Entradas

Lo que se puede y lo que no se puede dentro de un ambiente Montessori

Uno de los mayores retos que enfrentamos en el Colegio Montessori de Querétaro es aquel que tiene que ver con la creencia de que “en Montessori, los niños hacen lo que quieren”. Esta creencia, por demás infundada, ha dañado la imagen de la filosofía, haciendo creer a los papás, que no existen límites, ni disciplina dentro de un ambiente de trabajo.

Aquí enlisto algunas cosas que se pueden y no  se pueden hacer:

Lo que se puede

Lo que no se puede

– Los niños tienen la libertad de elegir con qué material trabajar

– No podrá tomar material que no haya sido mostrado por la guía previamente.

– Los niños puede tomar un material y repetirlo las veces que así lo deseen.

– Los niños no pueden tomar el material que esté siendo utilizado por alguien más, tendrá que esperar a que el niño que lo esté trabajando, lo termine y lo regrese a su lugar.

– Los niños tienen la libertad de desplazarse (moverse) libremente por el ambiente.

– No está permitido correr .

– Los niños pueden observar el trabajo de los demás.

– Un niño no puede interrumpir a otro. Para poder observar a otros, el niño debe permanecer en silencio y con las manos atrás.

– Los niños tienen la libertad de platicar dentro del salón.

– No pueden gritar. Deben hablar en tono de voz bajo de tal manera que no interrumpan el trabajo de los demás.

En el Colegio Montessori de Querétaro estamos convencidos de que un ambiente en donde existen límites  y reglas claras propicia en los niños seguridad y estructura, lo que permitirá el desarrollo de su potencial.

¿Sigues pensando que en Montessori los niños hacen lo que quieren?

 

 

¿Qué hace un niño en el primer día dentro de un ambiente en el Colegio Montessori de Querétaro?

¿Ya pasó un mes y tu hijo aún no se adapta a su escuela?

Que hace un niño cuando entra por primera vez a Montessori

En un ambiente Montessori  el proceso de adaptación es fundamental para que tu hijo(a) se sienta seguro y feliz dentro del colegio. Es un proceso al cual le dedicamos tiempo con profundo respeto hacia las necesidades de tu hijo(a).

¿Qué sucede cuando un niño entra a Comunidad Infantil (maternal Montessori) o a Casa de los Niños (preescolar Montessori) por primera vez?

1. Será el único niño o niña nueva en el ambiente, por lo que La guía debe asegurarse de dedicar la mayor parte de su tiempo a acompañarlo dentro del ambiente.

2. Observará y caminará por el ambiente para reconocerlo, a su ritmo y sin presión

3. Al empezar el día le dará pequeñas indicaciones de dónde debe sentarse, cómo colgar su suéter, dónde colocar sus cosas, etc.

4. Si llora, será apapachado(a) y reconfortado(a)

5. En este tiempo de reconocimiento el niño(a) será invitado a alimentar a los peces, regar las plantas, sentarse en la mesa de observación y pasar un rato en el rincón de lectura, lo que le ayudará a sentirse parte del ambiente.

6. Trabajará con algunos materiales para que se sienta seguro y al día siguiente pueda elegirlos libremente

7. A la hora de la línea será presentado con todos sus compañeros y se le dará la bienvenida.

8. La guía también involucrará a algunos niños, si es que no lo han hecho por iniciativa propia, para que le ayuden en algunas tareas y algunas rutinas  que se llevan dentro del ambiente.

Así, conforme pasen los días, la guía irá soltando al niño(a) de acuerdo a sus necesidades, hasta que se sienta seguro dentro de su nuevo entorno.

En un colegio Montessori tu hijo(a) es quien nos va marcando el ritmo para su adaptación. Es necesario que le transmitas seguridad y confianza para que él o ella misma lo pueda sentir.

Lección de Tres Períodos (tiempos)

En el Colegio Montessori de Querétaro  utilizamos la “Lección de tres períodos”, también llamada de tres tiempos,  para presentar al niño nuevos conceptos, ideas o vocabulario.

A continuación una breve explicación de esta lección.

Primer Período: Se presenta el lenguaje al niño.

Segundo Período: Ayuda al niño a desarrollar la memoria auditiva y consiste en que el niño señale (o manipule) objetos después de un indicio verbal.

Tercer Período: El niño utiliza el lenguaje aprendido para referirse al objeto cuando se le pregunta. En este período la guía verifica si el niño asimiló el nuevo concepto.


La Preparación de una Guía Montessori va más allá del curso de entrenamiento

Durante años ha existido la controversia en el ambiente Montessoriano acerca de qué guías son las mejor calificadas. Esta diferencia de opiniones ha llevado a serias confrontaciones entre colegios  e instituciones certificadores, al tal grado que algunas guías Montessori que no poseen un certificado de alguna asociación específica se les niega trabajo en algunas escuelas Montessori.

guía

Les comparto mi experiencia. Fui niña Montessori desde que estuve en el vientre.  Mi mamá, guía Montessori AMI con 33 años de experiencia, fundó un colegio y cuando el momento fue oportuno inicié mi formación como guía dentro de un ambiente de Casa de niños. Mi labor consistía en asistir a una guía AMI. Cuando llegó el momento de decidir mi formación “formal” decidí que el certificado AMS (MACTE) era el que más me convenía. A mi regreso del curso descubrí que la mezcla de las dos visiones enriqueció profundamente mi práctica.

En mi camino en la educación, he convivido con guías que se han acreditado en diversas asociaciones. Mi conclusión es la misma, no importa donde hayas estudiado, lo importante es qué has hecho desde que te formaste. Como toda carrera, ser guía Montessori implica actualizarse constantemente; una transformación fundamental en el SER, que te lleve a guiar a los niños desde una postura espiritualmente renovada. No importa qué institución te haya acreditado; si no lograste transformarte como persona, no serás una buena guía.

Acabo de terminar una maestría en Educación en “Montessori Integrative Learning” y pude conocer a guías de Estados Unidos, Nueva Zelanda, Noruega, Tailandia y Holanda, cada una certificada por diferentes organismos. Esta convivencia confirmó lo que pensaba; estas guías se han seguido preparando desde que tomaron su primer curso; ahí radica la diferencia.

En el Colegio Montessori de Querétaro nos preocupamos por contratar guías que además de su formación en educación Montessori, tengan estudios relacionados con la educación y el desarrollo infantil. Además de estos requisitos, contratamos personas dispuestas a seguirse capacitando pero, sobre todo, seres humanos preocupados por su propio desarrollo humano, así como por su transformación espiritual al servicio de los niños.

Visita: www.montessoriqro.com