ánimo o grado de tolerancia. Sobretodo mostrar congruencia, ya que de nada sirve marcar un límite si en el fondo el niño sabe que nos hace gracia su conducta o bien que nos causa culpa ponerlos. Es importante evitar caer en discusiones, perder la calma y sobre todo el castigo físico.

4. Mostramos a los niños que sus actos tienen una finalidad y beneficio:

Los niños deben saber que sus actos tienen una finalidad y un beneficio para sí mismos y para los demás, ya que de esta manera tendrá interés en cumplir con lo acordado.

5. Hablamos con la verdad:

Solamente el niño confiará en el adulto cuando sabe que lo que le pide es por un bien, cuando no existen trampas, mentiras o chantajes. Por ejemplo, si la madre miente al niño acerca de que no va a salir de casa y lo hace cuando el pequeño está distraído, cuando le dice que si no obedece “mamá se pondrá triste”, cuando le decimos al pequeño que si no  come se pondrá flaco y feo, etc.

“El objetivo de la Disciplina inteligente es lograr que los hijos puedan convertirse a sí mismos en personas capaces de ser autónomos y constructivos para el entorno social en el que viven” Vidal Schmill

Educar para la paz en Montessori

Hoy observamos el mundo de una manera muy diferente a hace algunas décadas y es que existe un sentimiento general que la violencia en nuestro país y en el mundo está sobrepasando nuestros límites de tolerancia. ¿Por qué se generan movimientos tan violentos? Muchos factores influyen para que una nación sufra de violencia, nosotros creemos que el más importante es y seguirá siendo la educación.

Colegio Montessori Queretaro Educar para la Paz

Hablamos de una educación compartida colegio y familia. Una educación en donde se promueva la comunicación entre personas, se trabaje en la inteligencia emocional de cada niño, una educación donde el principio básico sea el respeto a la individualidad de cada persona  y su libertad de expresión. Pero sobre todas las cosas, una educación donde se fomente el trabajo colaborativo en lugar de la competencia. Un ambiente educativo diverso e inclusivo. En Montessori nos enfocamos en que los niños se desarrollen en un ambiente de paz:

 

 

 

  1. Gracia y Cortesía: las lecciones de gracia y cortesía ocupan un lugar común dentro de las lecciones de cada día. Por ejemplo, a los niños les mostramos cómo estrechar manos, saludar y despedirse. Aprendan a desarrollar paciencia, esperar y no interrumpir a alguien que está hablando o cómo decir “no gracias” “no me gusta”, etc.
  2. Resolución de conflictos: es imprescindible comprender la mejor manera de resolver conflictos, enfrentándolos pacíficamente y escuchando el punto de vista de las dos partes; sobre todo mostrarles que la comunicación sincera y con respeto resuelve conflictos mucho más fácil que ignorándolos o dejando que crezcan hasta un punto donde no hay vuelta atrás.
  3. Inteligencia Emocional: Ayudándole a los niños, niñas y jóvenes a observar y reconocer sus emociones y sentimientos, saber diferenciar los propios de los ajenos para llegar a la acción.
  4. Sin competencia: En Montessori no existe la comparación, los cuadros de honor, la competencia por ser el mejor. Se fomenta un ambiente en donde todos colaboremos por un fin común y que el momento de competir sea de una manera sana sin “pisotear” o “humillar” al oponente, sino respetando las diferencias y celebrando la amistad.
  5. Respeto, inclusión y diversidad: Respeto por el otro, honrar las similitudes y las diferencias. Compartir y celebrar la diversidad de creencias, de ideas, culturas, religiones, etc.
  6. Colaboración: Cada ambiente permite desarrollar un sentido de comunidad y colaboración.

Recuerda, todo comienza en casa. Es importante que tu hijo se desarrolle en un ambiente pacífico en donde reine la armonía entre papá y mamá y él pueda observar que los conflictos se resuelven a través de la comunicación y no de manera violenta. La disciplina y el entendimiento no se enseñan con golpes.

 

Actividades para el fin de semana

Te recomendamos algunas actividades para disfrutar con tus hijos este fin de semana.

Si sales, puedes dejar el ipad y el teléfono en la casa…. ¡NO PASA NADA! es sólo por un día, para que todos tus sentidos estén disfrutando el momento con tus hijos. Anda atrévete.

5 Actividades muy Montessorianas para el fin de semana:

  1. Sal al bosque a caminar para realizar las siguientes actividades:
  • Cuando paseen, asegúrate de comentar con tus hijos lo que estén experimentando. Háblales sobre el tiempo y las estaciones.
  • Si encuentras basura en el parque que estén visitando, recógela y busca un bote de basura para tirarla. Es importante que tu hijo observe este tipo de acciones para que en un futuro las adopte como propias.
  • Estimula la imaginación de tus hijos y acuéstense a observar las nubes. ¿Qué formas ven? ¿Qué historias pueden contar sobre las formas que ven en las nubes?

2. Hagan un rompecabezas juntos. Depende de la edad de tus hijos, el número de piezas y el estilo

3. Utilicen el cuerpo y los sentidos

  • Haz arte con ellos. Saca papel kraft y utilicen la pintura en el cuerpo para después deslizarse sobre el papel y hacer figuras distintas. Ensuciarse es una excelente opción de diversión, además que tanto tú como ellos expresaran sentimientos y emociones a través del arte
  • Deslícense en el jardín: utiliza bolsas de plástico, agua y jabón para crear un pasillo resbaladizo en tu jardín.

4. Haz experimentos con ellos. Tanto a niños como jóvenes les encanta experimentar. Si tienes hijos adolescentes busca en youtube experimentos que quieran probar juntos, entre más extremos más le gustará… (no olvides la seguridad). Si tienes hijos pequeños amarán saber por qué los objetos flotan o no, o si combinas colores que otros se forman, etc. Hay muchas actividades de ciencias para preescolares.

5. Visiten lugares de interés para sus hijos. Un parque de perros a los niños les fascina ver perros correr, ensuciarse y jugar con ellos.

Recuerda que no siempre tienes que gastar mucho para pasarla bien. Te sorprenderá que lo más sencillo es muchas veces lo más divertido.

 

 

Montessori: Un ambiente en donde tu hijo aprenderá a colaborar

¿Por qué decimos que en un ambiente Montessori se forma un sentido de comunidad y colaboración natural?

Cada ambiente es como la vida misma, en donde niños, niñas y jóvenes de diferentes edades conviven y colaboran entre sí.

Te compartimos 10 cosas que suceden en un ambiente Montessori que fomentan la colaboración:

  1. En cada ambiente hay un lugar donde preparar alimentos. Quien o quienes los preparan los comparten con todos
  2. En el área de Vida Práctica de cada ambiente existe una escoba, un recogedor, una cubeta, trapos, trapeador, etc. En Taller y Comunidad de Asolescentes los chicos se dividen en comisiones para que al final de la semana, el ambiente de trabajo quede limpio y listo para la siguiente.
  3. Es común observar dentro de los ambientes a los estudiantes apoyándose entre sí: a cargar una mesa, transportar un material, etc.
  4. La mezcla de edades propicia que los niños más avanzados apoyen a los que tienen mayor dificultad
  5. Cuando se presentará algún proyecto o exposición, cada estudiante colabora para llegar a la meta final. Se propicia que sean cosas hechas por ellos o de casa para sí evitar un consumo desmesurado.
  6. Hay un día a la semana o al mes que se realiza un refrigerio compartido en donde cada estudiante trae algo para compartir con todos.
  7. En los Ambientes Montessori es común observar “circulos” o juntas de consejo y cada Ambiente tiene un propósito distinto. Por ejemplo en Comunidad Infantil, el círculo se utiliza para compartir un cuento o una canción. En Casa de los Niños se utiliza para platicar acerca de lo que hicimos el fin de semana o para realizar alguna actividad en conjunto. En Taller los estudiantes  y sus guías se sientan en circulo para resolver conflictos en conjunto.
  8. Cuando un niño o niña cumple años, se comparte pastel y alimentos. Es muy lindo ver cuando el festejado omla festejada reparten los alimentos que sobraron del festejo a otros ambientes, al personal administrativo y de mantenimiento.
  9. A la hora del lunch un estudiante reparte los manteles de tela, otro ayuda a servir el agua y otro les desea buen provecho a todos.
  10. Cuando un estudiante encuentra algo en casa o en el patio que quiere compartir con todos, se presenta en el circulo y se coloca en la mesa de observación para que todos los niños del ambiente puedan observarlo durante el día.

 

Si buscas un ambiente donde tu hijo aprenda la importancia de la colaboración y el bien común, entonces Montessori es para ti.

 

Como hablar con tus hijos acerca de la muerte

La muerte es un tema que puede parecer difícil de tratar con niños, incluso a veces con jóvenes y adultos. Sin embargo, en ocasiones, los temas más difíciles deben tratarse de la manera más simple y concreta posible.

Elizabeth Kübler-Ross dice sobre el tema: “Un niño jamás hará una pregunta si no sabe que está preparado para escuchar la respuesta”

No hay una fórmula perfecta para tocar este tema con tu hijo. Cada madre y padre, conocen su historia y su contexto, y de acuerdo a tal, es cómo abordarán el tema.

Montessori, más allá de ser una pedagogía o un método de educación es una filosofía de vida. Si nos basamos en ella para el desarrollo de nuestros hijos, podemos encontrar que a través de los principios básicos de observación, respeto al ritmo y proceso de cada niño, así como la libertad, encontramos que la filosofía nos ayuda a tratar  distintos temas con nuestros hijos, entre ellos la muerte.

Aquí te presentamos lo que nosotros como Colegio Montessori, haríamos para enfrentar el tema con un niño(a):

  1. Obsérvalo: si en la familia están pasando por una pérdida, observa a tu hijo. Su forma de actuar, de caminar, de relacionarse con otros. ¿Qué intereses tiene? ¿Qué busca? ¿De qué habla?. Muchas veces puede estar buscando consuelo de manera indirecta.
  2. Haz una escucha activa: prepárate para escucharlo. Antes de darle tu opinión o respuesta respecto a la muerte, primero escucha cómo se siente, qué piensa, qué entiende él por muerte.
  3. Habla siempre con la verdad: los niños en edad preescolar necesitan información más concreta. Una respuesta simple a la pregunta ¿qué es morir? puede ser: morir es cuando el cuerpo deja de funcionar, ya no respira, ya no camina, etc. Entre menos metáforas utilices acerca de la muerte mejor para tu hijo(a).
  4. Hazle saber que el ser querido siempre estará presente en las fotos y en los recuerdos, así como cada vez que hablen de él o ella.
  5. Haz que se sienta seguro: cuando los niños están en una situación cercana a una pérdida, pueden llegar a sentirse inseguros por la pérdida de sus padres. Si llega a preguntarte ¿tú también te vas a morir? es importante que le hables con la verdad y le confirmes que todos vamos a morir en algún momento cuando estemos muy viejos. Dale la seguridad y confianza de que estarás todavía mucho tiempo con él para cuidarlo y protegerlo.
  6. La contención es importante: no olvides contenerlo. Tu hijo(a) también está en duelo. Compártele tus sentimientos pero no lo abandones. Abrázalo, escúchalo y acompáñalo en su duelo. Si es necesario la ayuda de un especialista, búscala, no lo dudes. Es importante que tanto tú como tu hijo(a), sanen.
  7. Apóyate de la literatura: existen libros para niños que hablan sobre la muerte. Una recomendación es “El Pato y la Muerte” de Wolf Erlbruch. También puedes encontrar bibliografía que se adecue a tus necesidades, hay mucho material disponible.
  8. Platica con su guía o maestra para que lo observe más en el colegio y tenga la libertad de expresar sus sentimientos.

 

 

Día de Muertos al estilo Montessori

La Filosofía Montessori se caracteriza por permitir que los niños se involucren a través del trabajo con sus manos, en toda su experiencia de aprendizaje.

De la misma forma, las escuelas Montessori alrededor del mundo, respetan y siguen las tradiciones de sus localidades.

En Mexico, festejar el Día de Muertos es una tradición y una oportunidad para que los niños, niñas y jóvenes vivan la experiencia y conozcan con mayor profundidad sus raíces.

En un colegio Montessori, el festejo del Día de Muertos se vuelve peculiar pues todos los niños se involucran de distintas maneras.

Por ejemplo, este año las guías de Casa de los Niños llevaron al ambiente estímulos, objetos, canciones y lecturas que compartieron con los niños en el círculo. Entre todos, realizarán un altar. Cada niño traerá lo que quiera aportar para la construcción del altar así como en consenso decidir para quien será la ofrenda.

En Taller I, cada ambiente se enfocó en que los niños y guías investigarán de qué manera se festeja el día de muertos en distintos puntos de la República Mexicana y así compartir, además del altar, los resultados de su investigación.

En Taller II, cada ambiente realizó una investigación acerca de los personajes históricos del movimiento y consumación de Independencia de México. De esta manera, cada estudiante representará a uno de ellos desde su tumba.

Colegio Montessori Queretaro CalaveritasLos estudiantes de la Comunidad de Adolescentes crearon calaveritas y textos que compartieron con todos los niños del Colegios, apoyados por sus propias caracterizaciones.

El año pasado todos los estudiantes de Taller I y Taller II realizaron en conjunto un mural, combinando así su investigación y aprendizaje del tema como su talento en expresión y artes plásticas.

 

Así, invitamos a los miembros de nuestra comunidad para que vengan a presenciar la experiencia que sus hijos vivieron alrededor de este tema. Más allá se ser una presentación para papás y miembros de la comunidad, el objetivo es que los niños se involucren en todo el proceso, desde la investigación hasta la creación.