Entradas

Actividades Montessori para hacer en casa con niños entre 3 y 6 años

¿Qué hacer con tus hijos cuando no van al colegio? Hay un sin fin de posibilidades para compartir con tus hijos. En la publicación de hoy te compartimos ideas de trabajo Montessori que puedes realizar en casa, con niños en edad Preescolar (entre los 3 y los 6 años) así seguirás apoyando a tus hijos para que desarrollen todo su potencial.

Ejercicios para desarrollar su motricidad fina

En nuestros ambientes Montessori, existe toda un área con materiales Montessori que ayudan a desarrollar la coordinación ojo-mano de los niños.

Algunos materiales que puedes simular en casa, sobre todo con niños entre los 3 y los 4 años son:

Pulseras hechas de pasta:

En una canasta coloca piezas de pasta y un estambre o hilo grueso para que tus hijos puedan insertar la pasta en el hilo hasta formar una pulsera o un collar.

Vaciar agua o semillas:

Coloca dos jarritas, una con agua o semillas y la otra vacía. El objetivo es que tus hijos puedan vaciar el agua o las semillas de una jarra a la otra. Con este ejercicio, además de coordinación, desarrollarán control de movimiento. Verás cómo lo hará una y otra vez hasta lograr vaciarlo sin tirar el agua.

Coser un botón:

a los niños les encanta coser botones. Toma un pedazo de tela, botón, hilo y una aguja grande. Asegúrate que los orificios del botón sean los suficientemente grandes para que pase una aguja grande. Muéstrale a tu hijo los primeros pasos y después deja que él lo haga sólo.

Ejercicios para su proceso matemático:

Dentro de nuestros ambientes de Casa de los Niños (Preescolar Montessori), el área matemática tiene Materiales Montessori para que los niños desarrollen su lógica matemática de manera concreta. En casa puedes seguir con este proceso de manera sencilla:

Matemáticas para niños entre 3 y 4:

Correspondencia uno a uno: 

Alínea 10 recipientes y numéralos del 1 al 10. Dale a tu hijo(a) 55 objetos diferentes (botones, gomas, pijas, etc) y pídele que meta en cada recipiente el número de objetos indicado.

Caja de husos: material Montessori para la correspondencia uno a uno

Matemáticas para niños entre 4 y 5:

Contar:

Pídele que cuente lo que hay en casa. ¿Cuántas sillas hay? ¿cuántas ventanas? ¿cuántos focos?

Trazo:

Traza en su espalda, sin que pueda ver, un número y pídele que adivine cuál es

Matemáticas para niños entre 5 y 6:

Sumas simples con objetos:

En nuestros ambientes Montessori, cuando damos introducción a la suma, les platicamos a los niños que sumar es juntar cantidades. Puedes llevar esto a casa con objetos. Por ejemplo, dale botones. Pídele que reúna una cantidad en un lado y una diferente en otro. Ahora pídele que los junte y que cuente cuántos son. Deja que él haga cantidades sólo y que las cuente por su cuenta.

Ejercicios para proceso de Lectoescritura

Lenguaje para niños entre 3 y 4:

Canta con ellos:

Cada mañana, en nuestras Casa de Niños, recibimos a los niños en círculo. Nos sentamos alrededor de la línea marcada en el ambiente y nos damos la bienvenida. Lo más común es que cantemos alguna canción o al final del día que contemos un cuento. Cantar con tus hijos ayudará a que en esta etapa puedan seguir desarrollando su vocabulario

Lee con ellos:

Qué mejor manera de que sigan consolidando su lengua materna que con el acercamiento a la lectura.

Nombra las cosas:

recorre tu casa con ellos y nombra las cosas que no conocen y pídeles que te nombren las que ya conocen

Lenguaje para niños entre 4 y 5:

Trazo:

En una charola con arena puede trazar las letras que ya conozca. Puedes tú trazar una para que observe y después la pueda trazar.

Lectura global:

Coloca letreros en algunas cosas: mesa, silla, ventana, cama, puerta. Tus hijos podrán recorrer la casa y leer los letreros.

Lenguaje para niños entre 5 y 6:

Si ya está en el proceso de la escritura, puede escoger objetos de casa y escribir su nombre, para luego pegar el letrero.

Ejercicios de vida práctica

En nuestras Casas de los Niños, podrás observar el área de vida práctica. Uno de los objetivos de los materiales de esta área es que los niños realicen actividades de manera autónoma. Dentro de las actividades que existen en nuestros ambientes son: cortar fruta, lavar platos, lavar la mesa, regar las plantas, preparar galletas con mermelada, pelar pepinos, barrer, trepear. Tus hijos pueden ayudarte en casa con cualquiera de estas actividades.

FORMA PARTE DEL COLEGIO MONTESSORI DE QUERÉTARO

WHATSAPP:

442 219 46 21

Actividades Montessori para hacer en casa con niños entre 1.5 y 3 años

Es viernes último de mes y tus hijos ¿se quedan en casa?

Te compartimos algunas actividades que puedes realizar ya sea si tienes oportunidad de hacer “home office” o si tu trabajo te permite los viernes últimos de mes estar con tus hijos en edad Maternal.

La intención es que estas actividades las realicen tus hijos en el mismo espacio donde estés trabajando para que puedas estar al pendiente. La idea es darte herramientas para recurrir lo menos posible a la tele, el teléfono o la tablet y que tu bebé haga actividades que le ayudarán en su desarrollo. Ahora bien, si tienes oportunidad de hacer esto con ellos, ¡qué mejor!

ACTIVIDADES QUE TUS HIJOS PUEDEN HACER SOLOS con tu supervisión

Abrir y cerrar frascos: Esta es una actividad de motricidad fina y ayuda a tus hijos tanto en la coordinación del ojo y la mano, como a desarrollar fuerza y memoria muscular. Seguramente en casa tienes frascos con tapa. En una canasta dale a tu bebé 3 o 4 frascos vacíos de distintos tamaños con las tapas. Muéstrale cómo se cierra y se abre y déjalo que explore.

Pinzas: En nuestros ambientes Montessori verás muchos materiales de pinza, ya que el ejercicio de la pinza y los dedos, además de desarrollar su motricidad fina lo prepara indirectamente para la toma del lápiz. En una canasta, poner varias pinzas (las que usas para colgar la ropa). El chiste es que tus hijos coloquen las pinzas en el borde de la canasta.

Pintar con crayolas en el piso: Toma un pedazo de papel kraft y colócalo en el piso. El tamaño del papel que sea suficientemente grande para que tu hijo pueda sentarse ahí mismo, caminar y pintar libremente sin manchar el piso.

Cucharear: otro material de motricidad fina muy común en nuestros ambientes Montessori es el de cucharear. Coloca una charola con dos recipientes y una cuchara. En uno de los recipientes coloca semillas de frijol o granos de arroz o lenteja, lo que tengas a la mano. El objetivo directo es que tu hijo con la cuchara lleve las semillas de un recipiente a otro. Muéstrale primero cómo hacerlo y luego deja que él lo haga solo.

Candados con llaves: en una canasta coloca 3 o 4 candados de diferente tamaño, cada uno con su llave. Muéstrale a tu hijo cómo abrir y cerrar y después permite que lo haga sin ayuda.

Regar las plantas y trapear: Si tu hijo ya domina caminar solo y llevar objetos de un lugar a otro, puede regar las plantas de la casa. Ayúdale a colocar agua en una regadera (de acuerdo a su tamaño, no la llenes mucho) y muéstrale cómo regar una planta. Ahora deja que lo haga con el resto. Seguramente se le caerá un poco de agua por lo que necesitarás un trapeador de acuerdo a tu tamaño. Muéstrale cómo trapear el agua del suelo para que lo pueda hacer solo.

HAZ UNA CITA AHORA

WHATSAPP: 442 219 46 21

¿Qué es un Preescolar Montessori? Parte I

Un ambiente Montessori de nivel preescolar, está conformado por niños de entre 3 y 6 años. Cada niño tiene a la misma maestra por lo menos durante 3 años. Este agrupamiento de niños de diferentes edades corresponde a la teoría sobre el desarrollo infantil de María Montessori, basada en ciclos de tres años.

En este grupo integrado, los niños aprenden unos de otros y aprenden debido a los demás.

Los niños pequeños al observar a los niños mayores, tienen la oportunidad de ver lo que les espera. Los niños mayores tienen la oportunidad de reforzar sus conocimientos al compartir éstos con los más pequeños.

Un salón con estas características presenta armonía y respeto pues las edades diferentes equilibran el ambiente. Debido a su constante interacción, los niños aprenden a ser responsables por sí mismos y por los demás. También aprenden a relacionarse con niños de diferentes edades y habilidades, a respetar el trabajo y el espacio de los demás y a tratarse con gracia y cortesía. Así mismo toman un papel activo en el mantenimiento de su salón, entre otras cosas, regresando los materiales a su lugar, listos para ser usados por el siguiente niño.

En resumen, el salón se convierte en una comunidad donde los niños son tratados con respeto y dignidad, deseando a su vez tratar a los demás de la misma manera.

Texto basado en: ¿Qué es un preescolar Montessori? por David Khan. Una publicación de NAMTA.

¿Quieres conocer más acerca de un Preescolar Montessori? Lee nuestro post Qué es un preescolar Montessori Parte 2

 

 

¿Qué es un preescolar Montessori? Parte II

Los niños menores de 6 años cuentan con extraordinarios poderes mentales. Cuentan con la habilidad que se da una vez en la vida, la de absorber el conocimiento de su alrededor por el mero hecho de vivir. Hacen suyo el ambiente – el espacio físico, el lenguaje y el movimiento tanto de adultos como de niños – a través de lo que Montessori llamó “La Mente Absorbente”. La Mente Absorbente se encuentra en su punto cumbre de receptividad durante los años preescolares. 

Debido a que aprenden tocando y manipulando objetos, se encuentran en fuerte armonía con todo lo que estimule sus órganos de los sentidos: formas, sonidos, olores, texturas y sabores. También responden al orden, debido a su necesidad innata de saber cuál es el lugar de las cosas y como cuadran las piezas. Desean dominar los movimientos de su propio cuerpo al aprender a mantenerlo en equilibrio; también se fascinan conociendo las costumbres y tradiciones de la gente con la que conviven.

Gracias a la Mente Absorbente los niños en edad preescolar no necesitan una enseñanza directa para poder aprender, por lo que en un ambiente Montessori se les da la libertad de movimiento para escoger su propio trabajo, así como la libertad de tocar, manipular y experimentar con diferentes objetos. IMG_9413

En un ambiente Montessori, tu hijo(a) aprenderá a trabajar de forma independiente, por iniciativa propia ayudando así en la construcción de la concentración y la autodisciplina. No dependerá de un adulto para saber si lo que hace es correcto o no.

Texto basado en la publicación de David Khan, ¿Qué es un preescolar Montessori?, publicado por NAMTA.

¿Quieres saber más sobre un Preescolar Montessori? Visítanos

Qué hacer con mis hijos en vacaciones

 

Tips para papás con niños entre 3 y 6 años

Te compartimos algunos tips que no sólo ayudarán en el entretenimiento de su hijo, si no que además lo ayudarán en su proceso de lecto-escritura.

 

 

Rompecabezas

Cuando compres un rompecabezas, elige uno de preferencia con pijas y de máximo 25 piezas (dependiendo de la edad, hay niños que a los 5 ya pueden con un reto de 100 piezas). Cada vez que tu hijo tome una pieza con los 3 dedos (pulgar, índice y medio) estará preparando su mano para la toma del lápiz, herramienta esencial para la escritura. Además, los rompecabezas son ideales para los periodos de concentración y alternativas de pensamiento (resolución de problemas).

Lectura

Lee con tu hijo todas las noches. En este periodo, escoge libros que reflejen la vida cotidiana de forma real y busca que contengan más imágenes que texto e invítalo a que él también cuente la historia. Si conoce algunas letras, haz que participe identificándolas en el texto.

Juego de letras

Aprovecha cualquier momento para hacer este juego con tu hijo: Escoge una letra de las que ya conoce y jueguen a nombrar 5 objetos a su alrededor que empiecen con el sonido de esa letra. Cuando tu hijo de una respuesta equivocada, evita el “No” y enfatiza en el sonido de la primera letra.

Arte

Una manera ideal para que tu hijo exprese sus sentimientos y emociones es a través del arte. La pintura es una buena opción. Si no tienes a la mano un caballete, consigue rotafolios en blanco y pégalos a una pared. Facilítale a tu hijo brochas gruesas y pinturas de lavables y no tóxicas. No te preocupes por el tiradero, en esta etapa es importante que tu hijo se manche, juegue y explore para que desarrolle todo su potencial.

La filosofía Montessori basa gran parte del aprendizaje en la memoria y experiencia sensorial fundamental en el desarrollo de habilidades como la motricidad fina, la discriminación visual, seguimiento de secuencias, el orden y la lógica. Todas estas herramientas interiorizadas de una forma adecuada en el niño resultarán en el proceso de la lecto-escritura y el desarrollo del pensamiento lógico-matemático.