Entradas

Montessori en Casa: La recámara del niño

La recámara de tu hijo, es el único lugar de la casa que realmente le pertenece. Aun cuando comparta este espacio con algún hermano, existen áreas que le pertenecen de forma exclusiva. Si quieres poner en práctica algunos de los principios Montessori, todo en la recámara de tus hijos debe de ser de su tamaño, es decir, que ello puedan obtener lo que desean sin tu ayuda.

Camas

Montessori recomendaba que desde bebés los niños durmieran en colchones en el suelo y así  poder bajar de la cama y moverse libremente una vez que el período de sueño haya terminado. Una muy buena idea es cubrir la cama con una colcha o edredón, en lugar de sábanas y cobijas,  ya que de esta forma le será mucho más fácil tenderla.

Vida Práctica

A los niños pequeños les facina ayudar en las labores de la casa.

Hacer la cama. Muéstrale como extender el edredón encima de la cama y colocar su almohada en el lugar correcto. Pídele que lo haga todos los días.

Guardar y doblar la ropa. Lo ideal es que el clóset sea de su tamaño, que el pueda colgar la ropa en el clóstet y sacar ropa de los cajones sin ninguna dificultad.  Poner una etiqueta con letra o dibujos del contenido del cajón, es una excelente manera de mostrarle lo que podrá encontrar en el interior.

Seleccionar y clasificar es una actividad natural en los niños. Una vez que la ropa de tu hijo esté lavada, ponla sobre su cama y pídele que la doble y la clasifique por tipo de ropa (calcetines, calzones, playeras, etc.), por colores o por texturas. Después pídele que acomode la ropa en el cajón correspondiente.

Sacudir. Dale un trapo a tu hijo y pídele que te ayude a sacudir los muebles que se encuentran en la recámara. Muéstrale cómo desaparece el polvo una vez que pasa el trapo por la superficie del mueble. Ten el trapo en un lugar visible y fijo, ya sea en la recámara o en la cocina, para que el pueda limpiar cuando quiera.

Visita: www.montessoriqro.com

 

Fuente: Britton, Lesley. (1992). Montessori Play and Learn: A Parents Guide to Purposeful Play From Two to Six. New York. Crown Publishers, Inc.

La Hora de Dormir: Un Hábito

El sueño es uno de  los hábitos que ayuda a que los niños crezcan fuertes y sanos. Los preescolares típicamente duermen aproximadamente de 10 a 12 horas durante cada período de 24 horas, pero no hay razón para ser rígido en cuanto a qué horas específicas deben tomar esas 10 ó 12 horas necesarias. En esta etapa, lo importante es ayudar a tu hijo a que desarrolle buenos hábitos para dormir.

Estableciendo una rutina para irse a la cama

Una rutina para irse a acostar es una buena manera de asegurar que su el niño duerma lo suficiente. Para establecer esta rutina:

  • Incluye un período de tranquilidad unos treinta minutos antes de la hora de dormir. Leer un cuento a tu hijo es muy recomendable.
  • Fija una hora específica para dormir, avisándole media hora antes y 10 minutos antes de la hora acordada.
  • Establece horas fijas para irse a acostar, levantase y tomar siestas.
  • Manten horas de juego y horas de comer consistentes.
  • Evita los estimulantes como la cafeína, cuando se aproxime la hora de dormir.
  • La habitación debe ser tranquila, acogedora y conductiva al sueño.
  • Utiliza la cama solamente para dormir— no para jugar o para ver la televisión.
  • Limita las comidas y bebidas antes de la hora de acostarse.
  • Permite que tu hijo(a) escoja con qué pijama quiere dormir, qué muñeco de peluche necesita llevarse a la cama, etc.
  • Puedes escuchar música lenta y agradable antes de dormir.
  • Acuesta a tu hijo de manera cariñosa para reafirmar una sensación de seguridad

Es muy importante evitar arrullar al niño en brazos, darle palmaditas o “ayudarle” a quedar dormido. Lo que queremos lograr es que el niño pueda dormirse solo.

Datos sobre las siestas

La mayoría de los preescolares todavía necesitan tomar siestas durante el día. Ellos(as) tienden a ser muy activos— corriendo por todas partes, jugando, yendo a la escuela y explorando sus alrededores— así que es una buena idea darles una oportunidad para que descansen y se tranquilicen. Incluso si tu hijo(a) no puede dormir, trata de reservar unos momentos tranquilos durante el día para que se relaje.

La mejor manera de influir para que tu niño(a) tome siestas es fijar una rutina, tal y como lo hace cuando es hora de dormir. Tu hijo, no queriendo perder nada de la acción, puede que se resista a dormir una siesta, pero es importante mantener la rutina firme y consistente. Explícale al niño(a) que este es un tiempo para estar tranquilo y que debe acostarse.

¿Cuánto deben durar las siestas? Deben durar tanto como creas que el niño necesita descansar. Generalmente, una hora es suficiente. Pero habrá otros momentos cuando tu hijo(a) no ha parado en todo el día y necesitará una siesta más larga.

Un niño que ha dormido bien y se encuentra descansado mostrará menos episodios de irritabilidad durante el día.

Visita www.montessoriqro.com  

Fuente: http://kidshealth.org/parent/en_espanol/crecimiento/sleep_preschool_esp.html

BOLETIN SER MONTESSORI

Les compartimos la más reciente publicación de nuestro boletín mensual SER MONTESSORI

SER MONTESSORI

 

 

Visita: www.montessoriqro.com 

“Desarrollando el potencial de tus hijos”

¿Cómo aprenden los niños en Montessori?

Image

En el Colegio Montessori de Querétaro los niños aprenden gracias al uso de los materiales Montessori, lo cual está basado en la aptitud particular del niño por aprender; aptitud que la Dra.Montessori identificó como “La Mente Absorbente”.

En sus escritos, ella comparó con frecuencia la mente joven a una esponja. La mente del niño literalmente absorbe la información del medio ambiente. El proceso es particularmente evidente en la manera en que un niño de dos años aprende su lengua materna sin ninguna instrucción formal ysin el esfuerzo consciente y tedioso que un adulto debe hacer para dominar un segundo idioma. Adquirir información de esta manera, es una actividad natural y maravillosa para el pequeño, ya que usa todos sus sentidos para investigar sus alrededores.

El niño retiene esta habilidad para aprender hasta los siete años. La Dra. Montessori dedujo que sus experiencias podrían enriquecerse en un aula en donde el niño pudiera manipular materiales que le proporcionaran una educación básica. Por más de 60 años se ha comprobado la teoría de Montessori que el niño puede aprender a leer, escribir y calcular,de la misma manera natural en que aprende a caminar y hablar. En un aula Montessori, el material invita al niño a aprender de esta forma -por sí mismo y cuando se encuentre preparado.

La Dra. Montessori enfatizó que la mano es la principal maestra del niño. Para que el niño pueda aprender debe haber concentración, y la mejor manera para que el niño se concentre es fijando su atención en el trabajo que efectúa con sus manos. Un adulto que trabaja sin propósito en varias cosas a la vez es consecuencia de la falta de práctica en concentrarse en un trabajo determinado. Todo el material del aula Montessori, permite al niño reforzar sus impresiones invitándolo a usar sus manos para aprender. 

Texto tomado del libro “Una guía para padres al aula Montessori” de Aline D. Wolf.

 

Educación para un Mundo Mejor

Tenemos 20 años formando un Mundo Mejor.
[youtube=http://youtu.be/H9owICepNis]

Visita: www.montessoriqro.com

¡Mamá no quiero ir a la escuela! ¿Cómo apoyar el proceso de adaptación de mi hijo(a)?

Estos son los días más importantes para la adaptación de tu hijo(a) al colegio, sobre todo si esta es su primera experiencia lejos de casa. Recuerda que como todo, tu hijo(a) se encuentra en un proceso al cual deberás brindar tu apoyo constante y sobre todo paciencia. Te sugerimos algunos tips para que el proceso se lleve a cabo de la mejor manera.

  1. Tu hijo(a) podrá adaptarse fácilmente dependiendo en gran parte de la seguridad y confianza que tú le brindes durante las primeras semanas de su ingreso. Háblale con seguridad sobre su nuevo proceso y haz que sienta tu apoyo constante.
  2. Mantén una actitud positiva y ten Fe en tu hijo(a). Recuerda que siempre recurre a ti para adquirir confianza. Para cualquier cosa que emprenda, inclusive este “primer día de clases” necesita que tengas la certidumbre de que él (ella) es capaz de hacerlo
  3. Se firme y comprensivo. Tu constancia le dará seguridad.
  4. Muéstrale interés por el hecho de venir al colegio
  5. Planea bien tus mañanas y despiértalo con tiempo suficiente para que se pueda preparar con calma y sin estrés
  6. El desayuno es una parte importante de su día, sobre todo el desayuno que se come con calma. Recuerda que tu estrés y apuro alteran a tu hijo(a) lo que puede provocar ansiedad y nerviosismo
  7. Si observas que se resiste ir al colegio, presta atención en sus actitudes. Puede ser un malestar físico, una reacción nerviosa o incluso un chantaje emocional. Lo mejor es observarlo atentamente y dejarlo descansar sin amenazas ni castigos.

Recuerda que el Colegio puede ser la mejor experiencia si mamá y papá se involucran activamente con sus hijos.

Visita nuestra página web para conocer más acerca del Colegio Montessori de Querétaro: www.montessoriqro.com

¿Cuál es el efecto que tiene Montessori en mis hijos?

“Si la educación se sigue considerando como una simple transmisión del saber, poco se puede esperar de ella en cuanto al futuro del hombre ¿pues de qué sirve transmitir el saber si se descuida el desarrollo total del individuo?… El niño está dotado de potencialidades ocultas, que pueden encaminarnos hacia un futuro radiante. Si verdaderamente deseamos un nuevo mundo, entonces la educación debe tomar como su objetivo el desarrollo de las potencialidades humanas”.

María Montessori 1948

Como humanidad debemos actuar de manera distinta y educar de manera distinta. La realidad es que la solución está en tus manos.

Montessori es más que un método de educación, es una Filosofía de vida. En Montessori el propósito de una guía no es únicamente en lo académico, si no en el desarrollo del espíritu del niño. Ellas ven no sólo al niño que tienen enfrente sino al adulto que será el resultado de esta etapa de desarrollo tan sensible. En su interacción diaria, esperan cultivar hombres y mujeres que saben a un nivel profundo que la vida es más de lo que se observa con los sentidos, que se detienen a apreciar las maravillas del universo y respetan sus interrogantes. Personas que tienen un profundo respeto por la Tierra y todos los seres vivientes, que creen que la vida tiene un profundo significado y que ven con optimismo el futuro, que tienen el valor de expresar sus convicciones y vivir de acuerdo con ellas, que son capaces de dejar a un lado el interés propio por el bien de la humanidad, que alientan la paz en su propio ser, en sus relaciones y en el mundo.

Todo comienza contigo y una de las decisiones más importantes de tu vida: LA EDUCACIÓN DE TUS HIJOS.

Visita www.montessoriqro.com y se parte del:

Los valores de la “Comida Lenta” en Montessori

No hace mucho tiempo vi una calcomanía en un coche que decía “Si eres lo que comes, entonces soy, rápida, barata y fácil”. ¿Esto es realmente lo que queremos ser? No lo creo, pero hemos sido arrastrados por la cultura de la comida rápida que promueve y celebra esos valores.

Las elecciones que cada uno de nosotros hace en relación a la comida trascienden en todos los niveles. Podemos pensar que esas elecciones son acerca de nuestra propia buena alimentación o nuestro propio placer, pero en realidad se trata de la salud de la sociedad entera, de hecho se trata de la salud de la cultura humana.

¿Qué tipo de paisaje observamos en avenidas importantes en nuestras ciudades? Kilómetros y kilómetros de franquicias. La agricultura industrial y la comida rápida operan mano a mano como en una vasta conspiración. Juntos  suprimen variedad, limitan nuestras opciones, manipulan nuestros deseos y nos enganchan a el azúcar y la sal.

He aquí algunos de los más importantes valores  y supuestos de la comida rápida:

  • La comida es barata y abundante, y esta abundancia es permanente.
  • Los recursos son infinitos, así que está bien desperdiciar
  • Comer es básicamente reabastecerse en poco tiempo
  • De dónde viene la comida o qué tan fresca es no importa
  • Publicidad confiere valor
  • El trabajo debe ser evitado a toda costa

Valores de la “Comida lenta”

¿Qué hay de los valores anti comida rápida? ¿Existe futuro para los valores de la comida lenta que nos hagan conscientes de los costos reales de la comida? ¿Que cocinar y comer no son un trabajo pesado? ¿Que concentrarse en una tarea está bien? ¿Que todos estos aspectos están entretejidos? ¿Podemos inculcarles a nuestros hijos la magia de la hospitalidad y la generosidad? ¿Podemos enseñarles valores que transformen nuestras vidas y el mundo a nuestro alrededor?

Podemos, pero debemos cambiar de actitud.

Existe un movimiento en el mundo llamado “Movimiento de Comida Lenta” con 60, 000 miembros en alrededor de 100 países que ha demostrado que la comida puede enseñarnos cosas realmente importantes como, el cuidado, la belleza, la concentración, el discernimiento, la sensualidad y todo aquello de lo que el ser humano es capaz, pero solo si nos tomamos el tiempo de pensar en lo que estamos comiendo. 

Para mí, la vida tiene sentido y belleza a través del ritual diario alrededor de la mesa. Un ritual que expresa tradición, carácter, sustentabilidad y diversidad. Estos son valores que aprendí, inconscientemente, en la mesa cuando era niña. Pero la hora de comer ha sido sometida a una seria devaluación de su lugar como centro de la vida humana cuando era la promulgación de la necesidad compartida y cooperación.  Hoy en día, las comidas de los niños son cocinadas por extraños, consisten en alimentos altamente procesados y producidos en lugares lejanos e ingeridos golosamente a toda prisa y, frecuentemente sin compañía.

Podemos cambiar la comida en las escuelas y así cambiar el modelo de pensamiento existente de los niños hacia la comida. Cambiemos el currículo en las escuelas y enseñémosles a cultivar un huerto y cocinar. Así les demostraremos que la comida, el cocinar y comer son elementos que  nos brindan riqueza, sentido y belleza perdurables en nuestras vidas.

Artículo tomado de “Fast Food values and slow food values” por Alice Waters.

Este texto refleja la importancia de la comida en nuestras vidas. El método Montessori celebra esta importancia a través del cultivo de hortalizas y la preparación de comida como una actividad cotidiana dentro del salón de clases. El niño comprende con la experiencia el poder de preparar, compartir y elaborar alimentos de forma sustentable, nutritiva en un contexto social. Esta es la mejor manera de concientizar al niño de la importancia de una sana, nutritiva y sustentable alimentación y del poder social que esto conlleva.


 Visita www.montessoriqro.com para conocer más sobre el Colegio Montessori de Querétaro

Matrogimnasia y psicomotricidad en Montessori

¿Qué es la Matrogimansia?

Matrogimanasia es el ejercicio físico que es llevado a cabo por el hijo y la madre con la finalidad de fortalecer los lazos de unión de actitud cooperadora así como de las diversas formas de relación madre-hijo.

Es un campo mágico no explorado con suficiencia. Es mágico porque en su entorno confluyen la imagen, expectativas de los padres, la curiosidad y dinamismo de los hijos, a través de actividades y ejercicios realizados en una sesión o rutina de trabajo, acompañado generalmente de música.

Surge en Alemania a partir de los trabajos que realizo Hermann Onhesorge y que Helmut Shultz retoma sus aportaciones proponiendo un trabajo especial para la ejercitación madre-hijo, ideando ejercicios gimnásticos y actividades recreativas sencillas y prácticas que son válidas realizarlas en la escuela y en el hogar por su facilidad de aplicación. Así la matrogimansia, término que le da el Instituto de Educación Física de Madrid a la gimnasia para madres e hijos, está comprendida en el marco de la gimnasia básica y en la teoría de la educación psicomotriz, la cual comprende el desarrollo del niño en relación con su esquema corporal.

¿Qué es la psicomotricidad?

La psicomotricidad permite el desarrollo integral del niño a través de la interacción del cuerpo con el medio externo; de esta manera el movimiento y la persona se relacionan y activan para llevar al niño a un desarrollo total y al equilibrio en sus dimensiones: motriz, afectiva, cognitiva y social. Busca desarrollar las capacidades motrices del niño a través de la exploración del cuerpo y la interacción con el medio ambiente.

La educación psicomotriz, según Pierre Vayer permite lograr en el niño:

A. El desarrollo corporal (motriz), relacionado al control del movimiento en sí mismo.

B. Desarrollo mental (cognitivo), un buen control motor permite la adquisición de nociones básicas.

C. Desarrollo emocional (social y afectivo), un niño que puede moverse y descubrir el mundo es un niño bien adaptado y feliz.

Vayer, plantea que la educación psicomotriz debe ser pensada en función al niño, es decir, a su edad, a sus intereses, a sus necesidades y no en función a objetivos técnicos específicos (como aprender a leer), ni en función a postulados (teoría no directiva) ni en función a ciertas tradiciones.

Matrogimnasia y la Filosofía Montessori:

El trabajo de María Montessori está basado en la observación científica del niño. En sus observaciones, Montessori, llegó a la conclusión que la absorción del ambiente por parte del niño que se da en los 6 primeros años de vida está íntimamente relacionada con el movimiento. La necesidad constante de movimiento por parte del niño será la responsable de llevarlo a la exploración y el descubrimiento , por lo tanto, al aprendizaje.

Obedeciendo a este principio de movimiento, los ambientes Montessori está diseñados físicamente para que el niño se displace constantemente de un lugar a otro y no se mantenga sentado en la misma postura por horas.

Todos los materiales diseñados por María Montessori requieren de la psicomotricidad del niño y su perfeccionamiento.

Tu hijo está expuesto a la “manipulación” e interacción de materiales todos los días, este trabajo lo llevará al desarrollo y perfeccionamiento de psicomotricidad gruesa y fina.

En el Colegio Montessori de Querétaro, complementamos este principio de movimiento con actividades como Matrogimnasia.

Visita www.montessoriqro.com para conocer más sobre el Colegio Montessori de Querétaro o búscanos en facebook.com/cmontessoriqro

Creando una conciencia de comunidad

En 1984, María Montessori escribió: “Si la educación se sigue considerando como una simple transmisión del saber, poco se puede esperar de ella en cuanto al futuro del hombre. ¿Pues, de qué sirve transmitir el saber si se descuida el desarrollo total del individuo?… El niño está dotado de poderes desconocidos, que pueden encaminarnos hacia un futuro radiante. Si verdaderamente deseamos un nuevo mundo, entonces la educación debe tomar como su objetivo el desarrollo de estas potencialidades ocultas”.

Un ambiente Montessori se crea para que el niño se permita desarrollar todas sus potencialidades, pero el trabajo no termina en el ambiente. Como adultos debemos complementar el trabajo que se hace en el Colegio, con una educación universal en donde a nuestros hijos les mostremos las diferentes realidades que vivimos en este mundo y la manera como cada individuo influye en ellas.

En Taller (primaria), el niño empieza a tomar consciencia de la comunidad a la que pertenece. Es una edad en donde se cuestionan el por qué y para qué de las cosas y muy importante: comienza la formación de su propia moral y los conceptos de justicia e injusticia.

Este es el momento ideal para fomentar en el niño su espíritu  de ayuda y colaboración. Desarrollar en él la conciencia por un interés común más allá del individual y fortalecer el desarrollo de su moral. Como padres y educadores debemos aprovechar esta etapa en el desarrollo de nuestros niños, pues los estamos preparando para que el día de mañana se conviertan en agentes de cambio y marquen una diferencia desde ellos mismos como individuos, en su familia, en su comunidad, su nación y su mundo.

En el Colegio Montessori de Querétaro, dentro de la base de la Filosofía Montessori, tratamos de complementar el trabajo que se lleva dentro de un ambiente con actividades que desarrollen la conciencia de comunidad en nuestros niños.

Visita www.montessoriqro.com o facebook.com/cmontessoriqro