Entradas

7 actividades que ayudan a tu hijo(a) a ser más responsable

Cuando somos niños, construimos el valor de la responsabilidad con ayuda de los adultos que están a nuestro alrededor; sin embargo quien más influye para que logremos ser autónomos y responsables, son nuestros padres.

La Filosofía Montessori, se enfoca mucho en apoyar a que los niños, niñas y jóvenes que se construyen bajo esta pedagogía, tengan herramientas que les permita desarrollar su autonomía, autoestima y sobre todo lo que implica la responsabilidad y el ejercicio responsable de su libertad.

Te comapartimos 7 actividades que llevamos a cabo dentro de nuestros ambientes de Casa de los Niños (Preescolar Montessori) y Taller (Primaria) para apoyar a los chicos a seguir construyendo su responsabilidad, estamos seguros que muchos de ellos los puedes aplicar en casa.

  1. Cada quien es responsable de sus cosas: cuando los niños y niñas salen a jugar a la cancha o patio, cada quien es responsable de llevar su botella de agua y pertenencias. Así como las llevan, cada quien es responsable de regresar con ellas.
    • Cuando visites un lugar con tus hijos, asegúrate que sean conscientes de las pertenencias que llevan consigo para que sepan donde las ponen y no olviden traerlas de regreso. Recuerda que tú sólo los vas a guiar, no eres responsable de cargarlas o buscarlas por todas partes, eso le toca a ellos y son completamente capaces de hacerlo.
  2. Todos somos responsables de cuidar el material de trabajo: El material de trabajo es justamente para eso, para trabajar. Si algún niño(a) le empieza a dar un uso inadecuado, al grado de romperlo, ellos mismos deben reponer ese material. Si pasa eso, platicamos con los padres para sugerir que el niño o niña aporte algo para reponerlo: parte de sus ahorros o domingos, o que tenga alguna tarea en casa para hacer consciente el valor del dinero.
  3. Cada quien es responsable de sus decisiones: Con los niños y niñas siempre platicamos acerca de que al tomar una decisión hay consecuencias negativas y consecuencias positivas y cualquiera de las dos, debemos afrontarlas.
  4. Si ensucias algo, te toca limpiarlo: Por ejemplo, cuando los niños utilizan el material de Vida Práctica para cocinar y compartir con todos, ellos son responsables de la limpieza del área: lavar los utencilios, platos, vasos, etc.
    • En casa puedes hacer exactamente lo mismo o parecido. Después de comer pídele que lleve sus platos al lugar donde se lavan o ayúdalos a que ellos mismos los laven. Ellos son completamente capaces de recoger su ropa y empezar a hacer su cama.
  5. Si necesitas pedir algo lo puedes hacer solo(a): A los niños les encanta ir a la oficina a pedir papelería o algunos materiales de la bodega por ejemplo.
    • Cuando visites un restaurante, ayúdale a tu hijo para que él o ella misma pueda pedir su comida o bebida. Si tiene dudas sobre los juegos, que él mismo pregunte al encargado, etc.
  6. Regalos: En el colegio, cada año hacemos una colecta. En casa puedes ayudar a tus hijos a que vean en su clóset qué ropa ya no les queda o qué juguetes ya no utilizan para que juntos decidan a quién le pueden ser de utilidad.
  7. Mascotas y seres vivos: dentro del ambiente tenemos peces y plantas y los niños son responsables de alimentarlos y regarlas.
    • Haz lo mismo en casa. En la medida de lo posible, tu hijo(a) puede tomar la responsabilidad de regar las plantas de la casa o darle de comer a su mascota.

Si ayudas a tus hijos a que desde esta edad puedan ser responsables de sus cosas, decisiones y actividades, podrás ver los frutos en las etapas siguientes de su desarrollo y por el resto de su vida.

 

 

Montessori ayuda a tus hijos a ser autónomos e independientes

Dentro de un ambiente Montessori, una de las cosas que más se propicia es la independencia y la autonomía de los niños.

Muchas veces como padres y madres, con la intención de ayudar a nuestros hijos, nos adelantamos a sus acciones, sin dejarles realizarlas por sí solos.

Dentro de la Filosofía Montessori, la observación es fundamental. Esta observación implica conocer la etapa y el proceso en el que se encuentra cada niño, observar sus intereses así como escucharlos. Cuando un niño o niña te dice “yo puedo solito”, debemos escuchar y prestar mayor atención a lo que quiere, siempre y cuando esto no implique un riesgo en su seguridad.

En un ambiente Montessori los niños y niñas aprenden a ser autónomos e independientes gracias al trabajo mismo, es decir solitos llevan y traen su material, trabajan solos, cuidan de su ambiente y de sus cosas. Pero sobre todo, trabajan su autonomía gracias a los materiales de vida práctica. 

Te compartimos algunas ideas que suceden dentro de un ambiente de Casa de los Niños (Preescolar Montessori), que fácilmente puedes adaptar a casa:

  1. Vestirse solo: Cuando un niño entra al ambiente lo primero que aprende es a que su chamarra o suéter debe colgarse con un gancho en el lugar de la ropa. Cada niño tiene designado una caja en donde se guardan mudas de ropa. Cuando un niño se ensucia en el huerto o se moja realizando alguna actividad con agua, ellos solitos saben donde está su ropa para que puedan cambiarse, sin necesidad de la ayuda de un adulto.
    • Deja que tus hijos decidan qué se quieren poner y muéstrales cómo vestirse solos. Al final, tal vez lo único en que verdaderamente necesiten ayuda es en el amarrado de las agujetas 😉
  2. Recoger y limpiar lo que haya ensuciado: a los niños y niñas en nuestro colegio se les muestra cómo utilizar una escoba y trapeador, como sacudir y encerar, entre otras cosas.
  3. Asearse: Así como se pueden lavar las manos sólos, eventualmente en casa podrán bañarse solos en tanto le enseñes a hacerlo. Un niño o niña de 4 años es perfectamente capaz de hacerlo. Recuerda supervisarlo para que no olvide lavar ninguna parte de su cuerpo.
  4. Poner la mesa: los niños dentro de nuestros ambientes toman roles a la hora de comer refrigerio. Uno de ellos reparte los manteles de tela, otro las loncheras. Cada niño, saca su refrigerio de la lonchera y lo acomoda en su mesa para que, una vez que todos estén sentados y listos, puedan iniciar a comer.
    • A partir de los 3 años, tus hijos son más que capaces de ayudarte a poner la mesa. Muéstrales como hacerlo con las dos manos. Empieza por las cosas sencillas y sin mucho peso: manteles, cubiertos, aderezos, etc. Si sucede un accidente, no lo regañes, recuerda que está aprendiendo. Mejor acompáñalo para que juntos limpien. Recuérdale la importancia de utilizar las dos manos
  5. Colegio Montessori Queretaro niños independientesPreparar alimentos: En nuestros ambientes existe un área de preparación de alimentos. Los niños y niñas realizan actividades desde preparar el agua del refrigerio, galletas con mermelada hasta pelar y cortar pepinos.
    • A los niños y niñas les encanta cocinar. Haz que tus hijos participen en la preparación de alimentos. Empieza con algo sencillo. Recuerda, aun cuando ya lo pueden hacer, no significa que lo sepan hacer. Muéstrales cómo utilizar un pelador por ejemplo. Utiliza cuchillos que no tengan suficiente filo para evitar un accidente. Debes estar muy atento o atenta a lo que hacen.Si tu hijo tira agua o moronas, ten a la mano una escoba o trapeador de su tamaño para que él mismo pueda limpiar lo que ensució.
  6. Coser un botón: Uno de los materiales preferidos de los niños en el área de Vida Práctica de Montessori es “Coser un botón”
    • Muéstrale a tus hijos cómo hacerlo. Lo pueden hacer como entretenimiento o simplemente para reparar su batita o suéter.

Lo primordial en un ambiente Montessori es la salud emocional de los niños y niñas. Recuerda que entre más independiente le ayudes a ser, más construirá su autoestima y su seguridad en sí mismo.