Entradas

10 consejos para mejorar la alimentación de tu familia

Con tantos alimentos altamente procesados que se ofrecen en el mercado, adquirir comida sana parece imposible. Preocupada por mi salud y la de los míos me he dedicado a leer e investigar un poquito y les quiero compartir algunas cosas que espero le sirvan para que en casa coman mejor.

frutas

  1. Opto por lo orgánico. La comida orgánica es cada vez más accesible en precio y más fácil de conseguir. Además, si le quitas proteína animal a tu cuenta de super y le subes al consumo de frutas y verduras, verás que gastas menos.
  2. Evito: harinas y azúcares refinados, leche de vaca y carne roja tanto como puedo.
  3. Decido mantener un consumo 80-20 para mi familia. 80% lo más natural posible y 20% procesado.
  4. Checo los ingredientes: Cuando elijo un producto, no checo la tabla nutrimental sino los ingredientes. Si tiene más de cinco y alguno no lo puedo pronunicar fácilmente, no lo compro.
  5. Cocino con aceite de coco.
  6. Incorporo: a los hábitos de mi familia jugos verdes y smoothies.
  7. Me meto más a la cocina: Con mucha resistencia, al prinicipio, me he metido más a la cocina y me he sorprendido de lo sencillo y barato que ha resultado experimentar con recetas más naturales.
  8. Un día a la semana comemos sin carne: ninguna, ni pescado, ni pollo.
  9. Trato de darles snacks naturales a mis hijos entre comidas: amaranto, nueces, frutas secas, frutas y verduras frescas, etc.
  10. No hemos dejado de consumir harinas ni chocolate, simplemente los sustituyo por harina orgánica integral (o avena) y por cacao natural.

Además de todo, el Colegio también me ha ayudado a seguir con estos cambios ya que no se permite que los niños lleven de lunch “comida chatarra”, altamente procesada o con alto contenido de azúcar. De la misma manera los niños sólo pueden tomar agua sin sabor y sin azúcar, lo que les permite adquirir el hábito de tomar agua sola.

Con estos sencillos pasos la salud de mi familia está cambiando, además he notado cambios muy positivos en mi cuerpo. Ojalá que les sirvan.

 

 

Cómo hablar con tu hijo sobre la pubertad

pubertadLos medios de comunicación han hecho que los niños estén expuestos a mucha información acerca del sexo y las relaciones. Para cuando llegan a la pubertad, la mayoría, ya están familiarizados con algunos conceptos. Hablar sobre la pubertad sigue siendo una tarea de vital importancia para los padres, ya que son una fuente fiable.

Infórmate y lee acerca de la pubertad. No esperes a que tu hijo se acerque con preguntas sobre los cambios en su cuerpo ya que quizá nuca lo haga, especialmente si no sabe que puede hablarte de esos temas.

Lo ideal es que los padres platiquemos con nuestros hijos sobre los cambios que ocurren en el cuerpo a medida que crecen. Es importante responder de forma honesta, abierta y directa desde los primeros años.

Para cuando un niño alcanza los 8 años, ya debería saber cuáles son los cambios físicos y emocionales que experimentará en la pubertad. Tomemos en cuenta que algunas niñas, ya utilizan brasier a esta edad e incluso han tenido su primera menstruación.

En general, los niños entran a la pubertad un poco más tarde que las niñas, usualmente a los 10 o los 11 años, pero podrían empezar a desarrollarse sexualmente o tener su primera eyaculación sin parecer mayores o sin antes desarrollar vello facial.

Es importante que las niñas también se informen sobre los cambios por los que pasan los niños y que los niños aprendan sobre los cambios que afectan a las niñas.

Es importante que le expliques a tu hijo que los cambios que se experimentan en la pubertad son normales. El acné, los cambios de humor, las olas de crecimiento y los cambios hormonales, todo ello forma parte del crecimiento y todos pasan por ello, aunque no al mismo ritmo.

Aspectos básicos que tu hijo debe saber:

  • Las chicas adquieren una forma más redondeada, especialmente en las caderas y piernas.
  • Los senos de las chicas se hinchan y luego aumentan de tamaño.
  • Las chicas y los chicos empiezan a tener vello púbico y vello en las axilas, y el de las piernas es más grueso y oscuro.
  • En el chico el pene y los testículos aumentan de tamaño.
  • Los chicos tienen a veces poluciones nocturnas, es decir, eyaculan mientras duermen.
  • Una vez al mes, el revestimiento uterino de las chicas se llena de sangre para prepararse para un óvulo fecundado. Si no se produce la fecundación, se producirá el período. Si se produce la fecundación, la chica quedará embarazada.
  • El período puede durar de 3 días a una semana y las chicas pueden utilizar toallas o tampones para absorber la sangre

Fuente consultada: http://kidshealth.org/parent/en_espanol/crecimiento/talk_about_puberty_esp.html?tracking=P_RelatedArticle#