Entradas

5 frases clave que se usan en Montessori y que también deberíamos usar como padres

Dentro de un ambiente Montessori es común escuchar un lenguaje que le ayuda al niño a seguir construyendo su independencia, su pensamiento crítico y sobre todo su motivación interna.

Escuchar el lenguaje Montessoriano es una manera de conocer más sobre esta filosofía educativa.

A continuación te compartimos 5 frases clave que también puedes utilizar en casa:

1. ¿En dónde podrías buscarlo?

En tu casa se escucha la típica frase: “¡Mamá no lo encuentro!” y caes rápidamente en el decirle donde lo encuentra o tal vez la amenaza de muchas madres de decir “si lo encuentro yo ¿qué te hago?”. Mejor intenta contestar la pregunta con otras preguntas (sobre todo si tienes la respuesta): ¿Dónde lo viste por última vez? ¿En qué lugar crees que pueda estar? ¿Ya checaste en tu cuarto? Así fomentas en él, mayor independencia.

2. En nuestro ambiente nosotros….En casa nosotros…

Es común que cuando tus hijos no están haciendo algo correcto, por ejemplo jugar con la pelota dentro de la casa, lo primero que decimos es “¡Deja de jugar!” o “¡vas a romper algo!”. Intenta utilizar frases como “en la sala no jugamos con la pelota”. De esta manera podrás reforzar las reglas de tu casa.

3. ¿Qué piensas de tu trabajo? 

El autoanálisis es parte fundamental de un ambiente Montessori. Este ambiente está preparado para que los niños descubran por sí mismos.  Cuando tus hijos te pregunten, ¿te gustó mi dibujo? en lugar de contestarle luego luego que sí, intenta preguntarle acerca de él: ¿cómo decidiste dibujar eso? ¿por qué escogiste esas formas y colores? ¿qué es lo que más te gusta de tu trabajo? de esta manera tus hijos aprenderán a evaluarse a sí mismos, en lugar de buscar tu aprobación o la de otros.

4. Vi que te esforzase mucho

Alabar el esfuerzo de tus hijos en lugar de los resultados, les inculca una mentalidad de creer que pueden mejorar a través de sus propios esfuerzos. En Montessori es clave concentrarnos en el proceso más que en los resultados.

En lugar de decirle a tu hijo “¡Eres un niño muy bueno!” intenta decirle “Observé lo amable que fuiste con tu amigo cuando lo ayudaste en el descanso”

5. ¿Necesitas mi ayuda? ¿en qué?

En Montessori los niños realizan distintas actividades. Algunas, podrían dificultarse más que otras. Es importante que si un guía observa que una tarea es tal vez demasiado para alguien, pregunte antes de actuar: ¿necesitas ayuda? ¿en qué puedo ayudarte?.

Por ejemplo, en casa, si le has pedido a tu hijo recoger sus juguetes, pero lo vez cansado y con pocas posibilidades de que termine, en lugar de recogerlos por él intenta decirle “yo te ayudo a guardar los pequeños y tu guarda los grandes”.