5 maneras Montessori ayuda a tu adolescente para el Siglo XXI

Cuando María Montessori planteó Comunidades de Adolescentes como alternativa para la educación secundaria, tuvo muy claro que el desarrollo de habilidades para la vida adulta, la reflexión, la gracia y la cortesía, eran claves para el florecimiento del adolescente.

Te compartimos 5 puntos que diferencian una Comunidad de Adolescentes (Secundaria) y cómo ayuda a tus hijos a darse cuenta de su valor como individuos y de su capacidad para enfrentar el Siglo XXI integralmente.

1. Formación de su identidad

En ocasiones, los chicos se sienten perdidos en la multitud. En un ambiente Montessori, la libre expresión es la base del día a día. Es un ambiente que se prepara para que cada estudiante sea le mejor versión de sí mismo, sin juicios y con una guía para que tomen decisiones sobre lo que les gusta y lo que no. Aprenden haciendo, por lo que sus errores son la mejor herramienta de aprendizaje; sobre todo en un ambiente en donde su salud emocional es lo principal, así como el apoyo de sus compañeros y adultos mentores.

2. Seguimos su interés

La escuela no tiene por qué ser aburrida. Como guías, trabajamos para canalizar la energía de cada estudiante en proyectos productivos, de acuerdo a su interés y habilidades. Un elemento clave en la educación Montessori es el aprendizaje diferenciado, es decir que se hace un plan de trabajo para cada uno de los estudiantes, lo que permite una educación personalizada.

3. Amor al aprendizaje

El resultado de un buen rendimiento académico es gracias a un estudiante enganchado y motivado. Un ambiente en donde un chico pueda elegir su asiento, su lugar de trabajo, tener momentos de reflexión, de trabajo comunitario y de elegir en qué quiere trabajar, produce motivación y enganche al aprendizaje.

4. Preparación para lo desconocido

El método Montessori reconoce y sabe que la escuela es sólo el inicio para una educación continua. Un adolescente debe prepararse para la vida real y no sólo para contestar exámenes. Es por eso que todos los días se enfrentan a actividades de la vida y no sólo a clases académicas. Enseñar a los estudiantes a aprender por sí solos, es parte fundamental de la educación Montessori

5. Sentido de comunidad:

Grupos pequeños permiten que todos los involucrados formemos un sentido de comunidad. Cada estudiante es un individuo clave dentro de la comunidad, cada uno puede expresarse y proponer. Los chicos realizan actividades de servicio comunitario dentro y fuera del colegio. Cada actividad se diseña y planea para que cada chico pueda tomar diferentes roles de liderazgo. Los lazos que construimos con ellos son para la vida.

Conoce una Comunidad de Adolescentes que prioriza la salud emocional de tu adolescente.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


CAPTCHA Image