Tips para mamá y papá con niños entre 1 y 3 años.

Los primeros 3 años de tu hijo

¿Sabes por qué son tan importantes los primeros 3 años de vida de tu hijo?

En los primeros 3 años se desarrolla el lenguaje, empieza a formar su orden interno a través del orden externo. Son los cimientos para formar al hombre o mujer del futuro. En estos 3 años va adquiriendo independencia, seguridad y confianza.

¿Qué importancia tienen los sentidos en su desarrollo?

Los sentidos son la base del aprendizaje, ya que con ellos podemos oler, sentir, escuchar y observar. De esta manera tu hijo podrá clasificar los estímulos del mundo que lo rodea.

¿Es importante el movimiento a los 3 años?

El movimiento es la base para el desarrollo de tu hijo ya que es una necesidad natural. El conocer, tocar, sentir y observar el ambiente que lo rodea, lleva a tu hijo a crear su orden interno, ubicación espacial y su adaptación a través de la convivencia con los demás niños.

El Colegio Montessori de Querétaro le brinda a tus hijos la oportunidad de relacionarse con otros niños, integrarse a un espacio donde hay reglas distintas a las de casa, la relación con otros adultos y la posibilidad de desarrollar diferentes habilidades a través de las actividades que se llevan a cabo dentro de nuestros ambientes (salones).

Nuestra Comunidad Infantil es un ambiente rico en estímulos que le permiten al niño explorar, desarrollar y enriquecer su vocabulario. Aquí, tus hijos comenzarán su desarrollo visomotor a través de actividades específicas que le permitirán coordinar ojo-mano, ojo-pie.

Recuerda que en el proceso de la mente, primero es entender, luego procesar y más tarde reproducir lo aprendido a través de la memoria.

Desarrolla el potencial de tus hijos

 

Comunidad Infantil, una transición suave entre la casa y la escuela.

La Comunidad Infantil en el Colegio Montessori de Querétaro es un espacio de transición entre la casa y la escuela. Se trata de un ambiente acogedor, armonioso, lleno de objetos familiares, que de alguna manera semeja un hogar.

Esta etapa es crucial emocionalmente para tu hijo. Se trata de la primera vez que el niño pequeño se desprenderá de su mamá o cuidador por un tiempo prolongado y esta experiencia de desapego repercutirá en otras etapas de su desarrollo.

Tomando eso en cuenta, la llegada de los niños por primera vez a la Comunidad Infantil se hace de manera escalonada, es decir, entran los niños que ya estuvieron el ciclo anterior y los nuevos van entrando poco a poco. Tu hijo asistirá desde algunos minutos hasta una hora, dependiendo de la angustia que muestre. Se te pedirá que te quedes cerca del colegio ya que si tu hijo se muestra muy angustiado e inseguro te llamaremos para que pases por él. Al día siguiente alargaremos su estancia unos minutos dependiendo de su estado.

El tiempo se irá alargando con los días de acuerdo con el estado emocional en el que se encuentre tu hijo hasta que logre permanecer el mayor tiempo dentro del ambiente sin angustiarse. La guía se dedicará completamente a él, lo mantendrá cerca de ella todo el tiempo y lo acompañará a explorar lo que el desee. Lo consolará y apapachará en la medida que él lo permita.

Es importante considerar que los niños a esta edad (a partir de un año) no tienen noción del tiempo y el espacio. Cuando su mamá los deja en la escuela no saben si su mamá regresará o no, y aunque se les afirme que así será, inevitablemente sufrirá de abandono.

La adaptación de cada niño es diferente, puede tomarle desde una semana hasta un par de meses incorporarse completamente al ambiente.

El perfil de las guías de Comunidad Infantil debe ser el de una persona que transmita seguridad, cariño, comprensión y pacienca a los niños que por primera vez estarán en un ambiente desconocido, ya que de alguna manera estará sustituyendo, por algunas horas, la imagen de la mamá o cuidadora.

De esta manera logramos que el niño pase por este período de adaptación de la manera más armoniosa y menos traumática posible.

Descubre la Comunidad Infantil del Colegio Montessori de Querétaro

 

Visita: http://www.montesssoriqro.com

 

¿Qué hace un niño en el primer día dentro de un ambiente en el Colegio Montessori de Querétaro?

¿Ya pasó un mes y tu hijo aún no se adapta a su escuela?

Que hace un niño cuando entra por primera vez a Montessori

En un ambiente Montessori  el proceso de adaptación es fundamental para que tu hijo(a) se sienta seguro y feliz dentro del colegio. Es un proceso al cual le dedicamos tiempo con profundo respeto hacia las necesidades de tu hijo(a).

¿Qué sucede cuando un niño entra a Comunidad Infantil (maternal Montessori) o a Casa de los Niños (preescolar Montessori) por primera vez?

1. Será el único niño o niña nueva en el ambiente, por lo que La guía debe asegurarse de dedicar la mayor parte de su tiempo a acompañarlo dentro del ambiente.

2. Observará y caminará por el ambiente para reconocerlo, a su ritmo y sin presión

3. Al empezar el día le dará pequeñas indicaciones de dónde debe sentarse, cómo colgar su suéter, dónde colocar sus cosas, etc.

4. Si llora, será apapachado(a) y reconfortado(a)

5. En este tiempo de reconocimiento el niño(a) será invitado a alimentar a los peces, regar las plantas, sentarse en la mesa de observación y pasar un rato en el rincón de lectura, lo que le ayudará a sentirse parte del ambiente.

6. Trabajará con algunos materiales para que se sienta seguro y al día siguiente pueda elegirlos libremente

7. A la hora de la línea será presentado con todos sus compañeros y se le dará la bienvenida.

8. La guía también involucrará a algunos niños, si es que no lo han hecho por iniciativa propia, para que le ayuden en algunas tareas y algunas rutinas  que se llevan dentro del ambiente.

Así, conforme pasen los días, la guía irá soltando al niño(a) de acuerdo a sus necesidades, hasta que se sienta seguro dentro de su nuevo entorno.

En un colegio Montessori tu hijo(a) es quien nos va marcando el ritmo para su adaptación. Es necesario que le transmitas seguridad y confianza para que él o ella misma lo pueda sentir.

La canasta de los tesoros: tips para entretener a un bebé

Una vez que tu bebé pueda sostener objetos en la mano y desplazarse de alguna manera o sentarse, le encantará explorar en una “canasta de los tesoros”.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La canasta debe ser de paredes bajas, de tal forma que el bebé pueda alcanzar los objetos. Contendrá objetos de uso de la casa y algunos otros que provengan de la naturaleza. Se deberá evitar incluir objetos con filo, que pueda ser tragado y que pueda lastimar al bebé.

Te recomiendo recolectar entre 50 y 100 objetos que sean atractivos a la vista y al tacto. Los objetos deben tener diferentes características: color, forma, textura, peso y olor.  Por ejemplo, puedes incluir en la canasta: una cartera, un cepillo, una piedra, una pluma de ave, etc.

No pongas todos los objetos en la canasta al mismo tiempo. Pon 10 objetos o más (dependiendo de la edad de tu bebé) y velos cambiando después de que tu hijo los haya explorado durante algunos días.

Los objetos que tienen distintos patrones visuales, diferentes texturas en la superficie, aromas, que se sienten fríos o templados al tacto, aquellos que hacen ruido, resultarán más atractivos.

Recuerda que tu hijo está explorando el mundo por primera vez, así que quizá esta sea su primera experiencia sensorial con algún objeto.

La canasta de los tesoros puede capturar la atención de un bebé hasta por 30 minutos. No ofrezcas la canasta a tu bebé cuando está cansado o hambriento. Procura invitarlo a explorarla cuando esté descansado y alerta.

Aprende a observar a tu hijo y a no interrumpirlo. No trates de decirle como se llaman los objetos, ni describas la forma o el color. Se trata de un ejercicio sensorial en el que debemos permitir al bebé un momento de libre exploración.

La canasta de tesoros forma parte de los materiales de trabajo en nuestra Comunidad Infantil, descúbrela.

Fuente: Seldin T. (2006). How to Raise an Amazing Child. The Montessori Way. New York. DK Publishing.

Control de esfínter

Existen diferentes puntos de vista con respecto al control de esfínter en los niños. Psicólogos, pedagogos y educadores defienden sus posturas en cuanto a las edades y las mejores maneras de hacer que un niño deje el pañal. Además, hoy en otros países, existen papás que han tomado la decisión de no ponerles pañales a sus hijos nunca.

El control de esfínter depende del desarrollo y maduración del Sistema Nervioso Central (SNC), por lo que el avance en el dominio es diferente en cada niño. Por lo tanto el poder hacer pipí y popo voluntariamente no depende del aprendizaje sino de si el niño está fisiológicamente listo.

A los 12 meses, los niños no tienen conciencia sobre sus movimientos intestinales ni su vejiga. Pero entre los 15 y 18 meses algunos pequeños comienzan a hacer gestos o a darse cuenta de que están mojados.

Entre los 18 y 24 meses, algunos niños empiezan a expresar el deseo de orinar, pero no tienen la capacidad de retenerlo algunos minutos.

Si observamos lo siguiente en nuestros hijos, quizá sea un buen momento para comenzar con el proceso de dejar el pañal:

  • Largos períodos con el pañal seco.
  • Avisa cuando está haciendo pipí o popó.
  • Muestra mucho interés en el baño y observa cuando alguien lo utiliza.
  • Dice pipí o popó.

Preparación:

  • Dejar los biberones. No es lo mismo que el niño controle una pequeña cantidad (un vaso pequeño) de líquido en la vejiga a 9 onzas de jugo, por ejemplo.
  • Tener varios calzones de tela.
  • Ponerle ropa cómoda y fácil de usar.
  • Adaptar el baño o conseguir uno pequeños para que le sea más cómodo.
  • Paciencia y calma.

Una vez que el niño esté listo, en mi experiencia, es mejor que utilice calzones de tela para que sienta que está mojado y comprenda que quizá la próxima vez pueda retenerlo o ir al baño cuando sienta la necesidad de hacer pipí. El pañal de noche quizá deba quitarse una vez que el niño ha mostrado cierto dominio sobre su esfínter en el día.

Si se ha optado por un método definitivo y no paulatino de dejar el pañal, entonces se recomienda que no se planeen actividades que requieran estar fuera de casa por mucho tiempo o considerar la opción de llevar un bañito portátil cuando salgan de casa.

En el Colegio Montessori de Querétaro, vamos de la mano contigo en el proceso de control del esfínter. Primero observamos y si junto contigo, pensamos que tu hijo(a) ya está listo, iniciamos el proceso. Conoce más acerca de nuestra Comunidad Infantil.

Los primeros años son los más importantes

En el libro “La Mente Absorbente” la Dra. Montessori escribió: “El período más importante de la vida no es la edad universitaria, sino la primera edad; esto es, el período entre su nacimiento y la edad de los seis años. En este periodo se forma la inteligencia del hombre, su gran atributo. Pero no sólo su inteligencia, sino la totalidad de sus poderes psíquicos. A ninguna otra edad el niño necesita más de una guía inteligente, y cualquier obstáculo que impida su trabajo creativo, disminuirá la oportunidad de que éste alcance su perfección.

Estudios psicológicos recientes han confirmado las teorías de María Montessori. Después de analizar varios de esos estudios, el Dr. Benjamin S. Bloom de la Universidad de Chicago escribió en “Stability and Change in Human Characteristics” (Estabilidad y Cambio de las Características Humanas): “Desde el momento de la concepción hasta la edad de los 4 años, el individuo desarrolla un 50% de su inteligencia madura; de los 4 a los 8 años el niño desarrolla otro 30%. Esto nos da una idea del crecimiento acelerado de la inteligencia en los primeros años de vida y de la posible gran influencia del medio ambiente en este desarrollo”.

 

 

 

 

 

 

 

El Dr. Bloom está de acuerdo con la teoría de la Dra. Montessori que afirma: “El medio ambiente tendrá un impacto máximo durante el período de mayor crecimiento de una característica específica”. Citemos un ejemplo muy extremo: una dieta de hambre no afectará la altura de un muchacho de 18 años, pero sí podría dañar severamente el crecimiento de un bebé de un año de edad. Ya que el 80% del desarrollo mental de un niño ocurre antes de que cumpla los 8 años, la importancia de tener condiciones favorables durante estos años es innegable.

Texto tomado del libro: “Una Guía para Padres al Aula Montessori” de Aline D. Wolf

Si quieres conocer más acerca de nosotros, visita: www.montessoriqro.com

Necesidades esenciales de un niño de 1 a 3 años

¿Cuáles son las necesidades esenciales de un niño en su etapa maternal?

El niño y el ser humano en general, tienen necesidades esenciales que deben ser cubiertas principalmente en sus primeros años de vida para lograr un óptimo desarrollo. Desafortunadamente, hoy en día muchas de esas necesidades son desatendidas por  el adulto o bien son suplidas por necesidades artificiales que se convierten en un obstáculo en la formación natural del individuo.

Algunas de las necesidades esenciales son el autoconocimiento, la autoestima, la necesidad de sentirse seguro de sí mismo, sentir el amor de otros seres humanos; necesita ser creativo, sentirse libre, ser espontáneo, explorar, moverse, manipular objetos, relacionarse, comunicarse, orientarse, trabajar, jugar, repetir, imitar y en base a la repetición, perfeccionarse. 

Sin embargo desde que el niño es muy pequeño, se le van creando una serie de necesidades artificiales que se contraponen a las esenciales, por ejemplo:

– Ante la necesidad de autoconocimiento, está la necesidad artificial de la aprobación del adulto, de las alabanzas y la premiación.

– El niño necesita la autoestima y sentirse seguro de sí mismo y no la necesidad artificial de compararse y ser comparado (juicios y calificaciones).

– Las necesidades esenciales de de creatividad y espontaneidad se suplen por las del intelectualismo y acumulación de datos y conocimientos, por ejemplo: tareas y presión de los padres para la lecto-escritura.

– La exploración, el movimiento y la manipulación de objetos se inhiben ante el entretenimiento constante: juguetes que hacen todo, tener a los niños siempre ocupados tanto en la escuela como después de ella y clases de todo.

– En lugar de desarrollar la orientación existe la dispersión y distracción.

Es por ello que el Ambiente Preparado que tienen los pequeños de Comunidad Infantil del Colegio Montessori de Querétaro, toma en cuenta las necesidades esenciales del ser humano, es un ambiente en donde el niño puede desarrollar sus aptitudes naturales y sus talentos especiales, son  niños que fluyen de manera natural con alegría y seguridad. El ambiente es la tierra donde ellos al igual que semillas, crecerán día a día como seres integrados, capaces de pensar inteligentemente y apreciar la vida en su totalidad.

“La vida es un pozo de aguas profundas. Uno puede venir al pozo con cubetas pequeñas  y sacar solamente un poco de agua o uno puede venir con cubetas grandes para sacar agua abundante que nutrirá y sostendrá”

– Krishnamurti –