Entradas

Beneficios que obtienen tus hijos al dormir en su propia cama

Cada vez es más común que las familias opten por permitir que sus hijos duerman en la cama o en el cuarto de sus padres, incluso después del preescolar. ¿Será lo más conveniente?

Existen muchas teorías al respecto. En algunas encontrarás que lo mejor para los niños es que duerma en tu cama hasta los 5 años; en otras verás que es mejor que hasta los 3 años; unas más te dirán que desde que dejes de darle pecho.

La filosofía de María Montessori se basa en respetar la etapa de desarrollo en que se encuentra cada niño, para, de esta manera, apoyarlo en la conquista de su independencia.

En Montessori es fundamental preparar adecuadamente el ambiente para que los niños puedan encontrar logros de acuerdo a su etapa de desarrollo. Uno de los logros que satisface de mayor manera a un niño es la conquista de su independencia. Cada pequeña conquista, le va ayudando a tus hijos a construir su autoestima y seguridad de manera más sólida. Si estos cimientos, se construyen firmes, es más probable que en su edad adulta tenga éxito en la toma de decisiones, en sus relaciones interpersonales, en la constancia, tolerancia a la frustración y en la voluntad.

Cada familia decidirá cuál es el mejor momento para que sus hijos duerman en cuarto o cama propia. Sin embargo, queremos compartir contigo lo que, bajo nuestra mirada, es fundamental que tengas en cuenta para tomar esta decisión que afectará el resto de su vida.

  1. María Montessori, recomendaba que un niño, desde que logra la conquista del gateo, puede dormir en una cama a ras de piso. Esto con el objetivo de permitirle al infante, la posibilidad de subir y bajar de la cama con libertad. Si, un niño no tiene esa libertad, estaríamos, de alguna manera, obstaculizando su proceso natural de movimiento y desarrollo.
  2. Seguridad y autoestima: dormir solo es un reto al cual nos enfrentamos todos. Cuando superamos retos, que por naturaleza están presentes en nuestra vida, construimos seguridad para mirar al frente lo que viene. Si apoyas a tu hijo para que supere el reto de dormir en su propio cuarto, le ayudarás a adquirir herramientas que le permitan enfrentar el mundo.
  3. A partir de que los niños empiezan a gatear y caminar, comienzan a ser conscientes que son seres individuales, es decir no son parte de su madre. Es importante ayudarle a tus hijos a fortalecer esta consciencia de su individualidad. Dormir en su propio cuarto, le permitirá a tus hijos tener momentos de reflexión y autoconocimiento, necesarios para su edad.
  4. Es importante que tus hijos (y por supuesto tú también) cubran su necesidad básica de sueño. Al dormir en la cama de sus padres, no logran el descanso profundo.
  5. Independencia: cuando duerme en su cuarto es consciente que puede hacer cosas por sí mismo y no depende del adulto para lograrlo. Tus hijos podrán ser autosuficientes.
  6. Orden psíquico y familiar: existe un orden natural en la familia, los padres son pareja y los niños son los hijos. Cuando permites que tus hijos duerman en tu cama o cuarto, alteras el orden natural de la familia. Colocas a tus hijos en una posición que no les corresponde, lo que puede resultar en: poca tolerancia a la frustración, enojo, dificultad para aceptar límites, así como confusión al no saber qué lugar le corresponde en la familia. Esto obstaculiza su desarrollo psíquico natural.

 

Por lo tanto, tú decides cuándo es el mejor momento pues tú conoces mejor que nadie a tus hijos.

Te invitamos a reflexionar:

  • Si lo que sucede en casa le permite estas pequeñas conquistas de independencia que por naturaleza necesita o al contrario, el ambiente obstaculiza su desarrollo.
  • Quizá, si el ambiente en casa no le permite conquistar su independencia, sea una de las razones por las cuales a tu hijo le está costando enfrentar otros retos.

 

 

¿Cómo criar a tus hijos sin pantallas y sin volverte loca?

Después de un día laboral o lleno de actividades, por fin estamos en casa con nuestros hijos y aún así sentimos que no tenemos tiempo ni para ir al baño. ¿Qué hacemos? si, en ocasiones enchufamos a los niños a la tablet, al celular o a la televisión y de esta manera tener unos minutos para nosotros. ¡Perfecto! pero luego llega la culpa y llegan a ti todos los artículos que has leído acerca del daño que hace exponer a tus hijos frecuentemente a las pantallas. ¿Será posible tener tiempo para nosotros, sin necesidad de un dispositivo electrónico para mis hijos? la respuesta es SI y aquí te decimos cómo, por supuesto al estilo Montessori de Querétaro:

La respuesta obvia es jugar con tus hijos, dedicarles tiempo y cariño, cierto. Sin embargo, es real que necesitamos tiempo para nosotros, y existe una manera positiva que les dará grandes beneficios sociales, emocionales y cognitivos. La respuesta es:

EL JUEGO AUTÓNOMO

El juego autodirigido o autónomo, es elegido, iniciado y dirigido por tu hijo(a). Cuando tu hijo(a) logra esto, estar juntos se vuelve menos demandante, justo porque ya no eres el ENTRETENIMIENTO, sólo el observador. Así que leer, comer un chocolate, relajarte, contestar un correo o una llamada ES POSIBLE.

¿Qué construye el juego autónomo?

  • Salud emocional y social
  • Confianza
  • Creatividad
  • Autodisciplina
  • Herramientas para solución de conflictos

Primero que nada, conoce que algunos principios básicos en la Filosofía Montessori son: la autonomía, la observación y el ambiente preparado. Y tú como mamá o papá los puedes aplicar en casa. Déjanos llevarte paso a paso para ayudar a tus hijos en el juego autónomo:

Apaga la TV, apaga las pantallas 

¿Qué construye enchufarlos a una pantalla? : la necesidad incansable de ser entretenidos por algo o alguien más; afecta el instinto natural de descubrir y explorar. Así que entre más estén expuestos a una pantalla, menos querrán jugar solos, explorar y descubrir; menos autonomía. Entonces el primer paso es APAGAR LAS PANTALLAS. ¿Cómo? tú decides, puede ser de golpe o poco a poco.

En nuestro ambiente Montessori, (maternal y preescolar) las pantallas no existen. Todo el material que los niños tienen a su alcance tiene un propósito formativo, y parte de ese propósito es promover la autonomía de tus hijos.

 

Prepara el ambiente

Así como nuestros ambientes Montessori están preparados para que los niños trabajen de manera autónoma,  con estos tips podrás hacer que tu casa se vuelva un lugar de juego autónomo, un cuarto tipo Montessori:

El orden es fundamental:

Si observas nuestro ambiente Montessori podrás ver que cada cosa tiene un lugar, así como un sólo material de cada tipo, es decir existe un balance entre el número de materiales y el tipo de materiales que están expuestos en estantes a la altura de los niños. Esto permite que los niños escojan libremente con qué material trabajar sin necesidad de depender constantemente de un adulto. En casa haz lo siguiente:

  • Coloca los juguetes de tu hijo(a) en estantes o canastos pequeños que estén a su altura para que los pueda ver, escoger y tomar libremente
  • Coloca sólo los juguetes que interesen a tu hijo(a) o con los que más juegue. Así le ofrecerás opciones diferentes y suficientes sin sobreestimular.

El tipo de juguetes ayuda más de lo que te imaginas:

En nuestro ambiente Montessori existen materiales adecuados para cada edad. Los materiales Montessori son científicamente desarrollados para cumplir propósitos determinados: discernir, seriar, coordinación fina y gruesa, lenguaje, cuidado del ambiente y de su persona, lógica matemática, expresión, entre otros. En casa escoge juguetes que:

  • No tengan demasiados estímulos al mismo tiempo
  • Estimulen su imaginación
  • Sean preferentemente de materiales naturales como la madera
  • Algunas opciones son:
    • Envases para abrir y cerrar
    • Mesa de arte
    • Material para hacer collages
    • Instrumentos musicales
    • Libros de acuerdo a su edad
    • Rompecabezas de acuerdo a su edad
    • Materiales sensoriales: slime, un contenedor con semillas, masita, etc
    • Materiales de diferentes texturas
    • Haz click aquí para otras opciones

Mesas y sillas de su tamaño:

 

Mobiliario a la altura Montessori Queretaro

Así como en nuestros ambientes el mobiliario está especialmente diseñado para los niños, es indispensable que en el cuarto de juegos o cuarto de tus hijos los muebles estén adaptados a su tamaño.

 

Vuélvete guía y observador

Nuestras guías Montessori están entrenadas en OBSERVACIÓN, pues es parte fundamental de su formación y herramienta fundamental para trabajar con el grupo. En casa, no necesitas estar entrenado en el arte de la observación, sin embargo sigue estos pasos para volverte observador más que el que entretiene:

Resiste la urgencia de ayudar

Parte del desarrollo de los niños es enfrentarse a la dificultad, esforzarse. Si escogiste juguetes de acuerdo a su edad, es probable que no necesite que les muestres cómo usarlos, no necesitará tu ayuda.

Evita las interrupciones

Cuando los niños juegan, o en el ambiente Montessori “trabajan”, están haciendo algo sumamente importante. Si dejas a tu hijo(a) explorar el ambiente en sus propios términos, dejas que aprenda que lo que le interesa vale la pena.

Confía en tu hijo(a)

¡FUNDAMENTAL! Para que tu hijo(a) aprenda a seguir su brújula interna y desarrolle la habilidad de dirigir su propio juego por periodos de tiempo más largos, es fundamental que lo(a) dejes que decida con qué jugar, cómo jugar y cuánto tiempo jugar.

 

CONOCE NUESTRO MATERNAL Y PREESCOLAR MONTESSORI, DONDE TU HIJO DESARROLLARÁ AUTONOMÍA

WHATSAPP: (442) 6036365