Actividades Montessori para hacer en casa con niños entre 3 y 6 años

¿Qué hacer con tus hijos cuando no van al colegio? Hay un sin fin de posibilidades para compartir con tus hijos. En la publicación de hoy te compartimos ideas de trabajo Montessori que puedes realizar en casa, con niños en edad Preescolar (entre los 3 y los 6 años) así seguirás apoyando a tus hijos para que desarrollen todo su potencial.

Ejercicios para desarrollar su motricidad fina

En nuestros ambientes Montessori, existe toda un área con materiales Montessori que ayudan a desarrollar la coordinación ojo-mano de los niños.

Algunos materiales que puedes simular en casa, sobre todo con niños entre los 3 y los 4 años son:

Pulseras hechas de pasta:

En una canasta coloca piezas de pasta y un estambre o hilo grueso para que tus hijos puedan insertar la pasta en el hilo hasta formar una pulsera o un collar.

Vaciar agua o semillas:

Coloca dos jarritas, una con agua o semillas y la otra vacía. El objetivo es que tus hijos puedan vaciar el agua o las semillas de una jarra a la otra. Con este ejercicio, además de coordinación, desarrollarán control de movimiento. Verás cómo lo hará una y otra vez hasta lograr vaciarlo sin tirar el agua.

Coser un botón:

a los niños les encanta coser botones. Toma un pedazo de tela, botón, hilo y una aguja grande. Asegúrate que los orificios del botón sean los suficientemente grandes para que pase una aguja grande. Muéstrale a tu hijo los primeros pasos y después deja que él lo haga sólo.

Ejercicios para su proceso matemático:

Dentro de nuestros ambientes de Casa de los Niños (Preescolar Montessori), el área matemática tiene Materiales Montessori para que los niños desarrollen su lógica matemática de manera concreta. En casa puedes seguir con este proceso de manera sencilla:

Matemáticas para niños entre 3 y 4:

Correspondencia uno a uno: 

Alínea 10 recipientes y numéralos del 1 al 10. Dale a tu hijo(a) 55 objetos diferentes (botones, gomas, pijas, etc) y pídele que meta en cada recipiente el número de objetos indicado.

Caja de husos: material Montessori para la correspondencia uno a uno

Matemáticas para niños entre 4 y 5:

Contar:

Pídele que cuente lo que hay en casa. ¿Cuántas sillas hay? ¿cuántas ventanas? ¿cuántos focos?

Trazo:

Traza en su espalda, sin que pueda ver, un número y pídele que adivine cuál es

Matemáticas para niños entre 5 y 6:

Sumas simples con objetos:

En nuestros ambientes Montessori, cuando damos introducción a la suma, les platicamos a los niños que sumar es juntar cantidades. Puedes llevar esto a casa con objetos. Por ejemplo, dale botones. Pídele que reúna una cantidad en un lado y una diferente en otro. Ahora pídele que los junte y que cuente cuántos son. Deja que él haga cantidades sólo y que las cuente por su cuenta.

Ejercicios para proceso de Lectoescritura

Lenguaje para niños entre 3 y 4:

Canta con ellos:

Cada mañana, en nuestras Casa de Niños, recibimos a los niños en círculo. Nos sentamos alrededor de la línea marcada en el ambiente y nos damos la bienvenida. Lo más común es que cantemos alguna canción o al final del día que contemos un cuento. Cantar con tus hijos ayudará a que en esta etapa puedan seguir desarrollando su vocabulario

Lee con ellos:

Qué mejor manera de que sigan consolidando su lengua materna que con el acercamiento a la lectura.

Nombra las cosas:

recorre tu casa con ellos y nombra las cosas que no conocen y pídeles que te nombren las que ya conocen

Lenguaje para niños entre 4 y 5:

Trazo:

En una charola con arena puede trazar las letras que ya conozca. Puedes tú trazar una para que observe y después la pueda trazar.

Lectura global:

Coloca letreros en algunas cosas: mesa, silla, ventana, cama, puerta. Tus hijos podrán recorrer la casa y leer los letreros.

Lenguaje para niños entre 5 y 6:

Si ya está en el proceso de la escritura, puede escoger objetos de casa y escribir su nombre, para luego pegar el letrero.

Ejercicios de vida práctica

En nuestras Casas de los Niños, podrás observar el área de vida práctica. Uno de los objetivos de los materiales de esta área es que los niños realicen actividades de manera autónoma. Dentro de las actividades que existen en nuestros ambientes son: cortar fruta, lavar platos, lavar la mesa, regar las plantas, preparar galletas con mermelada, pelar pepinos, barrer, trepear. Tus hijos pueden ayudarte en casa con cualquiera de estas actividades.

FORMA PARTE DEL COLEGIO MONTESSORI DE QUERÉTARO

WHATSAPP:

442 219 46 21

Actividades Montessori para hacer en casa con niños entre 1.5 y 3 años

Es viernes último de mes y tus hijos ¿se quedan en casa?

Te compartimos algunas actividades que puedes realizar ya sea si tienes oportunidad de hacer “home office” o si tu trabajo te permite los viernes últimos de mes estar con tus hijos en edad Maternal.

La intención es que estas actividades las realicen tus hijos en el mismo espacio donde estés trabajando para que puedas estar al pendiente. La idea es darte herramientas para recurrir lo menos posible a la tele, el teléfono o la tablet y que tu bebé haga actividades que le ayudarán en su desarrollo. Ahora bien, si tienes oportunidad de hacer esto con ellos, ¡qué mejor!

ACTIVIDADES QUE TUS HIJOS PUEDEN HACER SOLOS con tu supervisión

Abrir y cerrar frascos: Esta es una actividad de motricidad fina y ayuda a tus hijos tanto en la coordinación del ojo y la mano, como a desarrollar fuerza y memoria muscular. Seguramente en casa tienes frascos con tapa. En una canasta dale a tu bebé 3 o 4 frascos vacíos de distintos tamaños con las tapas. Muéstrale cómo se cierra y se abre y déjalo que explore.

Pinzas: En nuestros ambientes Montessori verás muchos materiales de pinza, ya que el ejercicio de la pinza y los dedos, además de desarrollar su motricidad fina lo prepara indirectamente para la toma del lápiz. En una canasta, poner varias pinzas (las que usas para colgar la ropa). El chiste es que tus hijos coloquen las pinzas en el borde de la canasta.

Pintar con crayolas en el piso: Toma un pedazo de papel kraft y colócalo en el piso. El tamaño del papel que sea suficientemente grande para que tu hijo pueda sentarse ahí mismo, caminar y pintar libremente sin manchar el piso.

Cucharear: otro material de motricidad fina muy común en nuestros ambientes Montessori es el de cucharear. Coloca una charola con dos recipientes y una cuchara. En uno de los recipientes coloca semillas de frijol o granos de arroz o lenteja, lo que tengas a la mano. El objetivo directo es que tu hijo con la cuchara lleve las semillas de un recipiente a otro. Muéstrale primero cómo hacerlo y luego deja que él lo haga solo.

Candados con llaves: en una canasta coloca 3 o 4 candados de diferente tamaño, cada uno con su llave. Muéstrale a tu hijo cómo abrir y cerrar y después permite que lo haga sin ayuda.

Regar las plantas y trapear: Si tu hijo ya domina caminar solo y llevar objetos de un lugar a otro, puede regar las plantas de la casa. Ayúdale a colocar agua en una regadera (de acuerdo a su tamaño, no la llenes mucho) y muéstrale cómo regar una planta. Ahora deja que lo haga con el resto. Seguramente se le caerá un poco de agua por lo que necesitarás un trapeador de acuerdo a tu tamaño. Muéstrale cómo trapear el agua del suelo para que lo pueda hacer solo.

HAZ UNA CITA AHORA

WHATSAPP: 442 219 46 21

3 tips Montessorianos para este regreso a clases

Se acerca el primer día de clases después de un periodo vacacional.

Todos, incluyendo adultos, estamos en el modo festivo y nos cuesta mucho trabajo regresar a la rutina, sobre todo a los niños.

Ya sea que tus hijos entran a Maternal, Preescolar, Primaria o Secundaria, regresar a la rutina puede ser difícil.

¿Cómo les ayudo a mis hijos a regresar a la rutina?

Te presentamos 3 tips muy Montessorianos para que sea un proceso más fácil:

  1. El horario de dormir es el más importante: regresa a la rutina establecida. Intenta despertarlos muy temprano y tener un día lleno de actividades para que no les cueste trabajo dormir temprano. Si haces esto con uno o dos días de anticipación,fácilmente regresarán a los horarios escolares.
  2. Regresa a los horarios establecidos: También el horario para  comer debe regresar a lo que acostumbran en época de clases.
  3. Regresa a las responsabilidades: en vacaciones es muy común consentir a los niños un poco más: más dulces, más televisión etc. Sin embargo es importante que poco a poco tu hijo o hija regresen a sus responsabilidades (recoger su plato de la mesa y lavarlo, hacer su cama, recoger sus juguetes). Esto le ayudará a regresar a las responsabilidades dentro del colegio

Una vez que inicien las clases, ten paciencia y respira. Volver a la rutina no es fácil para muchos.

¿Tus hijos dependen de ti más de lo necesario?

¡Qué pregunta!

Como mamás queremos lo mejor para nuestros hijos, y en ocasiones nos traiciona el instinto de protección para ayudarles a nuestros hijos en TODO, incluso adelantarnos a sus acciones, sin dejarles realizarlas por sí solos. ¿Te pasa?

Fomentar en tus hijos la independencia y autonomía es un objetivo principal en cada uno de nuestros ambientes Montessori desde Comunidad Infantil (Maternal Montessori), Casa de los Niños (Preescolar Montessori), Taller I y II (Primaria Montessori) y Comunidad de Adolescentes (Secundaria Montessori).

En este post, te platicamos cómo logramos fomentar autonomía en los niños de Comunidad Infantil y Casa de Niños, estamos seguros que algunos de estos tips pueden ayudarte en casa:

Primero es importante hablar de lo fundamental de la observación dentro de la Filosofía Montessori. Esta observación implica conocer la etapa y el proceso en el que se encuentra cada niño, observar sus intereses así como escucharlos. Cuando un niño o niña te dice “yo puedo solito”, debemos escuchar y prestar mayor atención a lo que quiere, siempre y cuando esto no implique un riesgo en su seguridad.

En un ambiente Montessori los niños y niñas aprenden a ser autónomos e independientes gracias al trabajo mismo, es decir solitos llevan y traen su material, trabajan solos, cuidan de su ambiente y de sus cosas. Pero sobre todo, trabajan su autonomía gracias a los materiales de vida práctica. 

Te compartimos algunas ideas que suceden dentro de un ambiente de Casa de los Niños (Preescolar Montessori), y algunas para niños en edad Maternal que fácilmente puedes adaptar a casa:

  1. Vestirse solo: Cuando un niño entra al ambiente lo primero que aprende es a que su chamarra o suéter debe colgarse con un gancho en el lugar de la ropa. Cada niño tiene designado una caja en donde se guardan mudas de ropa. Cuando un niño se ensucia en el huerto o se moja realizando alguna actividad con agua, ellos solitos saben donde está su ropa para que puedan cambiarse, sin necesidad de la ayuda de un adulto.
    • Deja que tus hijos decidan qué se quieren poner y muéstrales cómo vestirse solos. Al final, tal vez lo único en que verdaderamente necesiten ayuda es en el amarrado de las agujetas 😉
  2. Recoger y limpiar lo que haya ensuciado: a los niños y niñas en nuestro colegio se les muestra cómo utilizar una escoba y trapeador, como sacudir y encerar, entre otras cosas.

    Un ambiente Montessori ayuda a los niños a lograr su independencia y autonomía

  3. Asearse: Así como se pueden lavar las manos sólos, eventualmente en casa podrán bañarse solos en tanto le enseñes a hacerlo. Un niño o niña de 4 años es perfectamente capaz de hacerlo. Recuerda supervisar para que no olvide lavar ninguna parte de su cuerpo.
  4. Poner la mesa: los niños dentro de nuestros ambientes toman roles a la hora de comer refrigerio. Uno de ellos reparte los manteles de tela, otro las loncheras. Cada niño, saca su refrigerio de la lonchera y lo acomoda en su mesa para que, una vez que todos estén sentados y listos, puedan iniciar a comer.
    • A partir de los 3 años, tus hijos son más que capaces de ayudarte a poner la mesa. Muéstrales cómo hacerlo con las dos manos. Empieza por las cosas sencillas y sin mucho peso: manteles, cubiertos, aderezos, etc. Si sucede un accidente, no lo regañes, recuerda que está aprendiendo. Mejor acompáñalo para que juntos limpien. Recuérdale la importancia de utilizar las dos manos
  5. Preparar alimentos: En nuestros ambientes existe un área de preparación de alimentos. Los niños y niñas realizan actividades desde preparar el agua del refrigerio, galletas con mermelada hasta pelar y cortar pepinos.
    • A los niños y niñas les encanta cocinar. Haz que tus hijos participen en la preparación de alimentos. Empieza con algo sencillo. Recuerda, aun cuando ya lo pueden hacer, no significa que lo sepan hacer. Muéstrales cómo utilizar un pelador por ejemplo. Utiliza cuchillos que no tengan suficiente filo para evitar un accidente. Debes estar muy atento o atenta a lo que hacen.Si tu hijo tira agua o moronas, ten a la mano una escoba o trapeador de su tamaño para que él mismo pueda limpiar lo que ensució.
  6. Coser un botón: Uno de los materiales preferidos de los niños en el área de Vida Práctica de Montessori es “Coser un botón”
    • Muéstrale a tus hijos cómo hacerlo. Lo pueden hacer como entretenimiento o simplemente para reparar su batita o suéter.

Lo primordial en un ambiente Montessori es la salud emocional de los niños y niñas. Recuerda que entre más independiente le ayudes a ser, más construirá su autoestima y su seguridad en sí mismo.

 

CONOCE NUESTROS AMBIENTES DE MATERNAL Y PREESCOLAR

ENVÍA UN WHATSAPP PARA HACER UNA CITA: 442 603 63 65

 

 

 

 

 

 

 

 

10 cosas más importantes que la Disciplina

La paternidad es una tarea muy compleja. A veces tendemos a enfocar nuestra atención en algún aspecto y descuidamos otros. Muchas veces estamos más preocupados en “cómo hacer que mi hijo haga…” o “qué puedo hacer cuando…” y perdemos de vista factores más importantes.

En el Colegio Montessori de Querétaro la disciplina se basa en lo positivo y en apoyar a los niños y niñas a que desarrollen la autodisciplina. La filosofía Montessori se basa en la observación, en el fomento al diálogo, en el respeto, la compasión y el perdón; en formar comunidad y vínculos fraternos entre todos los miembros de la comunidad (niños y adultos).

En casa, puedes llevar estos principios también.

Te presentamos 10 cosas más importantes que la disciplina para que lleves a casa:

1. La relación padre (madre) hijo. Esta relación es la más grande influencia sobre sus vidas. La forma en que nos relacionamos con nuestros hijos es la forma en la que se relacionarán con otros. Esta relación debe basarse en el respeto, la empatía y la compasión. No solo tratarán a los demás de la misma manera, sino que además esperarán ser tratados del mismo modo.

2. La percepción. Cuando observas a tu hijo, ¿qué es lo que ves? ¿Ves lo positivo o lo negativo? La manera en que lo ves determina la forma en que lo tratas. Pensar que: “Está en los terribles dos” te hará enfocarte en cosas terribles y hará que lo corrijas constantemente. Trata de ver el mal comportamiento como necesidades que deben ser atendidas.

3. La relación con su papá (mamá). Tu hijo observa y aprende. El cimiento de una familia feliz es una relación, sana, amorosa y fuerte entre ustedes dos. Esto no quiere decir que deban estar juntos para lograrlo.

4. La atmósfera en casa. El ambiente de la casa debe ser seguro, cálido y amoroso para todos los miembros. Este ambiente se verá afectado si hay constantes peleas entre los padres, los hermanos y/o los padres y los hermanos.

5. La forma en que te relacionas con otros. ¿Cómo tratas a el conductor delante de ti, al dependiente en el autoservicio, a algún servidor público? Tu hijo observa y sigue tu ejemplo.

6. Servicio a la comunidad. El que seas voluntario o que estés involucrado en tu comunidad le mostrará un sentido de responsabilidad, compromiso y reciprocidad.

7. La Escuela. Elige con cuidado. Toma en cuenta que no todos los niños aprenden igual y al mismo ritmo. Lo que funciona a la mayoría, no necesariamente le funcionará a tu hijo. Asegúrate que tu influencia sea mayor que la de sus pares.

8. Tu relación contigo mismo. Si estás bien, podrás atenderlo mejor. Serás más paciente, empático y tendrás más energía.

9. Medios de comunicación. La publicidad, los medios y los gadgets envían mensajes a nuestros hijos. Limita los horarios y filtra lo que les llega.

10. Necesidades básicas. Nutrición adecuada, sueño y ejercicio son necesarios para su bienestar y desarrollo pero además están directamente relacionados con su comportamiento.

 

Ven a conocer el Colegio Montessori de Querétaro

Envíanos un Whatsapp al 442 603 6365

 

 

 

¿Nueva Escuela Por Cambio De Residencia? 10 razones por las cuales Montessori es la mejor opción

Un cambio de residencia puede suceder por distintos factores: laborales, nuevos comienzos, separación de los padres, entre otros. Ya sea por elección o por necesidad, a quien más afecta un cambió así, es a los hijos. No es casualidad que es el factor de estrés en el que se centra la temática de la más reciente película de Pixar “Intensamente” (Inside Out 2015).cambio de residencia

Dependiendo de la edad, un niño reacciona distinto frente a los cambios. En algunos casos, puede mostrarse inseguro, con mucha ansiedad, con cambios anímicos o incluso buscar el aislamiento. Un cambio de ciudad siempre implica la búsqueda de un colegio nuevo.

Te compartimos 10 razones por las cuales un colegio con la filosofía Montessori es la mejor opción para tu hijo(a):

  1. Entrará a un ambiente de mucha contención y amor, pues las y los guías estarán al pendiente de sus emociones. Así mismo, en un ambiente Montessori los niños son mucho más incluyentes, por lo que cada vez que entra alguien nuevo lo reciben con los brazos abiertos, como si se conocieran desde tiempo atrás. Es el caso de Kylie, una niña de Estados Unidos que se acaba de incorporar a nuestra comunidad, a los dos días de entrar al colegio a su papá le dijo “Dad, this feels like home” (me siento como en casa)
  2. Se educa con principios, valores y conocimientos universales, no locales o regionales. Esto es especialmente atractivo para familias errantes puesto que facilita el proceso de adaptación y la continuidad en los estudios. El método Montessori acreditado internacionalmente es el mismo para escuelas en México, Norte América o Europa.
  3. Convivirá con niños de distintas edades, lo cual le ayudará a encontrar cierto equilibrio pues aprenderá de los grandes y será guía para los más chicos lo que construirá en su propia seguridad. Esto también evita el bullying o acoso escolar puesto, lejos de que un mayor pudiera molestar a un niño menor, los niños mayores aprenden a servir de ejemplo, a guiar y proteger a menores. Por su parte los niños menores, aprenden a poner límites y adquirir seguridad frente a los mayores.
  4. Trabajará en un ambiente libre de estrés. Un ambiente Montessori respeta el ritmo de trabajo de cada niño por lo que no se apresura a nadie a llegar a objetivos que aún no están a su alcance. En estos casos, el enfoque del primer mes no debe ser lo académico.
  5. Será feliz en un ambiente de respeto, armonía e inclusión libre de acoso escolar o bullying. En Montessori se fomenta el respeto profundo al otro, por ejemplo no existen los apodos. Cada uno de los ambientes de trabajo (salones) son como pequeñas comunidades en donde todos colaboran en los proyectos y actividades.
  6. Se respetará su ritmo de trabajo y sobre todo su proceso emocional: Con un niño en este tipo de proceso de cambio, lo primero a trabajar debe ser lo emocional y lo social para construir seguridad en sí mismo y sobre todo que empiece a formar vínculos afectivos con el grupo y con su guía.
  7. Grupos reducidos. En el colegio, los grupos no rebasan los 25 niños (con niños de distintas edades) lo que propicia que los dos adultos que están todo el día dentro del ambiente de trabajo, tengan mayor oportunidad de trabajar de manera personal con tu hijo(a).
  8. Ambiente estable y de mucho orden. Un ambiente Montessori se caracteriza por la estabilidad y el orden ya que es parte de la armonía que se genera. Los materiales siempre están en el mismo lugar, las reglas y los límites son claros y siempre los mismos. Tu hijo(a) en este proceso de cambio necesita la mayor estabilidad que se le pueda ofrecer.
  9. Comunicación abierta con la guía (maestra) de tu hijo(a). El colegio se caracteriza por siempre abrir las puertas a los padres cuando tienen dudas o inquietudes. Al mes de que tu hijo se incorpore,  podrás sentarte a platicar con su guía acerca de la adaptación de tu hijo(a), a nivel emocional y social.
  10. Ambiente positivo en donde se valorizará su esfuerzo y sus logros. El colegio no fomenta la competencia entre los niños por lo que la colaboración y el compartir se desarrollan de manera natural. La filosofía Montessori fomenta el desarrollo de la comunidad, por lo que no sólo tu hijo(a) si no tu familia completa podrán sentirse de inmediato parte de algo hermoso.abrazando

 

 

 

7 actividades que ayudan a tu hijo(a) a ser más responsable

Cuando somos niños, construimos el valor de la responsabilidad con ayuda de los adultos que están a nuestro alrededor; sin embargo quien más influye para que logremos ser autónomos y responsables, son nuestros padres.

La Filosofía Montessori, se enfoca mucho en apoyar a que los niños, niñas y jóvenes que se construyen bajo esta pedagogía, tengan herramientas que les permita desarrollar su autonomía, autoestima y sobre todo lo que implica la responsabilidad y el ejercicio responsable de su libertad.

Te comapartimos 7 actividades que llevamos a cabo dentro de nuestros ambientes de Casa de los Niños (Preescolar Montessori) y Taller (Primaria) para apoyar a los chicos a seguir construyendo su responsabilidad, estamos seguros que muchos de ellos los puedes aplicar en casa.

  1. Cada quien es responsable de sus cosas: cuando los niños y niñas salen a jugar a la cancha o patio, cada quien es responsable de llevar su botella de agua y pertenencias. Así como las llevan, cada quien es responsable de regresar con ellas.
    • Cuando visites un lugar con tus hijos, asegúrate que sean conscientes de las pertenencias que llevan consigo para que sepan donde las ponen y no olviden traerlas de regreso. Recuerda que tú sólo los vas a guiar, no eres responsable de cargarlas o buscarlas por todas partes, eso le toca a ellos y son completamente capaces de hacerlo.
  2. Todos somos responsables de cuidar el material de trabajo: El material de trabajo es justamente para eso, para trabajar. Si algún niño(a) le empieza a dar un uso inadecuado, al grado de romperlo, ellos mismos deben reponer ese material. Si pasa eso, platicamos con los padres para sugerir que el niño o niña aporte algo para reponerlo: parte de sus ahorros o domingos, o que tenga alguna tarea en casa para hacer consciente el valor del dinero.
  3. Cada quien es responsable de sus decisiones: Con los niños y niñas siempre platicamos acerca de que al tomar una decisión hay consecuencias negativas y consecuencias positivas y cualquiera de las dos, debemos afrontarlas.
  4. Si ensucias algo, te toca limpiarlo: Por ejemplo, cuando los niños utilizan el material de Vida Práctica para cocinar y compartir con todos, ellos son responsables de la limpieza del área: lavar los utencilios, platos, vasos, etc.
    • En casa puedes hacer exactamente lo mismo o parecido. Después de comer pídele que lleve sus platos al lugar donde se lavan o ayúdalos a que ellos mismos los laven. Ellos son completamente capaces de recoger su ropa y empezar a hacer su cama.
  5. Si necesitas pedir algo lo puedes hacer solo(a): A los niños les encanta ir a la oficina a pedir papelería o algunos materiales de la bodega por ejemplo.
    • Cuando visites un restaurante, ayúdale a tu hijo para que él o ella misma pueda pedir su comida o bebida. Si tiene dudas sobre los juegos, que él mismo pregunte al encargado, etc.
  6. Regalos: En el colegio, cada año hacemos una colecta. En casa puedes ayudar a tus hijos a que vean en su clóset qué ropa ya no les queda o qué juguetes ya no utilizan para que juntos decidan a quién le pueden ser de utilidad.
  7. Mascotas y seres vivos: dentro del ambiente tenemos peces y plantas y los niños son responsables de alimentarlos y regarlas.
    • Haz lo mismo en casa. En la medida de lo posible, tu hijo(a) puede tomar la responsabilidad de regar las plantas de la casa o darle de comer a su mascota.

Si ayudas a tus hijos a que desde esta edad puedan ser responsables de sus cosas, decisiones y actividades, podrás ver los frutos en las etapas siguientes de su desarrollo y por el resto de su vida.

 

 

Y tus hijos… ¿qué van a regalar en navidad?

Existen miles de posts, acerca de qué regalar en esta época Decembrina. Juguetes, ropa, dulces y chocolates.

Siempre pensamos en qué le regalamos a nuestros hijos, sin embargo, les hemos enseñado a nuestros hijos, ¿cómo y qué podrían regalar?

En Montessori, evitamos lo más que podemos el consumismo desmedido e irresponsable. Los que conocen nuestro Colegio, saben que no festejamos los días comerciales y que más bien nos enfocamos en que los niños vivan una experiencia que les ayude a enriquecer su conocimiento y cultura.

Si eres parte de la filosofía del consumo responsable, ¿qué te parecen estas ideas para mostrarles a tus hijos algunas maneras de hacer un regalo consciente y responsable?

  1. Ropa: ayúdalo a buscar entre su ropa, las cosas que ya no use o no le queden.
  2. Juguetes: de la misma forma, habrá juguetes que ya no utilice y podrá regalar a los niños que no tengan.
  3. Hecho a mano: Puedes ayudar a tus hijos a preparar algo con sus manos. Puede ser un pastel de plátano, unos cupcakes o incluso producir algo sencillo como velas, tejer bufandas, etc. Un regalo hecho por ellos mismos es invaluable.
  4. Tiempo: Tú y tus hijos pueden donar tiempo a algún lugar que lo necesite. Ya sea conviviendo con abuelos en algún asilo o con niños en alguna casa hogar. También hay organizaciones que buscan voluntarios para ayudarles en las labores diarias, por ejemplo pueden ser voluntarios en un albergue para perros, siempre necesitan a alguien que les ayude a limpiar los patios o a pasear a los perros.
  5. Comida: Tú y tus hijos pueden hacer sandwiches y repartir a la gente que no tiene casa. O acudir a algún comedor público en donde puedan participar sirviendo comida al a gente que lo necesita.

 

Recuerda que con estas pequeñas acciones, puedes mostrarle a tu hijo(a) lo importante que es darnos la mano unos a otros y ser responsables. 

 

En Montessori la autodisciplina es posible

Sí, ¡la autodisciplina es posible! y en un ambiente Montessori, aún más.

¿Cómo?

Un ambiente Montessori se caracteriza porque la Guía observa. La observación se vuelve fundamental, pues es a través de esta, que el adulto responsable detecta en qué proceso se encuentran los niños y cuáles son las necesidades naturales que manifiesta. Gracias a la observación, la guía sabe si el niño o niña tiene necesidad de movimiento, de orden, de exploración, independencia, entre otras.

Una vez que se detectan estas necesidades, es importante que el adulto evite pasar por encima de ellas o exigir más de lo que el niño o niña puede hacer. Pasar por encima de sus necesidades provoca enojo y frustración en los niños. Cuando el niño no tiene satisfechas estas necesidades, entra en conflicto y confrontación con el adulto.

Dentro de los ambientes Montessori se trabaja con distintas técnicas para poder ayudar a lo niños a formar autodisciplina y autonomía. Los principios fundamentales de la Filosofía Montessori involucran principios de disciplina inteligente y amorosa, así como inteligencia emocional.

Te compartimos factores fundamentales que se trabajan en un ambiente Montessori para promover la autodsiciplina, estamos seguros que podrán ayudarte de igual manera en casa.

  1. Nos comunicamos con los niños.

El niño o niña debe conocer con anticipación lo que esperamos que haga y cuáles son las reglas; en dónde y en qué momentos  puede hacer ciertas cosas y en dónde y cuándo no. Por ejemplo: puede correr en un parque, en el patio, etc. siempre y cuando sea el momento adecuado para ello, pero no puede correr en la calle o en un lugar reducido ya que podrá lastimarse o romper algo.

2. Los niños saben que se debe reparar el daño causado:

Las consecuencias siempre deberán ponerse de acuerdo al límite roto, no son castigos, sino una forma de reparar el daño hecho. Si tiró algo deberá recogerlo, si corre a pesar de que se dio la indicación de no hacerlo, entonces deberá estar tomado de nuestra mano o sentarse un momento.

3. Somos congruentes con los límites puestos:

Una vez que pongamos una consecuencia se debe de aplicar siempre que el límite se rompa, independientemente de nuestro estado de ánimo o grado de tolerancia. Sobretodo mostrar congruencia, ya que de nada sirve marcar un límite si en el fondo el niño sabe que nos hace gracia su conducta o bien que nos causa culpa ponerlos. Es importante evitar caer en discusiones, perder la calma y sobre todo el castigo físico.

4. Mostramos a los niños que sus actos tienen una finalidad y beneficio:

Los niños deben saber que sus actos tienen una finalidad y un beneficio para sí mismos y para los demás, ya que de esta manera tendrá interés en cumplir con lo acordado.

5. Hablamos con la verdad:

Solamente el niño confiará en el adulto cuando sabe que lo que le pide es por un bien, cuando no existen trampas, mentiras o chantajes. Por ejemplo, si la madre miente al niño acerca de que no va a salir de casa y lo hace cuando el pequeño está distraído, cuando le dice que si no obedece “mamá se pondrá triste”, cuando le decimos al pequeño que si no  come se pondrá flaco y feo, etc.

“El objetivo de la Disciplina inteligente es lograr que los hijos puedan convertirse a sí mismos en personas capaces de ser autónomos y constructivos para el entorno social en el que viven” Vidal Schmill

Actividades para el fin de semana

Te recomendamos algunas actividades para disfrutar con tus hijos este fin de semana.

Si sales, puedes dejar el ipad y el teléfono en la casa…. ¡NO PASA NADA! es sólo por un día, para que todos tus sentidos estén disfrutando el momento con tus hijos. Anda atrévete.

5 Actividades muy Montessorianas para el fin de semana:

  1. Sal al bosque a caminar para realizar las siguientes actividades:
  • Cuando paseen, asegúrate de comentar con tus hijos lo que estén experimentando. Háblales sobre el tiempo y las estaciones.
  • Si encuentras basura en el parque que estén visitando, recógela y busca un bote de basura para tirarla. Es importante que tu hijo observe este tipo de acciones para que en un futuro las adopte como propias.
  • Estimula la imaginación de tus hijos y acuéstense a observar las nubes. ¿Qué formas ven? ¿Qué historias pueden contar sobre las formas que ven en las nubes?

2. Hagan un rompecabezas juntos. Depende de la edad de tus hijos, el número de piezas y el estilo

3. Utilicen el cuerpo y los sentidos

  • Haz arte con ellos. Saca papel kraft y utilicen la pintura en el cuerpo para después deslizarse sobre el papel y hacer figuras distintas. Ensuciarse es una excelente opción de diversión, además que tanto tú como ellos expresaran sentimientos y emociones a través del arte
  • Deslícense en el jardín: utiliza bolsas de plástico, agua y jabón para crear un pasillo resbaladizo en tu jardín.

4. Haz experimentos con ellos. Tanto a niños como jóvenes les encanta experimentar. Si tienes hijos adolescentes busca en youtube experimentos que quieran probar juntos, entre más extremos más le gustará… (no olvides la seguridad). Si tienes hijos pequeños amarán saber por qué los objetos flotan o no, o si combinas colores que otros se forman, etc. Hay muchas actividades de ciencias para preescolares.

5. Visiten lugares de interés para sus hijos. Un parque de perros a los niños les fascina ver perros correr, ensuciarse y jugar con ellos.

Recuerda que no siempre tienes que gastar mucho para pasarla bien. Te sorprenderá que lo más sencillo es muchas veces lo más divertido.