Entradas

Exploración y Conocimiento del Medio en el Colegio Montessori de Querétaro

María Montessori creía que eran necesarias dos cosas para que los niños crecieran y se convirtieran en seres humanos de paz: el conocimiento y la  conciencia de la interdependencia entre todos los seres que habitamos el cosmos y el sentido de gratitud que proviene de la misma.

Es a través de esta educación Cósmica, que los niños reciben lecciones que les permiten desarrollar esa conciencia y gratitud hacia las generaciones previas y a los beneficios recibidos. A través de diversas experiencias, los niños están expuestos no solamente a la convivencia con humanos, sino a todo tipo de formas de vida y elementos en la naturaleza, animales (existentes y extintos), plantas, rocas, océanos, bosques e incluso moléculas de partículas atómicas.

Gracias a estos aprendizajes, los niños desarrollan un sentido de importancia, propósito y responsabilidad que llevan a su vida adulta y que les permite elegir una vocación que los haga sentirse plenos.

 

Conoce más sobre el Colegio Montessori de Querétaro

Disciplina en un ambiente montessori

Cuando el tema de la Educación Montessori surge en alguna charla, estos son los dos comentarios frecuentes de gente que no conoce ampliamente esta alternativa de educación. “En ese método los niños hacen lo que quieren, los ambientes parecen tener demasiada libertad y caos”, o por el otro lado “son ambientes de trabajo con demasiada estructura”.

Cuando un Ambiente Montessori es bien llevado la guía tiene la difícil tarea de encontrar el balance perfecto entre la libertad y la disciplina. Es precisamente la base de la libertad y la estructura la que construye la disciplina en un niño.

De acuerdo con María Montessori si la disciplina se basa en la libertad, la disciplina debe ser necesariamente activa. No podemos considerar a un individuo disciplinado sólo cuando se lo ha reducido artificialmente al silencio o se le ha vuelto inmóvil. Este niño silencioso e inmóvil es, en realidad, un niño al que se le aniquiló la voluntad. Llamamos a un individuo disciplinado cuando es dueño de sí mismo y puede, por lo tanto, regular su propia conducta cuando resulte necesario para seguir alguna norma de vida. Disciplina activa

Muchas personas asumen que la disciplina es algo que debe ser impuesto desde fuera por un figura de autoridad, que debe ser obedecida sin ser cuestionada. En una ambiente Montessori la disciplina no es algo que se ejerce sobre el niño; tampoco se trata de una técnica de control del comportamiento. El principal enfoque, en Montessori, se da en el lugar interno del control, que permite al individuo elegir el comportamiento adecuado porque resulta bueno para él y para la comunidad.

Montessori sostenía que la disciplina es “no un hecho sino un camino”. La verdadera disciplina viene de dentro y es el resultado del continuo desarrollo del crecimiento interno.

El niño debe desarrollar un orden interior a través del trabajo antes de que sea capaz de elegir y llevar acabo sus propios actos.

Montessori encontró que a los niños se les otorga, a través de la libertad inherente en sus ambientes de trabajo, los recursos para que la autodisciplina sea revelada. La independencia no disminuye el respeto por la autoridad, al contrario, la profundiza. Una de las cosas que más despertó su interés fue el observar que el orden y la disciplina están íntimamente unidas y resultan en libertad.

La autodisciplina conlleva un grado de auto respeto que lleva al niño a respetar los derechos y necesidades de los otros. De esta manera puede aprender y crecer  en la seguridad de una comunidad de individuos respetuosos.

 

Respeto al ritmo y proceso de cada niño

“Cuando enseñas algo al niño , le has robado la experiencia de aprenderlo. Debemos ser cautelosos antes de quitarle esa experiencia al niño”.
Dicho Indígena

Según Edward Dale, “la gente recuerda únicamente el 10% de lo que ha leído, 20% de lo que ha discutido pero 90% de lo que ha experimentado”. Interesante, no? Eso me hace pensar que cuando en el Colegio facilitamos que los niños manipulen materiales, estamos permitiendo que experimenten e interioricen. 

Hace poco leí un ensayo sobre Pedagogía India y me sorprendí de las similitudes que nuestro enfoque educativo tiene con estas tribus que el día de hoy conservan sus tradiciones en algunos lugares de Estados Unidos.

Los niños nativos aprenden simplemente siguiendo a sus padres y otros parientes a donde vayan de una jornada a otra, acumulando conocimiento por absorción, imitación y a veces instrucciones.

Los indígenas sentían que los niños aprenden de forma diferente que los adultos. Por lo tanto el aprendizaje debe tener su propio ritmo y respeto por el mismo. Una vez que el niño está preparado y se considera que está listo para cierto conocimiento, este se prepara de manera muy cuidadosa y se le presenta. No se le lanza sin cuidado, no se deja a su alcance, sino que se le entrega en forma de un ritual que hace que los que lo reciben sientan que lo que se les ha entregado ha sido preparado, de alto valor y por consecuencia será apreciado, recordado pasará a la siguiente generación de la misma forma.

Otro aspecto de la pedagogía indígena tiene que ver conque las lecciones importantes de la vida no solo tienen lugar entre personas sino que son parte de un mundo más grande. La Tierra contiene cosas que necesitamos saber las cuales son demasiado importantes para que sean únicamente de los seres humanos, estas lecciones esenciales están integradas en los animales, las plantas, las montañas y los ríos a nuestro alrededor. En pocas palabras, el aprendizaje no solo toma lugar entre personas. La Tierra es nuestra maestra.

María Montessori sostiene “ Si educamos al niño para darse cuenta de la misión cósmica de los animales y otros seres a su alrededor, entonces estaría preparado para sentir gratitud por toda la creación” además reconoce “todas las cosas son parte del Universo y están interconectadas para formar una sola unidad”. (Conferencia en Roma 1946)

Sigamos trabajando para que el respeto por el ritmo de aprendizaje del niño, los rituales a la hora de mostrarle conocimiento y el objetivo de guiarlo hacia la consciencia de su lugar y misión en el Universo sean parte de nuestro sistema educativo y de esta manera lograr que no se produzcan personas que no solo pueden pasar exámenes, sino que tienen la oportunidad de convertirse en “personas reales”.

Visita www.montessoriqro.com para conocer más sobre el Colegio Montessori de Querétaro

Esto también es parte del efecto que tiene Montessori en tus hijos y su entorno.

¿Cuál es el efecto que tiene Montessori en mis hijos?

“Si la educación se sigue considerando como una simple transmisión del saber, poco se puede esperar de ella en cuanto al futuro del hombre ¿pues de qué sirve transmitir el saber si se descuida el desarrollo total del individuo?… El niño está dotado de potencialidades ocultas, que pueden encaminarnos hacia un futuro radiante. Si verdaderamente deseamos un nuevo mundo, entonces la educación debe tomar como su objetivo el desarrollo de las potencialidades humanas”.

María Montessori 1948

Como humanidad debemos actuar de manera distinta y educar de manera distinta. La realidad es que la solución está en tus manos.

Montessori es más que un método de educación, es una Filosofía de vida. En Montessori el propósito de una guía no es únicamente en lo académico, si no en el desarrollo del espíritu del niño. Ellas ven no sólo al niño que tienen enfrente sino al adulto que será el resultado de esta etapa de desarrollo tan sensible. En su interacción diaria, esperan cultivar hombres y mujeres que saben a un nivel profundo que la vida es más de lo que se observa con los sentidos, que se detienen a apreciar las maravillas del universo y respetan sus interrogantes. Personas que tienen un profundo respeto por la Tierra y todos los seres vivientes, que creen que la vida tiene un profundo significado y que ven con optimismo el futuro, que tienen el valor de expresar sus convicciones y vivir de acuerdo con ellas, que son capaces de dejar a un lado el interés propio por el bien de la humanidad, que alientan la paz en su propio ser, en sus relaciones y en el mundo.

Todo comienza contigo y una de las decisiones más importantes de tu vida: LA EDUCACIÓN DE TUS HIJOS.

Visita www.montessoriqro.com y se parte del: