¡Olvídate de la cuna!

¡Olvídate de la cama con barrotes que no permite que tu hijo sea independiente!

Llega un momento en que el niño ya es capaz de moverse por sí mismo, ya camina sin ayuda del adulto y sigue en el proceso de construir su autonomía.

Es en este momento en que debemos olvidarnos de las costumbres de sueño que tenemos arraigadas desde hace algunos años. Es importante olvidarnos de la cama con barrotes a una altura que no permite que nuestro pequeño pueda levantarse y caminar por sí solo.

María Montessori nos dice: “Uno de los primeros elementos necesarios a la vida psíquica del niño, ha de ser la reforma de su cama y de las costumbres relativas al largo sueño impuesto, contra las leyes de la naturaleza. El niño ha de tener el derecho de dormir cuando tiene sueño, de despertar cuando ha terminado su sueño y de levantarse cuando le apetezca”. (Montessori, María. El niño secreto de la infancia. Araluce 1937)

En esta cita, Montessori se refiere a la importancia de respetar la autonomía que están adquiriendo nuestros hijos.

Te recomendamos sustituir la clásica cama para niños por un colchón muy bajo, sin barandillas para que el niño pueda entrar y salir a voluntad. Este sencillo lecho, situado casi a nivel de suelo, facilita la vida psíquica de tu hijo; puede despertar por la mañana, levantándose espontáneamente sin necesidad de despertarte para que lo bajes de su cama.

Ésta, es una forma más de preparar un ambiente adecuado para tu hijo(a).

En nuestra Comunidad Infantil, apoyamos a la independencia de tu hijo, incluso a la hora de su siesta. Visítanos.

2 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


CAPTCHA Image