Beneficios que obtienen tus hijos al dormir en su propia cama

Cada vez es más común que las familias opten por permitir que sus hijos duerman en la cama o en el cuarto de sus padres, incluso después del preescolar. ¿Será lo más conveniente?

Existen muchas teorías al respecto. En algunas encontrarás que lo mejor para los niños es que duerma en tu cama hasta los 5 años; en otras verás que es mejor que hasta los 3 años; unas más te dirán que desde que dejes de darle pecho.

La filosofía de María Montessori se basa en respetar la etapa de desarrollo en que se encuentra cada niño, para, de esta manera, apoyarlo en la conquista de su independencia.

En Montessori es fundamental preparar adecuadamente el ambiente para que los niños puedan encontrar logros de acuerdo a su etapa de desarrollo. Uno de los logros que satisface de mayor manera a un niño es la conquista de su independencia. Cada pequeña conquista, le va ayudando a tus hijos a construir su autoestima y seguridad de manera más sólida. Si estos cimientos, se construyen firmes, es más probable que en su edad adulta tenga éxito en la toma de decisiones, en sus relaciones interpersonales, en la constancia, tolerancia a la frustración y en la voluntad.

Cada familia decidirá cuál es el mejor momento para que sus hijos duerman en cuarto o cama propia. Sin embargo, queremos compartir contigo lo que, bajo nuestra mirada, es fundamental que tengas en cuenta para tomar esta decisión que afectará el resto de su vida.

  1. María Montessori, recomendaba que un niño, desde que logra la conquista del gateo, puede dormir en una cama a ras de piso. Esto con el objetivo de permitirle al infante, la posibilidad de subir y bajar de la cama con libertad. Si, un niño no tiene esa libertad, estaríamos, de alguna manera, obstaculizando su proceso natural de movimiento y desarrollo.
  2. Seguridad y autoestima: dormir solo es un reto al cual nos enfrentamos todos. Cuando superamos retos, que por naturaleza están presentes en nuestra vida, construimos seguridad para mirar al frente lo que viene. Si apoyas a tu hijo para que supere el reto de dormir en su propio cuarto, le ayudarás a adquirir herramientas que le permitan enfrentar el mundo.
  3. A partir de que los niños empiezan a gatear y caminar, comienzan a ser conscientes que son seres individuales, es decir no son parte de su madre. Es importante ayudarle a tus hijos a fortalecer esta consciencia de su individualidad. Dormir en su propio cuarto, le permitirá a tus hijos tener momentos de reflexión y autoconocimiento, necesarios para su edad.
  4. Es importante que tus hijos (y por supuesto tú también) cubran su necesidad básica de sueño. Al dormir en la cama de sus padres, no logran el descanso profundo.
  5. Independencia: cuando duerme en su cuarto es consciente que puede hacer cosas por sí mismo y no depende del adulto para lograrlo. Tus hijos podrán ser autosuficientes.
  6. Orden psíquico y familiar: existe un orden natural en la familia, los padres son pareja y los niños son los hijos. Cuando permites que tus hijos duerman en tu cama o cuarto, alteras el orden natural de la familia. Colocas a tus hijos en una posición que no les corresponde, lo que puede resultar en: poca tolerancia a la frustración, enojo, dificultad para aceptar límites, así como confusión al no saber qué lugar le corresponde en la familia. Esto obstaculiza su desarrollo psíquico natural.

 

Por lo tanto, tú decides cuándo es el mejor momento pues tú conoces mejor que nadie a tus hijos.

Te invitamos a reflexionar:

  • Si lo que sucede en casa le permite estas pequeñas conquistas de independencia que por naturaleza necesita o al contrario, el ambiente obstaculiza su desarrollo.
  • Quizá, si el ambiente en casa no le permite conquistar su independencia, sea una de las razones por las cuales a tu hijo le está costando enfrentar otros retos.

 

 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


CAPTCHA Image