Lo que se puede y lo que no se puede dentro de un ambiente Montessori

Uno de los mayores retos que enfrentamos en el Colegio Montessori de Querétaro es aquel que tiene que ver con la creencia de que “en Montessori, los niños hacen lo que quieren”. Esta creencia, por demás infundada, ha dañado la imagen de la filosofía, haciendo creer a los papás, que no existen límites, ni disciplina dentro de un ambiente de trabajo.

Aquí enlisto algunas cosas que se pueden y no  se pueden hacer:

Lo que se puede

Lo que no se puede

– Los niños tienen la libertad de elegir con qué material trabajar

– No podrá tomar material que no haya sido mostrado por la guía previamente.

– Los niños puede tomar un material y repetirlo las veces que así lo deseen.

– Los niños no pueden tomar el material que esté siendo utilizado por alguien más, tendrá que esperar a que el niño que lo esté trabajando, lo termine y lo regrese a su lugar.

– Los niños tienen la libertad de desplazarse (moverse) libremente por el ambiente.

– No está permitido correr .

– Los niños pueden observar el trabajo de los demás.

– Un niño no puede interrumpir a otro. Para poder observar a otros, el niño debe permanecer en silencio y con las manos atrás.

– Los niños tienen la libertad de platicar dentro del salón.

– No pueden gritar. Deben hablar en tono de voz bajo de tal manera que no interrumpan el trabajo de los demás.

En el Colegio Montessori de Querétaro estamos convencidos de que un ambiente en donde existen límites  y reglas claras propicia en los niños seguridad y estructura, lo que permitirá el desarrollo de su potencial.

¿Sigues pensando que en Montessori los niños hacen lo que quieren?

 

 

Exploración y Conocimiento del Medio en el Colegio Montessori de Querétaro

María Montessori creía que eran necesarias dos cosas para que los niños crecieran y se convirtieran en seres humanos de paz: el conocimiento y la  conciencia de la interdependencia entre todos los seres que habitamos el cosmos y el sentido de gratitud que proviene de la misma.

Es a través de esta educación Cósmica, que los niños reciben lecciones que les permiten desarrollar esa conciencia y gratitud hacia las generaciones previas y a los beneficios recibidos. A través de diversas experiencias, los niños están expuestos no solamente a la convivencia con humanos, sino a todo tipo de formas de vida y elementos en la naturaleza, animales (existentes y extintos), plantas, rocas, océanos, bosques e incluso moléculas de partículas atómicas.

Gracias a estos aprendizajes, los niños desarrollan un sentido de importancia, propósito y responsabilidad que llevan a su vida adulta y que les permite elegir una vocación que los haga sentirse plenos.

 

Conoce más sobre el Colegio Montessori de Querétaro

El Gran Mito sobre Montessori

¿Cuántas veces hemos oído que en Montessori “los niños hacen lo que quieren?

Este es el principal mito alrededor de la Educación Montessori. Cuando la gente hace ese tipo de comentarios sin saber, dan por hecho que en un ambiente (salón de clases), los niños no tienen estructura, trabajan sin orden,  sin ningún objetivo y aparentemente sin ningún control. Nada más alejado de la realidad.

Te invitamos a que eches un vistazo a lo que pasa dentro de un ambiente en el Colegio Montessori de Querétaro.

 

 

¿Sigues creyendo que los niños hacen lo que quieren?

 

10 principios Montessorianos para llevar a casa

Me gustaría compartirles algunos principios fundamentales Montessorianos para que practiquen en casa. Estos principios son relevantes para cualquier niño en edad preescolar.

1. Debes SEGUIR al niño. Este es el más importante principio de todos y debe seguirse a cualquier edad. Debemos respetar y honrar el interés y la necesidad de cada uno de nuestros hijos.

2. Dale a tu hijo la libertad de explorar en espacios cerrados y abiertos por igual, siempre y cuando sea seguro y utilice esa libertad de manera positiva.

niñosnaturaleza

3. Dale a tu hijo la oportunidad de utilizar las manos tanto como sea posible. Tu hijo debe estar expuesto a todas las experiencias concretas que tengan que ver con el uso de sus manos para después lograr la abstracción de conceptos.

4. Promueve todo tipo de ejercicios de Vida Práctica y Sensorial. Estos ejercicios promueven su independencia, coordinación, concentración y orden. Además, estos ejercicios son una preparación indirecta para otras áreas de aprendizaje como matemáticas y lenguaje.

DiegoCI

5. Ten utensilios y materiales de su tamaño a la mano en cajones y estantes de fácil acceso, esto promueve la repetición de ejercicios.

6. No interrumpas sus ciclos de trabajo (o juego).  Dale la oportunidad de ir construyendo períodos de concentración cada vez más largos.

7. Evita los premios y castigos. Dale la oportunidad de reconocer su propio esfuerzo y de sentir satisfacción después de lograr una tarea.

8. Muéstrale cómo. Cuando no sepa cómo utilizar algo, hazle una demostración con secuencia de pasos. Que tus movimientos sean lentos y precisos.

9. Que el ambiente que lo rodea sea ordenado y atractivo. El orden externo promueve el orden interno y la inteligencia.

juguetesorden

10. Cuando le ofrezcas una actividad nueva,  revisa que aisle una sola dificultad (si se trata de clasificar colores, que solo sea esa cualidad. No incluyas cualidades como tamaño y  forma en el mismo ejercicio). Cuando se trata de una sola dificultad el error será tan evidente, que lo detectará solo.

 

http://livingmontessorinow.com/2011/03/08/top-10-montessori-principles-for-natural-learning/

El Silencio, La Meditación y la Atención Plena

La época que nos tocó vivir está llena de ruido y estrés. Nuestra rutina está acompañada de aparatos electrónicos que emiten sonidos fuertes todo el tiempo. Automóviles, iPod, teléfonos celulares, computadoras, teléfonos, televisión, etc. Cada vez es más difícil que las personas nos “desconectemos” de estos aparatos y que pasemos tiempo en silencio. No debería sorprendernos que los niños de nuestra era hablen fuerte o griten casi todo el tiempo ya que están compitiendo contra todo el ruido que los rodea para ser oídos. Es una pena que pocos conozcan y disfruten el silencio.

El silencio promueve la contemplación, la meditación y los ejercicios de conciencia, o atención plena.

Estudios realizados en programas de Atención plena en escuelas han encontrado que las prácticas regulares de ejercicios de conciencia, meditación, respiración, mejora considerablemente el autocontrol en los alumnos, aumenta la participación, el respeto por los demás, la felicidad, el optimismo y la auto aceptación. Los ejercicios de conciencia reducen la actividad en la amígdala, el centro emocional en el cerebro encargado de las reacciones por miedo y estrés.

María Montessori incorporó el silencio como una herramienta mágica dentro del ambiente de trabajo.
Los ambientes de Casa de niños del Colegio Montessori de Querétaro  son buen ejemplo  de una práctica de atención plena, meditación, contemplación y silencio. Algunos ejercicios que utilizamos para promover estas prácticas, son:

La Mesa de Observación

Ejercicios de Vida Práctica

El Juego del Silencio

Ejercicios de Vida Práctica

Ejercicios en la Línea

caminandoenlalinea

 

 

 

Visita: www.montessoriqro.com

 

Gracia y Cortesía en un ambiente Montessori

Cuando voy a fiestas de mis hijos siempre salgo alterada. Esas dulces fiestas infantiles se han convertido en verdaderos campos de batalla. Los niños corren por todos lados sin control, gritan, empujan, se amontonan, en fin, de verdad siento que no hay educación. A las mamás parece no importarles el comportamiento de sus hijos, pues rara vez observo que alguna interrumpa su entusiasta conversación  con las amigas para observar el comportamiento de su hijo. Cada vez es más raro observar niños que esperan su turno pacientemente en un juego, o  que se disculpan cuando sin querer golpearon o empujaron a alguien.

 niñospeleando

Parece que cada vez menos personas consideran el valor de enseñar a los niños los detalles específicos de un comportamiento aceptable. En los colegios Montessori las lecciones de “gracias y cortesía” son parte curricular en el plan de trabajo. Les mostramos a  los niños como saludar a alguien, darle  la bienvenida, despedirse, dar las gracias, decir por favor; hablar en un tono de voz bajo dentro de un ambiente de trabajo, jugar amablemente, disculparse y resolver conflictos de manera pacífica.

Estos son algunos ejemplos de algunas lecciones de gracia y cortesía.

       Decir “gracias”, “por favor” y “ de nada”

       Usar un tono amable cuando hables con alguien más, sin llorar, gimotear o gritar.

       Cómo esperar un turno

       Cómo preguntar si puedes jugar

       Cómo saludar y presentarte

       Cómo abrir y cerrar puertas

       Qué hacer si toses o estornudas

       Cómo halagar a alguien

       Dejar que otros pasen primero que tú

       Decir “disculpa” si chocas con alguien

       Responder amablemente cuando alguien te llama

       Aprender a esperar

       No interrumpir a alguien que está hablando

Visita: http://www.montessoriqro.com

La Preparación de una Guía Montessori va más allá del curso de entrenamiento

Durante años ha existido la controversia en el ambiente Montessoriano acerca de qué guías son las mejor calificadas. Esta diferencia de opiniones ha llevado a serias confrontaciones entre colegios  e instituciones certificadores, al tal grado que algunas guías Montessori que no poseen un certificado de alguna asociación específica se les niega trabajo en algunas escuelas Montessori.

guía

Les comparto mi experiencia. Fui niña Montessori desde que estuve en el vientre.  Mi mamá, guía Montessori AMI con 33 años de experiencia, fundó un colegio y cuando el momento fue oportuno inicié mi formación como guía dentro de un ambiente de Casa de niños. Mi labor consistía en asistir a una guía AMI. Cuando llegó el momento de decidir mi formación “formal” decidí que el certificado AMS (MACTE) era el que más me convenía. A mi regreso del curso descubrí que la mezcla de las dos visiones enriqueció profundamente mi práctica.

En mi camino en la educación, he convivido con guías que se han acreditado en diversas asociaciones. Mi conclusión es la misma, no importa donde hayas estudiado, lo importante es qué has hecho desde que te formaste. Como toda carrera, ser guía Montessori implica actualizarse constantemente; una transformación fundamental en el SER, que te lleve a guiar a los niños desde una postura espiritualmente renovada. No importa qué institución te haya acreditado; si no lograste transformarte como persona, no serás una buena guía.

Acabo de terminar una maestría en Educación en “Montessori Integrative Learning” y pude conocer a guías de Estados Unidos, Nueva Zelanda, Noruega, Tailandia y Holanda, cada una certificada por diferentes organismos. Esta convivencia confirmó lo que pensaba; estas guías se han seguido preparando desde que tomaron su primer curso; ahí radica la diferencia.

En el Colegio Montessori de Querétaro nos preocupamos por contratar guías que además de su formación en educación Montessori, tengan estudios relacionados con la educación y el desarrollo infantil. Además de estos requisitos, contratamos personas dispuestas a seguirse capacitando pero, sobre todo, seres humanos preocupados por su propio desarrollo humano, así como por su transformación espiritual al servicio de los niños.

Visita: www.montessoriqro.com

Disciplina en un ambiente montessori

Cuando el tema de la Educación Montessori surge en alguna charla, estos son los dos comentarios frecuentes de gente que no conoce ampliamente esta alternativa de educación. “En ese método los niños hacen lo que quieren, los ambientes parecen tener demasiada libertad y caos”, o por el otro lado “son ambientes de trabajo con demasiada estructura”.

Cuando un Ambiente Montessori es bien llevado la guía tiene la difícil tarea de encontrar el balance perfecto entre la libertad y la disciplina. Es precisamente la base de la libertad y la estructura la que construye la disciplina en un niño.

De acuerdo con María Montessori si la disciplina se basa en la libertad, la disciplina debe ser necesariamente activa. No podemos considerar a un individuo disciplinado sólo cuando se lo ha reducido artificialmente al silencio o se le ha vuelto inmóvil. Este niño silencioso e inmóvil es, en realidad, un niño al que se le aniquiló la voluntad. Llamamos a un individuo disciplinado cuando es dueño de sí mismo y puede, por lo tanto, regular su propia conducta cuando resulte necesario para seguir alguna norma de vida. Disciplina activa

Muchas personas asumen que la disciplina es algo que debe ser impuesto desde fuera por un figura de autoridad, que debe ser obedecida sin ser cuestionada. En una ambiente Montessori la disciplina no es algo que se ejerce sobre el niño; tampoco se trata de una técnica de control del comportamiento. El principal enfoque, en Montessori, se da en el lugar interno del control, que permite al individuo elegir el comportamiento adecuado porque resulta bueno para él y para la comunidad.

Montessori sostenía que la disciplina es “no un hecho sino un camino”. La verdadera disciplina viene de dentro y es el resultado del continuo desarrollo del crecimiento interno.

El niño debe desarrollar un orden interior a través del trabajo antes de que sea capaz de elegir y llevar acabo sus propios actos.

Montessori encontró que a los niños se les otorga, a través de la libertad inherente en sus ambientes de trabajo, los recursos para que la autodisciplina sea revelada. La independencia no disminuye el respeto por la autoridad, al contrario, la profundiza. Una de las cosas que más despertó su interés fue el observar que el orden y la disciplina están íntimamente unidas y resultan en libertad.

La autodisciplina conlleva un grado de auto respeto que lleva al niño a respetar los derechos y necesidades de los otros. De esta manera puede aprender y crecer  en la seguridad de una comunidad de individuos respetuosos.

 

¿Por qué letra cursiva en Montessori?

Muchos papás se preguntan por qué algunos colegios Montessori preservan la letra cursiva como una parte fundamental en la enseñanza de la lectura y la escritura.

Por muchos años ha existido el gran debate entre aquellos que piensan que la letra cursiva debealfabeto movil seguir siendo la primera opción para que los niños aprendan a leer y a escribir, mientras que existen otros profesionales que opinan que no existe ninguna diferencia.

Desde mi óptica la letra cursiva debe de seguir en el proceso inicial en el desarrollo de la lectoescritura en los ambientes de casa de niños. Con base a la experiencia puedo decir que el cambio de la letra cursiva a la imprenta se da de manera natrual en edades posteriores y sin ninguna dificultad. En cambio,  a aquel niño que aprendió letra imprenta desde pequeño le será muy difícil aprender a escribir en letra cursiva.

La Dra. Montessori enseñaba la letra cursiva como primera opción en Casa de los Niños.  En su opinión este tipo de letra proporciona una manera más natural de aprender a leer ya que, al estar conectadas, muestran claramente el principio y final de cada palabra. La letra cursiva también ayuda a desarrollar y fortalecer la motricidad fina en los niños utilizando trazos suaves y fluidos en lugar de cortados y bruscos como se hacen en la letra imprenta.

El trabajo de investigación de la neurofisióloga Carla Hannaford confirma “la letra cursiva activa ambos hemisferios del cerebro, además el desarrollo del hueso del carpo en la mano es muy lento. La letra imprenta y la mecanografía necesitan un mayor desarrollo del hueso del carpo que el que se necesita para escribir en letra cursiva”. Quizá  esta segunda razón nos da otra óptica del por qué preservar la letra cursiva en los niveles preescolares. La mano quizá todavía no está lista para realizar la letra imprenta.

http://montessoritraining.blogspot.ca/2013/04/should-we-teach-handwriting-in-montessori.html#.UW6ysIIioy4

¿Qué es una primaria Montessori? Parte I

¿Habías pensado en tu hijo de 6 años como un filósofo? María Montessori así percibía a los niños y es que el asombro a esta edad es intrínseco a su aprendizaje. Las estrellas, la naturaleza, la tecnología y la vida social provocan grandes preguntas: ¿De dónde viene? ¿De qué están hechas las estrellas? ¿Cuál es el propósito de mi vida? ¿Qué es la justicia? ¿Qué es la felicidad? ¿Qué está bien y qué está mal? ¿Qué misión tengo en este universo?

En la primaria Montessori, las propias preguntas del niño proveen la base para la exploración del mundo y las materias. Debido a que estas preguntas son escuchadas y cultivadas, tu hijo(a) realmente se conecta con los saberes. De esta manera, el contenido de las asignaturas se vuelve relevante a la búsqueda personal de tu hijo(a), proporcionándole una motivación interna.

La repartición justa

Aprendiendo a dividir: la repartición justa

La educación tradicional se inclina más hacia proveer a tu hijo de una colección de hechos triviales. Una educación Montessori se centra más en ofrecer a tu hijo una visión de conocimientos interrelacionados y un amor al aprendizaje.

¿Te gustaría conocer más acerca de la Filosofía Montessori? Visítanos