Entradas

Educar para la paz en Montessori

Hoy observamos el mundo de una manera muy diferente a hace algunas décadas y es que existe un sentimiento general que la violencia en nuestro país y en el mundo está sobrepasando nuestros límites de tolerancia. ¿Por qué se generan movimientos tan violentos? Muchos factores influyen para que una nación sufra de violencia, nosotros creemos que el más importante es y seguirá siendo la educación.

Colegio Montessori Queretaro Educar para la Paz

Hablamos de una educación compartida colegio y familia. Una educación en donde se promueva la comunicación entre personas, se trabaje en la inteligencia emocional de cada niño, una educación donde el principio básico sea el respeto a la individualidad de cada persona  y su libertad de expresión. Pero sobre todas las cosas, una educación donde se fomente el trabajo colaborativo en lugar de la competencia. Un ambiente educativo diverso e inclusivo. En Montessori nos enfocamos en que los niños se desarrollen en un ambiente de paz:

 

 

 

  1. Gracia y Cortesía: las lecciones de gracia y cortesía ocupan un lugar común dentro de las lecciones de cada día. Por ejemplo, a los niños les mostramos cómo estrechar manos, saludar y despedirse. Aprendan a desarrollar paciencia, esperar y no interrumpir a alguien que está hablando o cómo decir “no gracias” “no me gusta”, etc.
  2. Resolución de conflictos: es imprescindible comprender la mejor manera de resolver conflictos, enfrentándolos pacíficamente y escuchando el punto de vista de las dos partes; sobre todo mostrarles que la comunicación sincera y con respeto resuelve conflictos mucho más fácil que ignorándolos o dejando que crezcan hasta un punto donde no hay vuelta atrás.
  3. Inteligencia Emocional: Ayudándole a los niños, niñas y jóvenes a observar y reconocer sus emociones y sentimientos, saber diferenciar los propios de los ajenos para llegar a la acción.
  4. Sin competencia: En Montessori no existe la comparación, los cuadros de honor, la competencia por ser el mejor. Se fomenta un ambiente en donde todos colaboremos por un fin común y que el momento de competir sea de una manera sana sin “pisotear” o “humillar” al oponente, sino respetando las diferencias y celebrando la amistad.
  5. Respeto, inclusión y diversidad: Respeto por el otro, honrar las similitudes y las diferencias. Compartir y celebrar la diversidad de creencias, de ideas, culturas, religiones, etc.
  6. Colaboración: Cada ambiente permite desarrollar un sentido de comunidad y colaboración.

Recuerda, todo comienza en casa. Es importante que tu hijo se desarrolle en un ambiente pacífico en donde reine la armonía entre papá y mamá y él pueda observar que los conflictos se resuelven a través de la comunicación y no de manera violenta. La disciplina y el entendimiento no se enseñan con golpes.

 

8 razones por las cuales el Material Montessori desarrolla la inteligencia de tu hijo

¿Sabías que el Material Montessori ayuda a que los niños se autoconstruyan, se adapten a su cultura, alimenten su vida espiritual y sobre todo desarrollen su inteligencia?

María Montessori decía: “el material apoya el desarrollo de la vida social del niño y la relación con sus necesidades tanto de expresión de sí mismo, como de realización propia basada en el contacto con la realidad exterior”.

Material para aprender a hacer divisiones simples y compuestas

El material Montessori es uno de los elementos más importantes en un ambiente preparado. Cada material que se utiliza tiene un propósito intencional e inteligente y está creado conforme a las necesidades de los niños en sus diferentes etapas de desarrollo.

8 razones por las cuales  el material Montessori desarrolla la inteligencia de tu hijo(a):

  1. Tiene la cualidad de despertar el interés, generar un orden, estructura y hábitos
  2. Son materiales científicamente probados que cuentan con control de error, motivan a la repetición, la concentración y el perfeccionamiento. El que tenga control de error hace que el niño aprenda a auto-corregirse sin depender de un adulto que lo haga por él.
  3. A través de él se refinan los sentidos, se amplía la percepción y a partir de experiencias concretas se logran las abstracciones claras en la mente del niño(a)
  4. Son herramientas que ayudan a los niños a coordinar y desarrollar el movimiento, la independencia, su creatividad e imaginación
  5. Crea una mente clara y ordenada generando una tendencia hacia la organización, la estructura y el orden, que son bases para la mente matemática
  6. Permite a los niños resolver problemas, elegir alternativas, descubrir relaciones, conseguir propósitos, crear nuevas formas de acercamiento y manejo
  7. Tiene la gran bondad de permitirle al niño ampliar su desarrollo interno y prepararse indirectamente a funciones como: percepción, pensamiento, lenguaje, comprensión, coordinación de movimiento y proceso de aprendizaje
  8. El niño al percibir claramente dimensiones, tamaños, formas, colores, sonidos, textura y peso, su inteligencia analiza, compara y relaciona; los sentidos se refinan y ayudan al niño a tener una apreciación mayor de la naturaleza y los aspectos generales de la vida.

Incluso el hecho de que en un ambiente Montessori exista una cantidad determinada de materiales tiene el propósito de ordenar la multitud de sensaciones percibidas en el ambiente, así como para estimular el desarrollo de la paciencia en los niños.

Ningún material didáctico funciona como el material Montessori.

Recuerda: si vas a un Colegio Montessori, asegúrate que de verdad existan Materiales Montessori

 

 

 

 

 

 

Los primeros 3 años de tu hijo

¿Sabes por qué son tan importantes los primeros 3 años de vida de tu hijo?

En los primeros 3 años se desarrolla el lenguaje, empieza a formar su orden interno a través del orden externo. Son los cimientos para formar al hombre o mujer del futuro. En estos 3 años va adquiriendo independencia, seguridad y confianza.

¿Qué importancia tienen los sentidos en su desarrollo?

Los sentidos son la base del aprendizaje, ya que con ellos podemos oler, sentir, escuchar y observar. De esta manera tu hijo podrá clasificar los estímulos del mundo que lo rodea.

¿Es importante el movimiento a los 3 años?

El movimiento es la base para el desarrollo de tu hijo ya que es una necesidad natural. El conocer, tocar, sentir y observar el ambiente que lo rodea, lleva a tu hijo a crear su orden interno, ubicación espacial y su adaptación a través de la convivencia con los demás niños.

El Colegio Montessori de Querétaro le brinda a tus hijos la oportunidad de relacionarse con otros niños, integrarse a un espacio donde hay reglas distintas a las de casa, la relación con otros adultos y la posibilidad de desarrollar diferentes habilidades a través de las actividades que se llevan a cabo dentro de nuestros ambientes (salones).

Nuestra Comunidad Infantil es un ambiente rico en estímulos que le permiten al niño explorar, desarrollar y enriquecer su vocabulario. Aquí, tus hijos comenzarán su desarrollo visomotor a través de actividades específicas que le permitirán coordinar ojo-mano, ojo-pie.

Recuerda que en el proceso de la mente, primero es entender, luego procesar y más tarde reproducir lo aprendido a través de la memoria.

Desarrolla el potencial de tus hijos

 

Gracia y Cortesía en un ambiente Montessori

Cuando voy a fiestas de mis hijos siempre salgo alterada. Esas dulces fiestas infantiles se han convertido en verdaderos campos de batalla. Los niños corren por todos lados sin control, gritan, empujan, se amontonan, en fin, de verdad siento que no hay educación. A las mamás parece no importarles el comportamiento de sus hijos, pues rara vez observo que alguna interrumpa su entusiasta conversación  con las amigas para observar el comportamiento de su hijo. Cada vez es más raro observar niños que esperan su turno pacientemente en un juego, o  que se disculpan cuando sin querer golpearon o empujaron a alguien.

 niñospeleando

Parece que cada vez menos personas consideran el valor de enseñar a los niños los detalles específicos de un comportamiento aceptable. En los colegios Montessori las lecciones de “gracias y cortesía” son parte curricular en el plan de trabajo. Les mostramos a  los niños como saludar a alguien, darle  la bienvenida, despedirse, dar las gracias, decir por favor; hablar en un tono de voz bajo dentro de un ambiente de trabajo, jugar amablemente, disculparse y resolver conflictos de manera pacífica.

Estos son algunos ejemplos de algunas lecciones de gracia y cortesía.

       Decir “gracias”, “por favor” y “ de nada”

       Usar un tono amable cuando hables con alguien más, sin llorar, gimotear o gritar.

       Cómo esperar un turno

       Cómo preguntar si puedes jugar

       Cómo saludar y presentarte

       Cómo abrir y cerrar puertas

       Qué hacer si toses o estornudas

       Cómo halagar a alguien

       Dejar que otros pasen primero que tú

       Decir “disculpa” si chocas con alguien

       Responder amablemente cuando alguien te llama

       Aprender a esperar

       No interrumpir a alguien que está hablando

Visita: http://www.montessoriqro.com

La Preparación de una Guía Montessori va más allá del curso de entrenamiento

Durante años ha existido la controversia en el ambiente Montessoriano acerca de qué guías son las mejor calificadas. Esta diferencia de opiniones ha llevado a serias confrontaciones entre colegios  e instituciones certificadores, al tal grado que algunas guías Montessori que no poseen un certificado de alguna asociación específica se les niega trabajo en algunas escuelas Montessori.

guía

Les comparto mi experiencia. Fui niña Montessori desde que estuve en el vientre.  Mi mamá, guía Montessori AMI con 33 años de experiencia, fundó un colegio y cuando el momento fue oportuno inicié mi formación como guía dentro de un ambiente de Casa de niños. Mi labor consistía en asistir a una guía AMI. Cuando llegó el momento de decidir mi formación “formal” decidí que el certificado AMS (MACTE) era el que más me convenía. A mi regreso del curso descubrí que la mezcla de las dos visiones enriqueció profundamente mi práctica.

En mi camino en la educación, he convivido con guías que se han acreditado en diversas asociaciones. Mi conclusión es la misma, no importa donde hayas estudiado, lo importante es qué has hecho desde que te formaste. Como toda carrera, ser guía Montessori implica actualizarse constantemente; una transformación fundamental en el SER, que te lleve a guiar a los niños desde una postura espiritualmente renovada. No importa qué institución te haya acreditado; si no lograste transformarte como persona, no serás una buena guía.

Acabo de terminar una maestría en Educación en “Montessori Integrative Learning” y pude conocer a guías de Estados Unidos, Nueva Zelanda, Noruega, Tailandia y Holanda, cada una certificada por diferentes organismos. Esta convivencia confirmó lo que pensaba; estas guías se han seguido preparando desde que tomaron su primer curso; ahí radica la diferencia.

En el Colegio Montessori de Querétaro nos preocupamos por contratar guías que además de su formación en educación Montessori, tengan estudios relacionados con la educación y el desarrollo infantil. Además de estos requisitos, contratamos personas dispuestas a seguirse capacitando pero, sobre todo, seres humanos preocupados por su propio desarrollo humano, así como por su transformación espiritual al servicio de los niños.

Visita: www.montessoriqro.com

Montessori en Casa: La recámara del niño

La recámara de tu hijo, es el único lugar de la casa que realmente le pertenece. Aun cuando comparta este espacio con algún hermano, existen áreas que le pertenecen de forma exclusiva. Si quieres poner en práctica algunos de los principios Montessori, todo en la recámara de tus hijos debe de ser de su tamaño, es decir, que ello puedan obtener lo que desean sin tu ayuda.

Camas

Montessori recomendaba que desde bebés los niños durmieran en colchones en el suelo y así  poder bajar de la cama y moverse libremente una vez que el período de sueño haya terminado. Una muy buena idea es cubrir la cama con una colcha o edredón, en lugar de sábanas y cobijas,  ya que de esta forma le será mucho más fácil tenderla.

Vida Práctica

A los niños pequeños les facina ayudar en las labores de la casa.

Hacer la cama. Muéstrale como extender el edredón encima de la cama y colocar su almohada en el lugar correcto. Pídele que lo haga todos los días.

Guardar y doblar la ropa. Lo ideal es que el clóset sea de su tamaño, que el pueda colgar la ropa en el clóstet y sacar ropa de los cajones sin ninguna dificultad.  Poner una etiqueta con letra o dibujos del contenido del cajón, es una excelente manera de mostrarle lo que podrá encontrar en el interior.

Seleccionar y clasificar es una actividad natural en los niños. Una vez que la ropa de tu hijo esté lavada, ponla sobre su cama y pídele que la doble y la clasifique por tipo de ropa (calcetines, calzones, playeras, etc.), por colores o por texturas. Después pídele que acomode la ropa en el cajón correspondiente.

Sacudir. Dale un trapo a tu hijo y pídele que te ayude a sacudir los muebles que se encuentran en la recámara. Muéstrale cómo desaparece el polvo una vez que pasa el trapo por la superficie del mueble. Ten el trapo en un lugar visible y fijo, ya sea en la recámara o en la cocina, para que el pueda limpiar cuando quiera.

Visita: www.montessoriqro.com

 

Fuente: Britton, Lesley. (1992). Montessori Play and Learn: A Parents Guide to Purposeful Play From Two to Six. New York. Crown Publishers, Inc.

BOLETIN SER MONTESSORI

Les compartimos la más reciente publicación de nuestro boletín mensual SER MONTESSORI

SER MONTESSORI

 

 

Visita: www.montessoriqro.com 

“Desarrollando el potencial de tus hijos”

Niño: “Terror del barrio”

Leímos este texto que encontramos en el libro “Disciplina con Amor” de Rosa Barocio y no pudimos resistir las ganas de compartirlo con todos ustedes.

Receta para formar un Terror del barrio:

Ingredientes: Niño fresco y tierno, de preferencia menor de 3 años. Padre o madre de temperamento colérico . Escuela autoritaria y represiva, o sin disciplina. T.V. y juegos de video agresivos. (Opcional) Clases de defensa personal.

Modo de educar:

A un niño como este es importante educarlo con mano dura. Es necesario explicarle desde pequeño que el mundo es de los fuertes. En ningún momento se le deben permitir demostraciones de debilidad o flaqueza, y debe saber que el llanto sólo es permitido a las mujeres. Deberá fomentársele todo tipo de competencias y hacerle saber que lo importante es ganar y que el fin justifica los medios. Los padres deberán aprovechar toda situación cotidiana para enseñarle a defenderse: a un mal modo de algún dependiente, un incidente automovilístico, son oportunidades invariables para enseñarle a intimidar a otros.

Es importante que desde pequeño se sienta el vencedor en riñas callejeras y escolares, por lo que, si es necesario, el padre o la madre podrán intervenir para asegurar la victoria. Si hay quejas del colegio o de los vecinos por su agresividad, siempre defiéndanlo diciendo que seguramente fue provocado y que él no tiene la culpa de ser tan fuerte y valiente. Asegúrese de que su hijo lo escucha y siente su apoyo incondicional. Explíquele después que los niños como él tienden a despertar envidias y enséñele a culpar siempre a los demás. No se sorprenda cuando dejen de invitarlo a las fiestas infantiles; su hijo seguramente es demasiado maduro para ellas. Si es necesario cambiarlo de escuela, véalo como motivo de orgullo, pues es demostración de su creciente poder.

Es indispensable que vea, en un mínimo de tres horas diarias, programas o caricaturas violentos. Recomendamos especialmente las japonesas y que las vea antes de dormir, para que las imágenes penetren mejor en su subconsciente. No se desanime si tiene pesadillas y no puede dormir. Con el tiempo se acostumbrará y dejarán de impresionarlo. Nunca lo retire de la habitación cuando vea con usted programas de adulto en la televisión pues esto ayudará a endurecerlo. Cuando sea posible acompáñelo al cine, especialmente si es después de las diez de la noche y la película es de clasificación C. El niño deberá acostumbrarse a todo. Observará que cada vez necesitará que las películas aumenten en violencia; ello es parte normal del proceso para insensibilizarlo al dolor de los demás.

Cuando se divierta con juegos de video, anímelo: “¡Muy bien, hijo, ya mataste a cinco, sólo te faltan dos!”. Cómprele todos los disfraces de guerreros y asegúrese de que juegue a diario con pistolas, ametralladoras y demás juguetes bélicos. Tapice las paredes de su recámara con carteles de monstruos y héroes de batallas, prefiriendo siempre los de colores oscuros y fosforescentes.

Apodos como Atila, El garras, o Destroyer, pueden ayudarlo a identificarse con su temeridad. Pronúncielos con énfasis y con mucho orgullo.

Contraindicaciones: Niños como éste pueden convertirse, de adultos, en psicópatas, asesinos o golpeadores de mujeres.

– Barocio, Rosa. “Disciplina con Amor. Cómo poner límites sin ahogarse en la culpa”. Pax México, 2004.

Educación para un Mundo Mejor

Tenemos 20 años formando un Mundo Mejor.
[youtube=http://youtu.be/H9owICepNis]

Visita: www.montessoriqro.com

Libertad

¿Qué significa Libertad en Montessori?

Muchos papás llegan con nosotros para pedir información y nos preguntan sobre el tema de la libertad. Desafortunadamente, alrededor de Montessori se han creado una serie de mitos acerca de la libertad que tienen los niños; un mito muy común es: “En Montessori los niños hacen lo que quieren” “En Montessori manejan mucha libertad”.

Antes de hacer este tipo de aseveraciones, deberíamos preguntarnos ¿Qué entendemos por libertad? ¿Qué otorga esta libertad al niño?

En un Ambiente Montessori, es decir en un Ambiente Preparado, en donde existe orden y estructura la libertad es un componente básico. Para la Doctora Montessori, la libertad del niño depende del desarrollo y de la construcción previa de su personalidad, que involucra su independencia, su voluntad y su disciplina interna. En un ambiente Montessori, libertad no significa movimiento desordenado, sin objeto y sin orden. Se refiere a una libertad psicológica que consiste en la autodisciplina, el dominio de sí mismo y la circunstancia que le rodea.

Cuando se trabaja con límites claros y consistentes, el niño tiene la libertad de:

1. Reflexionar sobre sus propios actos

2. Determinas sus consecuencias, tanto para él, como para los demás

3. Probarse a sí mismo contra los límites de la realidad

4. Averiguar qué le proporciona una sensación de realización y qué le deja insatisfecho

5. Descubrir sus capacidades y defectos

Cuando el niño es libre, tiene la oportunidad de desarrollar un autoconocimiento, y si se conoce a sí mismo, ¿crees que sea capaz de sobre pasar obstáculos? ¿tendrá la capacidad de manejar sus emociones? ¿ sabrá cuáles son sus limitaciones y hasta dónde puede llegar?

Para más información sobre nosotros vista: www.montessoriqro.com

Desarrollando el potencial de tus hijos