Entradas

¡PÁNICO! Mi bebé a la escuela por primera vez, ¿cómo elijo el lugar más seguro?

Sí, a veces la sensación de tan sólo pensar que nuestro bebé está listo para entrar a maternal puede ser aterradora porque lo que más nos preocupa es que llegue a un ambiente seguro.

Esta etapa es crucial emocionalmente para los niños. Se trata de la primera vez que tu bebé se desprenderá de ti por un tiempo prolongado y esta experiencia de desapego repercutirá en otras etapas de su desarrollo.

Tomando esto en cuenta, la mejor opción es buscar una Comunidad Infantil

Nuestra Comunidad Infantil, es un ambiente Montessori como transición entre la casa y la escuela. Se trata de un ambiente seguro, acogedor, armonioso, lleno de objetos familiares, que de alguna manera semeja un hogar.

Priorizando el estado emocional de tu bebé, la llegada de los niños por primera vez a la Comunidad Infantil del Colegio Montessori de Querétaro es sumamente cuidada y se hace poco a poco. Tu bebé asistirá los primeros días, desde algunos minutos hasta una hora, cuidando siempre su proceso, tiempo, angustia, seguridad y desapego.

ALGO MUY IMPORTANTE ES QUE: Se te pedirá que te quedes cerca del colegio ya que si tu bebé se muestra muy angustiado e inseguro te llamaremos para que pases por él. Al día siguiente intentaremos de nuevo y,  poco a poco, alargaremos su estancia unos minutos dependiendo de su estado emocional, hasta que logre permanecer el mayor tiempo dentro del ambiente sin angustiarse.

LA GUÍA SE DEDICARÁ COMPLETAMENTE A TU BEBÉ,  lo mantendrá cerca de ella todo el tiempo y lo acompañará a explorar lo que él desee. Lo consolará y apapachará en la medida que él lo permita.

Es importante considerar que los niños a esta edad (a partir de un año) no tienen noción del tiempo y el espacio. Cuando su mamá los deja en la escuela no saben si su mamá regresará o no, y aunque se les afirme que así será, inevitablemente sufrirá de abandono.

La adaptación de cada niño es diferente, puede tomarle desde una semana hasta un par de meses incorporarse completamente al ambiente.

TRANSMITIR SEGURIDAD, CARIÑO, COMPRENSIÓN Y PACIENCIA A TU BEBÉ es el papel de la guía dentro de nuestros ambientes pues por primera vez, tu bebé  estará en un ambiente desconocido, y por algunas horas, ella se vuelve la imagen de la mamá o cuidadora.

De esta manera logramos que el niño pase por este período de adaptación de la manera más armoniosa y menos traumática posible.

Descubre la Comunidad Infantil del Colegio Montessori de Querétaro

Envíanos un Whatsapp al 442 603 63 65  para preguntarnos todas tus dudas y hacer una cita:

 

Visita: http://www.montesssoriqro.com

 

La canasta de los tesoros: tips para entretener a un bebé

Una vez que tu bebé pueda sostener objetos en la mano y desplazarse de alguna manera o sentarse, le encantará explorar en una “canasta de los tesoros”.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La canasta debe ser de paredes bajas, de tal forma que el bebé pueda alcanzar los objetos. Contendrá objetos de uso de la casa y algunos otros que provengan de la naturaleza. Se deberá evitar incluir objetos con filo, que pueda ser tragado y que pueda lastimar al bebé.

Te recomiendo recolectar entre 50 y 100 objetos que sean atractivos a la vista y al tacto. Los objetos deben tener diferentes características: color, forma, textura, peso y olor.  Por ejemplo, puedes incluir en la canasta: una cartera, un cepillo, una piedra, una pluma de ave, etc.

No pongas todos los objetos en la canasta al mismo tiempo. Pon 10 objetos o más (dependiendo de la edad de tu bebé) y velos cambiando después de que tu hijo los haya explorado durante algunos días.

Los objetos que tienen distintos patrones visuales, diferentes texturas en la superficie, aromas, que se sienten fríos o templados al tacto, aquellos que hacen ruido, resultarán más atractivos.

Recuerda que tu hijo está explorando el mundo por primera vez, así que quizá esta sea su primera experiencia sensorial con algún objeto.

La canasta de los tesoros puede capturar la atención de un bebé hasta por 30 minutos. No ofrezcas la canasta a tu bebé cuando está cansado o hambriento. Procura invitarlo a explorarla cuando esté descansado y alerta.

Aprende a observar a tu hijo y a no interrumpirlo. No trates de decirle como se llaman los objetos, ni describas la forma o el color. Se trata de un ejercicio sensorial en el que debemos permitir al bebé un momento de libre exploración.

La canasta de tesoros forma parte de los materiales de trabajo en nuestra Comunidad Infantil, descúbrela.

Fuente: Seldin T. (2006). How to Raise an Amazing Child. The Montessori Way. New York. DK Publishing.

Vacaciones: actividades para niños de 1.5 a 3 años

El método Montessori se basa entre otras cosas en un ambiente preparado para desarrollar el potencial de los niños. Un ambiente preparado no debe existir únicamente en el Colegio, también puede empezar desde casa.  Compartimos contigo algunos ejemplos que puedes empezar a aplicar:

  • Observa cuáles son los juguetes que más utiliza tu hijo y procura siempre tenerlos a su alcance en estantes, libreros o repisas que correspondan con su altura para que le sea fácil alcanzarlos.
  • Un juego de escoba, recogedor, trapeador y cubeta de su tamaño serán de gran atractivo para tu hijo porque, como te habrás dado cuenta, en esta etapa imita todo lo que tú haces. Con esta actividad tu hijo desarrollará coordinación motriz gruesa y el cuidado del ambiente que lo rodea.
  • Escoge recipientes de diferentes tamaños y formas que sean fáciles de abrir y cerrar. Mételos en una caja de fácil acceso para sus manos.  Algunos ejemplos de objetos que pueden resultar interesantes para tu  hijo son: un estuche para cepillo de dientes, un joyero o una cajita para abrir y cerrar, recipientes con sus tapas, cajitas de anillos. Evita meter en esta caja objetos que tu hijo deba enroscar ya que en esta etapa, el niño aún no adquiere la suficiente coordinación y fuerza para realizar esta acción. Con ejercicios como estos, tu hijo empezará a desarrollar las habilidades que requiere para la siguiente etapa.
  • Utiliza una bolsa de tela con jareta para que introduzcas en ella diferentes objetos para que tu hijo los pueda meter y sacar. Este tipo de actividades, ayuda a que tu hijo desarrolle coordinación motriz fina y concentración.
Recuerda: ¡disfruta esta etapa!