Entradas

¡PÁNICO! Mi bebé a la escuela por primera vez, ¿cómo elijo el lugar más seguro?

Sí, a veces la sensación de tan sólo pensar que nuestro bebé está listo para entrar a maternal puede ser aterradora porque lo que más nos preocupa es que llegue a un ambiente seguro.

Esta etapa es crucial emocionalmente para los niños. Se trata de la primera vez que tu bebé se desprenderá de ti por un tiempo prolongado y esta experiencia de desapego repercutirá en otras etapas de su desarrollo.

Tomando esto en cuenta, la mejor opción es buscar una Comunidad Infantil

Nuestra Comunidad Infantil, es un ambiente Montessori como transición entre la casa y la escuela. Se trata de un ambiente seguro, acogedor, armonioso, lleno de objetos familiares, que de alguna manera semeja un hogar.

Priorizando el estado emocional de tu bebé, la llegada de los niños por primera vez a la Comunidad Infantil del Colegio Montessori de Querétaro es sumamente cuidada y se hace poco a poco. Tu bebé asistirá los primeros días, desde algunos minutos hasta una hora, cuidando siempre su proceso, tiempo, angustia, seguridad y desapego.

ALGO MUY IMPORTANTE ES QUE: Se te pedirá que te quedes cerca del colegio ya que si tu bebé se muestra muy angustiado e inseguro te llamaremos para que pases por él. Al día siguiente intentaremos de nuevo y,  poco a poco, alargaremos su estancia unos minutos dependiendo de su estado emocional, hasta que logre permanecer el mayor tiempo dentro del ambiente sin angustiarse.

LA GUÍA SE DEDICARÁ COMPLETAMENTE A TU BEBÉ,  lo mantendrá cerca de ella todo el tiempo y lo acompañará a explorar lo que él desee. Lo consolará y apapachará en la medida que él lo permita.

Es importante considerar que los niños a esta edad (a partir de un año) no tienen noción del tiempo y el espacio. Cuando su mamá los deja en la escuela no saben si su mamá regresará o no, y aunque se les afirme que así será, inevitablemente sufrirá de abandono.

La adaptación de cada niño es diferente, puede tomarle desde una semana hasta un par de meses incorporarse completamente al ambiente.

TRANSMITIR SEGURIDAD, CARIÑO, COMPRENSIÓN Y PACIENCIA A TU BEBÉ es el papel de la guía dentro de nuestros ambientes pues por primera vez, tu bebé  estará en un ambiente desconocido, y por algunas horas, ella se vuelve la imagen de la mamá o cuidadora.

De esta manera logramos que el niño pase por este período de adaptación de la manera más armoniosa y menos traumática posible.

Descubre la Comunidad Infantil del Colegio Montessori de Querétaro

Envíanos un Whatsapp al 442 603 63 65  para preguntarnos todas tus dudas y hacer una cita:

 

Visita: http://www.montesssoriqro.com

 

12 Consejos Tips para Enfrentar el Primer Día de Clases de tu Hijo

El primer día de escuela es un evento muy impactante para la familia; tanto para el niño como para los padres.

El llanto y la resistencia no son raros cuando se trata del primer día de clases de un niño, ya sea la primera vez que asiste al colegio o cuando se inicia un nuevo ciclo.

Estos episodios son más frecuentes en edades preescolares y los primeros años de primaria.

Para los niños que asisten al colegio por primera vez, el período de adaptación puede variar de entre una semana y hasta un mes, dependiendo de cómo sea manejado. Sin embargo, la experiencia se puede repetir a lo largo del ciclo escolar.  No sólo los niños manifiestan angustia, sino que algunos padres también.

Es muy común que esto suceda en niños entre los 3 y 5 años de edad, en especial cuando se trata del primer hijo en un matrimonio.

Aquí algunos consejos para ayudarle a tu hijo.

  1. Pasar por la escuela varias veces antes de que inicien las clases y comentarle que esa será su escuela.
  2. Platicar con él sobre lo que pasará en la escuela
  3. Transmitirle seguridad y asegurarle que todo estará bien
  4. Llegar temprano el primer día de clases
  5. Que el niño vaya acompañado de mamá y papá
  6. Que la despedida sea corta y de preferencia antes de la entrada
  7. No mentirle diciendo que solo serán unos minutos o que estarás afuera esperándolo
  8. Recoger a los niños puntualmente, abrazarlos y contenerlos
  9. No amenazarlo con castigos
  10. No ofrecerle regalos
  11. En caso de ser un niño pequeño, entregarlo de la mano. Que la  persona que lo acompañará a su salón no te lo quite de los brazos.
  12. Una vez entregado, darse la vuelta e irse.

 

niño1erdíaEl proceso de adaptación de un niño a la escuela, en ocasiones, suele ser más difícil para los padres que para los niños. El niño suele llorar los primeros 10 o 15 minutos y después se tranquiliza.

Recuerda que tu hijo es un reflejo de lo que sientes, así que transmítele seguridad y confianza para que este proceso sea lo más suave posible.

 

¿Por qué mi hijo llora y gimotea tanto?

Utilicé la palabra “gimotea” porque es la traducción literal de la palabra en inglés “whine” y es justamente el concepto en el que quería profundizar.

Mi hijo de casi cuatro años lleva una racha de llorar y gimotear constantemente durante todo el día. Los primeros días se me hizo extraño, pero después de un mes, estoy harta y muy cansada.

niño llorando

En algun momento pensé que se trataba de poca tolerancia a la frustración y en otros que quizá le decía NO demasiado. Me dí a la tarea de investigar y esto fue lo que encontré.

Al parecer este tipo de comportamiento es normal en niños pequeños, en especial en edades de uno a tres años. Cuando se convierte en un comportamiento excesivo o se extiende a las siguientes edades, los padres deben preguntarse qué lo está causando y cómo frenarlo.

Atención

Los niños utilizan el “gimoteo” y llanto para llamar la atención de sus padres. Antes de que un niño pueda comunicarse claramente, llorar es la única manera en que puede lograr que sus necesidades sean satisfechas. Este hábito puede durar más allá de los primeros tres años.

Frustración

Cuando un niño no obtiene lo que quiere o tiene algun problema, seguramente llorará por frustración. Recordemos que no han alcanzado el autocontrol del adulto.

Disciplina

Cuando tu hijo no obtenga lo que quiere o tenga algun problema y llore o gimote, recuérdale utilizar las palabras. Por ejemplo, podríamos decirle en calma y con voz pausada “en lugar de llorar porque quieres agua en lugar de leche, por qué no dices ´Mami, me das agua por favor?”. Expliquémosle que no podemos entenderle cuando llora. No cedas hasta que tu hijo se exprese sin llorar o gimotear. Cuando te pida algo o exprese su frustración sin llorar, reconócelo aunque sea algo que no le puedes conceder. Dile que te gustó la manera en que lo pidió.

Prevención

Adelantarnos a la situación que ocasiona llanto es otra manera de eliminar este comportamiento. Si tu hijo tiene entre 1 y 3 años respeta las horas de sueño y de comida porque factores como hambre y sueño pueden detonar estos episodios. En niños más grandes es recomendable evitar situaciones que ocasionen el comportamiento. Por ejemplo, si sabes que tu hijo va a querer cierta cosa y no se la puedes dar, escóndela. Si observas que se siente frustrado ante alguna situación, distrae su atención con otra actividad.

Ayuda

Si intentaste las tácticas de disciplina y prevención y tu hijo sigue llorando y gimoteando en exceso, busca ayuda con tu pediatra. Puede ser que este comportamiento indique algun problema médico, un desorden en el ánimo, un retraso en el habla, un problema de aprendizaje, entre otros.

Fuente consultada: http://www.livestrong.com/article/265421-why-does-my-child-cry-whine-all-the-time/