Entradas

¿Tus hijos dependen de ti más de lo necesario?

¡Qué pregunta!

Como mamás queremos lo mejor para nuestros hijos, y en ocasiones nos traiciona el instinto de protección para ayudarles a nuestros hijos en TODO, incluso adelantarnos a sus acciones, sin dejarles realizarlas por sí solos. ¿Te pasa?

Fomentar en tus hijos la independencia y autonomía es un objetivo principal en cada uno de nuestros ambientes Montessori desde Comunidad Infantil (Maternal Montessori), Casa de los Niños (Preescolar Montessori), Taller I y II (Primaria Montessori) y Comunidad de Adolescentes (Secundaria Montessori).

En este post, te platicamos cómo logramos fomentar autonomía en los niños de Comunidad Infantil y Casa de Niños, estamos seguros que algunos de estos tips pueden ayudarte en casa:

Primero es importante hablar de lo fundamental de la observación dentro de la Filosofía Montessori. Esta observación implica conocer la etapa y el proceso en el que se encuentra cada niño, observar sus intereses así como escucharlos. Cuando un niño o niña te dice “yo puedo solito”, debemos escuchar y prestar mayor atención a lo que quiere, siempre y cuando esto no implique un riesgo en su seguridad.

En un ambiente Montessori los niños y niñas aprenden a ser autónomos e independientes gracias al trabajo mismo, es decir solitos llevan y traen su material, trabajan solos, cuidan de su ambiente y de sus cosas. Pero sobre todo, trabajan su autonomía gracias a los materiales de vida práctica. 

Te compartimos algunas ideas que suceden dentro de un ambiente de Casa de los Niños (Preescolar Montessori), y algunas para niños en edad Maternal que fácilmente puedes adaptar a casa:

  1. Vestirse solo: Cuando un niño entra al ambiente lo primero que aprende es a que su chamarra o suéter debe colgarse con un gancho en el lugar de la ropa. Cada niño tiene designado una caja en donde se guardan mudas de ropa. Cuando un niño se ensucia en el huerto o se moja realizando alguna actividad con agua, ellos solitos saben donde está su ropa para que puedan cambiarse, sin necesidad de la ayuda de un adulto.
    • Deja que tus hijos decidan qué se quieren poner y muéstrales cómo vestirse solos. Al final, tal vez lo único en que verdaderamente necesiten ayuda es en el amarrado de las agujetas 😉
  2. Recoger y limpiar lo que haya ensuciado: a los niños y niñas en nuestro colegio se les muestra cómo utilizar una escoba y trapeador, como sacudir y encerar, entre otras cosas.

    Un ambiente Montessori ayuda a los niños a lograr su independencia y autonomía

  3. Asearse: Así como se pueden lavar las manos sólos, eventualmente en casa podrán bañarse solos en tanto le enseñes a hacerlo. Un niño o niña de 4 años es perfectamente capaz de hacerlo. Recuerda supervisar para que no olvide lavar ninguna parte de su cuerpo.
  4. Poner la mesa: los niños dentro de nuestros ambientes toman roles a la hora de comer refrigerio. Uno de ellos reparte los manteles de tela, otro las loncheras. Cada niño, saca su refrigerio de la lonchera y lo acomoda en su mesa para que, una vez que todos estén sentados y listos, puedan iniciar a comer.
    • A partir de los 3 años, tus hijos son más que capaces de ayudarte a poner la mesa. Muéstrales cómo hacerlo con las dos manos. Empieza por las cosas sencillas y sin mucho peso: manteles, cubiertos, aderezos, etc. Si sucede un accidente, no lo regañes, recuerda que está aprendiendo. Mejor acompáñalo para que juntos limpien. Recuérdale la importancia de utilizar las dos manos
  5. Preparar alimentos: En nuestros ambientes existe un área de preparación de alimentos. Los niños y niñas realizan actividades desde preparar el agua del refrigerio, galletas con mermelada hasta pelar y cortar pepinos.
    • A los niños y niñas les encanta cocinar. Haz que tus hijos participen en la preparación de alimentos. Empieza con algo sencillo. Recuerda, aun cuando ya lo pueden hacer, no significa que lo sepan hacer. Muéstrales cómo utilizar un pelador por ejemplo. Utiliza cuchillos que no tengan suficiente filo para evitar un accidente. Debes estar muy atento o atenta a lo que hacen.Si tu hijo tira agua o moronas, ten a la mano una escoba o trapeador de su tamaño para que él mismo pueda limpiar lo que ensució.
  6. Coser un botón: Uno de los materiales preferidos de los niños en el área de Vida Práctica de Montessori es “Coser un botón”
    • Muéstrale a tus hijos cómo hacerlo. Lo pueden hacer como entretenimiento o simplemente para reparar su batita o suéter.

Lo primordial en un ambiente Montessori es la salud emocional de los niños y niñas. Recuerda que entre más independiente le ayudes a ser, más construirá su autoestima y su seguridad en sí mismo.

 

CONOCE NUESTROS AMBIENTES DE MATERNAL Y PREESCOLAR

ENVÍA UN WHATSAPP PARA HACER UNA CITA: 442 603 63 65

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Cómo criar a tus hijos sin pantallas y sin volverte loca?

Después de un día laboral o lleno de actividades, por fin estamos en casa con nuestros hijos y aún así sentimos que no tenemos tiempo ni para ir al baño. ¿Qué hacemos? si, en ocasiones enchufamos a los niños a la tablet, al celular o a la televisión y de esta manera tener unos minutos para nosotros. ¡Perfecto! pero luego llega la culpa y llegan a ti todos los artículos que has leído acerca del daño que hace exponer a tus hijos frecuentemente a las pantallas. ¿Será posible tener tiempo para nosotros, sin necesidad de un dispositivo electrónico para mis hijos? la respuesta es SI y aquí te decimos cómo, por supuesto al estilo Montessori de Querétaro:

La respuesta obvia es jugar con tus hijos, dedicarles tiempo y cariño, cierto. Sin embargo, es real que necesitamos tiempo para nosotros, y existe una manera positiva que les dará grandes beneficios sociales, emocionales y cognitivos. La respuesta es:

EL JUEGO AUTÓNOMO

El juego autodirigido o autónomo, es elegido, iniciado y dirigido por tu hijo(a). Cuando tu hijo(a) logra esto, estar juntos se vuelve menos demandante, justo porque ya no eres el ENTRETENIMIENTO, sólo el observador. Así que leer, comer un chocolate, relajarte, contestar un correo o una llamada ES POSIBLE.

¿Qué construye el juego autónomo?

  • Salud emocional y social
  • Confianza
  • Creatividad
  • Autodisciplina
  • Herramientas para solución de conflictos

Primero que nada, conoce que algunos principios básicos en la Filosofía Montessori son: la autonomía, la observación y el ambiente preparado. Y tú como mamá o papá los puedes aplicar en casa. Déjanos llevarte paso a paso para ayudar a tus hijos en el juego autónomo:

Apaga la TV, apaga las pantallas 

¿Qué construye enchufarlos a una pantalla? : la necesidad incansable de ser entretenidos por algo o alguien más; afecta el instinto natural de descubrir y explorar. Así que entre más estén expuestos a una pantalla, menos querrán jugar solos, explorar y descubrir; menos autonomía. Entonces el primer paso es APAGAR LAS PANTALLAS. ¿Cómo? tú decides, puede ser de golpe o poco a poco.

En nuestro ambiente Montessori, (maternal y preescolar) las pantallas no existen. Todo el material que los niños tienen a su alcance tiene un propósito formativo, y parte de ese propósito es promover la autonomía de tus hijos.

 

Prepara el ambiente

Así como nuestros ambientes Montessori están preparados para que los niños trabajen de manera autónoma,  con estos tips podrás hacer que tu casa se vuelva un lugar de juego autónomo, un cuarto tipo Montessori:

El orden es fundamental:

Si observas nuestro ambiente Montessori podrás ver que cada cosa tiene un lugar, así como un sólo material de cada tipo, es decir existe un balance entre el número de materiales y el tipo de materiales que están expuestos en estantes a la altura de los niños. Esto permite que los niños escojan libremente con qué material trabajar sin necesidad de depender constantemente de un adulto. En casa haz lo siguiente:

  • Coloca los juguetes de tu hijo(a) en estantes o canastos pequeños que estén a su altura para que los pueda ver, escoger y tomar libremente
  • Coloca sólo los juguetes que interesen a tu hijo(a) o con los que más juegue. Así le ofrecerás opciones diferentes y suficientes sin sobreestimular.

El tipo de juguetes ayuda más de lo que te imaginas:

En nuestro ambiente Montessori existen materiales adecuados para cada edad. Los materiales Montessori son científicamente desarrollados para cumplir propósitos determinados: discernir, seriar, coordinación fina y gruesa, lenguaje, cuidado del ambiente y de su persona, lógica matemática, expresión, entre otros. En casa escoge juguetes que:

  • No tengan demasiados estímulos al mismo tiempo
  • Estimulen su imaginación
  • Sean preferentemente de materiales naturales como la madera
  • Algunas opciones son:
    • Envases para abrir y cerrar
    • Mesa de arte
    • Material para hacer collages
    • Instrumentos musicales
    • Libros de acuerdo a su edad
    • Rompecabezas de acuerdo a su edad
    • Materiales sensoriales: slime, un contenedor con semillas, masita, etc
    • Materiales de diferentes texturas
    • Haz click aquí para otras opciones

Mesas y sillas de su tamaño:

 

Mobiliario a la altura Montessori Queretaro

Así como en nuestros ambientes el mobiliario está especialmente diseñado para los niños, es indispensable que en el cuarto de juegos o cuarto de tus hijos los muebles estén adaptados a su tamaño.

 

Vuélvete guía y observador

Nuestras guías Montessori están entrenadas en OBSERVACIÓN, pues es parte fundamental de su formación y herramienta fundamental para trabajar con el grupo. En casa, no necesitas estar entrenado en el arte de la observación, sin embargo sigue estos pasos para volverte observador más que el que entretiene:

Resiste la urgencia de ayudar

Parte del desarrollo de los niños es enfrentarse a la dificultad, esforzarse. Si escogiste juguetes de acuerdo a su edad, es probable que no necesite que les muestres cómo usarlos, no necesitará tu ayuda.

Evita las interrupciones

Cuando los niños juegan, o en el ambiente Montessori “trabajan”, están haciendo algo sumamente importante. Si dejas a tu hijo(a) explorar el ambiente en sus propios términos, dejas que aprenda que lo que le interesa vale la pena.

Confía en tu hijo(a)

¡FUNDAMENTAL! Para que tu hijo(a) aprenda a seguir su brújula interna y desarrolle la habilidad de dirigir su propio juego por periodos de tiempo más largos, es fundamental que lo(a) dejes que decida con qué jugar, cómo jugar y cuánto tiempo jugar.

 

CONOCE NUESTRO MATERNAL Y PREESCOLAR MONTESSORI, DONDE TU HIJO DESARROLLARÁ AUTONOMÍA

WHATSAPP: (442) 6036365

 

 

 

5 frases clave que se usan en Montessori y que también deberíamos usar como padres

Dentro de un ambiente Montessori es común escuchar un lenguaje que le ayuda al niño a seguir construyendo su independencia, su pensamiento crítico y sobre todo su motivación interna.

Escuchar el lenguaje Montessoriano es una manera de conocer más sobre esta filosofía educativa.

A continuación te compartimos 5 frases clave que también puedes utilizar en casa:

1. ¿En dónde podrías buscarlo?

En tu casa se escucha la típica frase: “¡Mamá no lo encuentro!” y caes rápidamente en el decirle donde lo encuentra o tal vez la amenaza de muchas madres de decir “si lo encuentro yo ¿qué te hago?”. Mejor intenta contestar la pregunta con otras preguntas (sobre todo si tienes la respuesta): ¿Dónde lo viste por última vez? ¿En qué lugar crees que pueda estar? ¿Ya checaste en tu cuarto? Así fomentas en él, mayor independencia.

2. En nuestro ambiente nosotros….En casa nosotros…

Es común que cuando tus hijos no están haciendo algo correcto, por ejemplo jugar con la pelota dentro de la casa, lo primero que decimos es “¡Deja de jugar!” o “¡vas a romper algo!”. Intenta utilizar frases como “en la sala no jugamos con la pelota”. De esta manera podrás reforzar las reglas de tu casa.

3. ¿Qué piensas de tu trabajo? 

El autoanálisis es parte fundamental de un ambiente Montessori. Este ambiente está preparado para que los niños descubran por sí mismos.  Cuando tus hijos te pregunten, ¿te gustó mi dibujo? en lugar de contestarle luego luego que sí, intenta preguntarle acerca de él: ¿cómo decidiste dibujar eso? ¿por qué escogiste esas formas y colores? ¿qué es lo que más te gusta de tu trabajo? de esta manera tus hijos aprenderán a evaluarse a sí mismos, en lugar de buscar tu aprobación o la de otros.

4. Vi que te esforzase mucho

Alabar el esfuerzo de tus hijos en lugar de los resultados, les inculca una mentalidad de creer que pueden mejorar a través de sus propios esfuerzos. En Montessori es clave concentrarnos en el proceso más que en los resultados.

En lugar de decirle a tu hijo “¡Eres un niño muy bueno!” intenta decirle “Observé lo amable que fuiste con tu amigo cuando lo ayudaste en el descanso”

5. ¿Necesitas mi ayuda? ¿en qué?

En Montessori los niños realizan distintas actividades. Algunas, podrían dificultarse más que otras. Es importante que si un guía observa que una tarea es tal vez demasiado para alguien, pregunte antes de actuar: ¿necesitas ayuda? ¿en qué puedo ayudarte?.

Por ejemplo, en casa, si le has pedido a tu hijo recoger sus juguetes, pero lo vez cansado y con pocas posibilidades de que termine, en lugar de recogerlos por él intenta decirle “yo te ayudo a guardar los pequeños y tu guarda los grandes”.

 

 

¿Qué es un preescolar Montessori? Parte II

Los niños menores de 6 años cuentan con extraordinarios poderes mentales. Cuentan con la habilidad que se da una vez en la vida, la de absorber el conocimiento de su alrededor por el mero hecho de vivir. Hacen suyo el ambiente – el espacio físico, el lenguaje y el movimiento tanto de adultos como de niños – a través de lo que Montessori llamó “La Mente Absorbente”. La Mente Absorbente se encuentra en su punto cumbre de receptividad durante los años preescolares. 

Debido a que aprenden tocando y manipulando objetos, se encuentran en fuerte armonía con todo lo que estimule sus órganos de los sentidos: formas, sonidos, olores, texturas y sabores. También responden al orden, debido a su necesidad innata de saber cuál es el lugar de las cosas y como cuadran las piezas. Desean dominar los movimientos de su propio cuerpo al aprender a mantenerlo en equilibrio; también se fascinan conociendo las costumbres y tradiciones de la gente con la que conviven.

Gracias a la Mente Absorbente los niños en edad preescolar no necesitan una enseñanza directa para poder aprender, por lo que en un ambiente Montessori se les da la libertad de movimiento para escoger su propio trabajo, así como la libertad de tocar, manipular y experimentar con diferentes objetos. IMG_9413

En un ambiente Montessori, tu hijo(a) aprenderá a trabajar de forma independiente, por iniciativa propia ayudando así en la construcción de la concentración y la autodisciplina. No dependerá de un adulto para saber si lo que hace es correcto o no.

Texto basado en la publicación de David Khan, ¿Qué es un preescolar Montessori?, publicado por NAMTA.

¿Quieres saber más sobre un Preescolar Montessori? Visítanos

¿Cómo ayudar a tu hijo a ser independiente?

En Montessori la conquista de la independencia por parte de los niños, es uno de los objetivos fundamentales. Pero ¿cómo le enseño a mi hijo a ser independiente?

Comprobarás que el tiempo invertido en mostrarle a tu hijo a realizar una tarea por sí mismo mejorará su iniciativa, seguridad, coordinación y concentración.

Aquí te damos algunos tips:

1. Muéstrale cómo hacer una tarea dividiéndola en una secuencia de pasos sencillos.

2. Encuentra el punto de interés. La espuma, en un ejercicio de lavar los platos, será lo que atraerá la atención de tu hijo.

3. El control de error deberá ser evidente. En el caso del ejercicio de lavar los platos, el error se le revelará al niño cuando éste descubra que algún plato quedó sucio.

4. Deja que tu hijo lo repita las veces que quiera, así irá perfeccionando su propio trabajo.

Estos cuatro consejos aplican para cualquier tipo de actividad, desde pelar y cortar pepinos hasta amarrarse las agujetas.

independencia

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

10 principios Montessorianos para llevar a casa

Me gustaría compartirles algunos principios fundamentales Montessorianos para que practiquen en casa. Estos principios son relevantes para cualquier niño en edad preescolar.

1. Debes SEGUIR al niño. Este es el más importante principio de todos y debe seguirse a cualquier edad. Debemos respetar y honrar el interés y la necesidad de cada uno de nuestros hijos.

2. Dale a tu hijo la libertad de explorar en espacios cerrados y abiertos por igual, siempre y cuando sea seguro y utilice esa libertad de manera positiva.

niñosnaturaleza

3. Dale a tu hijo la oportunidad de utilizar las manos tanto como sea posible. Tu hijo debe estar expuesto a todas las experiencias concretas que tengan que ver con el uso de sus manos para después lograr la abstracción de conceptos.

4. Promueve todo tipo de ejercicios de Vida Práctica y Sensorial. Estos ejercicios promueven su independencia, coordinación, concentración y orden. Además, estos ejercicios son una preparación indirecta para otras áreas de aprendizaje como matemáticas y lenguaje.

DiegoCI

5. Ten utensilios y materiales de su tamaño a la mano en cajones y estantes de fácil acceso, esto promueve la repetición de ejercicios.

6. No interrumpas sus ciclos de trabajo (o juego).  Dale la oportunidad de ir construyendo períodos de concentración cada vez más largos.

7. Evita los premios y castigos. Dale la oportunidad de reconocer su propio esfuerzo y de sentir satisfacción después de lograr una tarea.

8. Muéstrale cómo. Cuando no sepa cómo utilizar algo, hazle una demostración con secuencia de pasos. Que tus movimientos sean lentos y precisos.

9. Que el ambiente que lo rodea sea ordenado y atractivo. El orden externo promueve el orden interno y la inteligencia.

juguetesorden

10. Cuando le ofrezcas una actividad nueva,  revisa que aisle una sola dificultad (si se trata de clasificar colores, que solo sea esa cualidad. No incluyas cualidades como tamaño y  forma en el mismo ejercicio). Cuando se trata de una sola dificultad el error será tan evidente, que lo detectará solo.

 

http://livingmontessorinow.com/2011/03/08/top-10-montessori-principles-for-natural-learning/

Disciplina en un ambiente montessori

Cuando el tema de la Educación Montessori surge en alguna charla, estos son los dos comentarios frecuentes de gente que no conoce ampliamente esta alternativa de educación. “En ese método los niños hacen lo que quieren, los ambientes parecen tener demasiada libertad y caos”, o por el otro lado “son ambientes de trabajo con demasiada estructura”.

Cuando un Ambiente Montessori es bien llevado la guía tiene la difícil tarea de encontrar el balance perfecto entre la libertad y la disciplina. Es precisamente la base de la libertad y la estructura la que construye la disciplina en un niño.

De acuerdo con María Montessori si la disciplina se basa en la libertad, la disciplina debe ser necesariamente activa. No podemos considerar a un individuo disciplinado sólo cuando se lo ha reducido artificialmente al silencio o se le ha vuelto inmóvil. Este niño silencioso e inmóvil es, en realidad, un niño al que se le aniquiló la voluntad. Llamamos a un individuo disciplinado cuando es dueño de sí mismo y puede, por lo tanto, regular su propia conducta cuando resulte necesario para seguir alguna norma de vida. Disciplina activa

Muchas personas asumen que la disciplina es algo que debe ser impuesto desde fuera por un figura de autoridad, que debe ser obedecida sin ser cuestionada. En una ambiente Montessori la disciplina no es algo que se ejerce sobre el niño; tampoco se trata de una técnica de control del comportamiento. El principal enfoque, en Montessori, se da en el lugar interno del control, que permite al individuo elegir el comportamiento adecuado porque resulta bueno para él y para la comunidad.

Montessori sostenía que la disciplina es “no un hecho sino un camino”. La verdadera disciplina viene de dentro y es el resultado del continuo desarrollo del crecimiento interno.

El niño debe desarrollar un orden interior a través del trabajo antes de que sea capaz de elegir y llevar acabo sus propios actos.

Montessori encontró que a los niños se les otorga, a través de la libertad inherente en sus ambientes de trabajo, los recursos para que la autodisciplina sea revelada. La independencia no disminuye el respeto por la autoridad, al contrario, la profundiza. Una de las cosas que más despertó su interés fue el observar que el orden y la disciplina están íntimamente unidas y resultan en libertad.

La autodisciplina conlleva un grado de auto respeto que lleva al niño a respetar los derechos y necesidades de los otros. De esta manera puede aprender y crecer  en la seguridad de una comunidad de individuos respetuosos.

 

¡Olvídate de la cuna!

¡Olvídate de la cama con barrotes que no permite que tu hijo sea independiente!

Llega un momento en que el niño ya es capaz de moverse por sí mismo, ya camina sin ayuda del adulto y sigue en el proceso de construir su autonomía.

Es en este momento en que debemos olvidarnos de las costumbres de sueño que tenemos arraigadas desde hace algunos años. Es importante olvidarnos de la cama con barrotes a una altura que no permite que nuestro pequeño pueda levantarse y caminar por sí solo.

María Montessori nos dice: “Uno de los primeros elementos necesarios a la vida psíquica del niño, ha de ser la reforma de su cama y de las costumbres relativas al largo sueño impuesto, contra las leyes de la naturaleza. El niño ha de tener el derecho de dormir cuando tiene sueño, de despertar cuando ha terminado su sueño y de levantarse cuando le apetezca”. (Montessori, María. El niño secreto de la infancia. Araluce 1937)

En esta cita, Montessori se refiere a la importancia de respetar la autonomía que están adquiriendo nuestros hijos.

Te recomendamos sustituir la clásica cama para niños por un colchón muy bajo, sin barandillas para que el niño pueda entrar y salir a voluntad. Este sencillo lecho, situado casi a nivel de suelo, facilita la vida psíquica de tu hijo; puede despertar por la mañana, levantándose espontáneamente sin necesidad de despertarte para que lo bajes de su cama.

Ésta, es una forma más de preparar un ambiente adecuado para tu hijo(a).

En nuestra Comunidad Infantil, apoyamos a la independencia de tu hijo, incluso a la hora de su siesta. Visítanos.

Disciplina e Independencia

En esta ocasión quisimos compartir con ustedes un poema de autor desconocido que resume de una manera muy sutil e inteligente la mejor manera de fomentar la disciplina y sobre todo la independencia en nuestros hijos.

Esto es una probadita de lo que veremos en nuestra conferencia “Disciplina e Independencia” que llevaremos a cabo en Septiembre en las instalaciones de nuestro Colegio. Para más información puedes contactarnos.  Read more