Entradas

10 cosas más importantes que la Disciplina

La paternidad es una tarea muy compleja. A veces tendemos a enfocar nuestra atención en algún aspecto y descuidamos otros. Muchas veces estamos más preocupados en “cómo hacer que mi hijo haga…” o “qué puedo hacer cuando…” y perdemos de vista factores más importantes.

En el Colegio Montessori de Querétaro la disciplina se basa en lo positivo y en apoyar a los niños y niñas a que desarrollen la autodisciplina. La filosofía Montessori se basa en la observación, en el fomento al diálogo, en el respeto, la compasión y el perdón; en formar comunidad y vínculos fraternos entre todos los miembros de la comunidad (niños y adultos).

En casa, puedes llevar estos principios también.

Te presentamos 10 cosas más importantes que la disciplina para que lleves a casa:

1. La relación padre (madre) hijo. Esta relación es la más grande influencia sobre sus vidas. La forma en que nos relacionamos con nuestros hijos es la forma en la que se relacionarán con otros. Esta relación debe basarse en el respeto, la empatía y la compasión. No solo tratarán a los demás de la misma manera, sino que además esperarán ser tratados del mismo modo.

2. La percepción. Cuando observas a tu hijo, ¿qué es lo que ves? ¿Ves lo positivo o lo negativo? La manera en que lo ves determina la forma en que lo tratas. Pensar que: “Está en los terribles dos” te hará enfocarte en cosas terribles y hará que lo corrijas constantemente. Trata de ver el mal comportamiento como necesidades que deben ser atendidas.

3. La relación con su papá (mamá). Tu hijo observa y aprende. El cimiento de una familia feliz es una relación, sana, amorosa y fuerte entre ustedes dos. Esto no quiere decir que deban estar juntos para lograrlo.

4. La atmósfera en casa. El ambiente de la casa debe ser seguro, cálido y amoroso para todos los miembros. Este ambiente se verá afectado si hay constantes peleas entre los padres, los hermanos y/o los padres y los hermanos.

5. La forma en que te relacionas con otros. ¿Cómo tratas a el conductor delante de ti, al dependiente en el autoservicio, a algún servidor público? Tu hijo observa y sigue tu ejemplo.

6. Servicio a la comunidad. El que seas voluntario o que estés involucrado en tu comunidad le mostrará un sentido de responsabilidad, compromiso y reciprocidad.

7. La Escuela. Elige con cuidado. Toma en cuenta que no todos los niños aprenden igual y al mismo ritmo. Lo que funciona a la mayoría, no necesariamente le funcionará a tu hijo. Asegúrate que tu influencia sea mayor que la de sus pares.

8. Tu relación contigo mismo. Si estás bien, podrás atenderlo mejor. Serás más paciente, empático y tendrás más energía.

9. Medios de comunicación. La publicidad, los medios y los gadgets envían mensajes a nuestros hijos. Limita los horarios y filtra lo que les llega.

10. Necesidades básicas. Nutrición adecuada, sueño y ejercicio son necesarios para su bienestar y desarrollo pero además están directamente relacionados con su comportamiento.

 

Ven a conocer el Colegio Montessori de Querétaro

Envíanos un Whatsapp al 442 603 6365

 

 

 

Educar para la paz en Montessori

Hoy observamos el mundo de una manera muy diferente a hace algunas décadas y es que existe un sentimiento general que la violencia en nuestro país y en el mundo está sobrepasando nuestros límites de tolerancia. ¿Por qué se generan movimientos tan violentos? Muchos factores influyen para que una nación sufra de violencia, nosotros creemos que el más importante es y seguirá siendo la educación.

Colegio Montessori Queretaro Educar para la Paz

Hablamos de una educación compartida colegio y familia. Una educación en donde se promueva la comunicación entre personas, se trabaje en la inteligencia emocional de cada niño, una educación donde el principio básico sea el respeto a la individualidad de cada persona  y su libertad de expresión. Pero sobre todas las cosas, una educación donde se fomente el trabajo colaborativo en lugar de la competencia. Un ambiente educativo diverso e inclusivo. En Montessori nos enfocamos en que los niños se desarrollen en un ambiente de paz:

 

 

 

  1. Gracia y Cortesía: las lecciones de gracia y cortesía ocupan un lugar común dentro de las lecciones de cada día. Por ejemplo, a los niños les mostramos cómo estrechar manos, saludar y despedirse. Aprendan a desarrollar paciencia, esperar y no interrumpir a alguien que está hablando o cómo decir “no gracias” “no me gusta”, etc.
  2. Resolución de conflictos: es imprescindible comprender la mejor manera de resolver conflictos, enfrentándolos pacíficamente y escuchando el punto de vista de las dos partes; sobre todo mostrarles que la comunicación sincera y con respeto resuelve conflictos mucho más fácil que ignorándolos o dejando que crezcan hasta un punto donde no hay vuelta atrás.
  3. Inteligencia Emocional: Ayudándole a los niños, niñas y jóvenes a observar y reconocer sus emociones y sentimientos, saber diferenciar los propios de los ajenos para llegar a la acción.
  4. Sin competencia: En Montessori no existe la comparación, los cuadros de honor, la competencia por ser el mejor. Se fomenta un ambiente en donde todos colaboremos por un fin común y que el momento de competir sea de una manera sana sin “pisotear” o “humillar” al oponente, sino respetando las diferencias y celebrando la amistad.
  5. Respeto, inclusión y diversidad: Respeto por el otro, honrar las similitudes y las diferencias. Compartir y celebrar la diversidad de creencias, de ideas, culturas, religiones, etc.
  6. Colaboración: Cada ambiente permite desarrollar un sentido de comunidad y colaboración.

Recuerda, todo comienza en casa. Es importante que tu hijo se desarrolle en un ambiente pacífico en donde reine la armonía entre papá y mamá y él pueda observar que los conflictos se resuelven a través de la comunicación y no de manera violenta. La disciplina y el entendimiento no se enseñan con golpes.