Entradas

Tu hijo puede aprender a leer y a escribir desde los 4 años gracias a Montessori

Para que tu hijo disfrute aprender a leer y escribir, te interesará saber que en Montessori, los niños aman las letras.

¿Cómo podemos asegurar que los niños aprendan a leer y escribir desde los 4 años?

Porque en el Colegio Montessori de Querétaro sabemos aprovechar los periodos sensibles de aprendizaje del niño.

Un periodo sensible, se refiere a estos momentos en el desarrollo del niño, en que su atención está puesta en esa particularidad y todo lo demás carece de importancia. Una vez que este periodo pasa, el niño pierde la oportunidad de aprenderlo de manera natural.

Si tu hijo está en este periodo, ¡no lo dejes pasar! Si empieza a hacer como que lee un libro o muestra interés por leer o escribir, te encuentras en un momento muy importante y en una ventana de oportunidad que debes aprovechar. Esta es la manera de hacerlo.

  1. La explosión de la lectura: A este proceso de lecto-escritura, María Montessori lo llamaba “la explosión de la lectura” y constituye uno de los periodos sensibles en el desarrollo de los niños. La forma de abordar este momento y los contenidos son fundamentales.
    Letras
  2. El mejor método para enseñar a un niño a leer y escribir: Los niños Montessori aprenden a escribir y a leer uniendo sonidos de las letras. Tiene mucho mayor sentido unir una “m” con una “a” y decir “ma” que una “eme” y una “a” pues juntas no tienen sentido, sonaría como “emea”. Así desde los 4 años los niños “construyen” palabras mediante los sonidos de las letras con un significado importante para ellos. Lejos de escribir y reproducir “mi mamá me mima”, a partir de los 4 años los niños en Casa de los Niños, escriben palabras que tienen sentido para ellos, por ejemplo objetos que hay a su alrededor: sol, mesa, sal, silla, etc. Esto hace que los niños tengan un verdadero gusto por expresar sus ideas a través del lenguaje escrito porque nace de su espontaneidad e intención y no de la repetición de las ideas de alguien más.
  1. Aprender a leer y escribir es divertido: Recuerdas cuando aprendiste a leer y a escribir, ¿cuántas planas te pusieron a hacer? Las planas ejercitan la muñeca y la mano, y de ahí en fuera la verdad es que no tienen ningún otro sentido, más que ser odiadas por los niños. Por eso es que en Montessori, los niños NUNCA hacen una plana. Ejercitan su memoria muscular, desde la escápula hasta el carpo, mediante diferentes tareas dentro del ambiente como lavar una mesa, vaciar semillas en una jarra, preparar alimentos, hacer espuma, que además de responde a su interés, les aportan independencia, seguridad y sobre todo un propósito.Hacer espuma

En el Colegio Montessori de Querétaro facilitamos el que los niños potencialicen sus periodos sensibles de aprendizaje.

Acércate y descubre lo que podemos hacer por tu hijo.

¿Por qué letra cursiva en Montessori?

Muchos papás se preguntan por qué algunos colegios Montessori preservan la letra cursiva como una parte fundamental en la enseñanza de la lectura y la escritura.

Por muchos años ha existido el gran debate entre aquellos que piensan que la letra cursiva debealfabeto movil seguir siendo la primera opción para que los niños aprendan a leer y a escribir, mientras que existen otros profesionales que opinan que no existe ninguna diferencia.

Desde mi óptica la letra cursiva debe de seguir en el proceso inicial en el desarrollo de la lectoescritura en los ambientes de casa de niños. Con base a la experiencia puedo decir que el cambio de la letra cursiva a la imprenta se da de manera natrual en edades posteriores y sin ninguna dificultad. En cambio,  a aquel niño que aprendió letra imprenta desde pequeño le será muy difícil aprender a escribir en letra cursiva.

La Dra. Montessori enseñaba la letra cursiva como primera opción en Casa de los Niños.  En su opinión este tipo de letra proporciona una manera más natural de aprender a leer ya que, al estar conectadas, muestran claramente el principio y final de cada palabra. La letra cursiva también ayuda a desarrollar y fortalecer la motricidad fina en los niños utilizando trazos suaves y fluidos en lugar de cortados y bruscos como se hacen en la letra imprenta.

El trabajo de investigación de la neurofisióloga Carla Hannaford confirma “la letra cursiva activa ambos hemisferios del cerebro, además el desarrollo del hueso del carpo en la mano es muy lento. La letra imprenta y la mecanografía necesitan un mayor desarrollo del hueso del carpo que el que se necesita para escribir en letra cursiva”. Quizá  esta segunda razón nos da otra óptica del por qué preservar la letra cursiva en los niveles preescolares. La mano quizá todavía no está lista para realizar la letra imprenta.

http://montessoritraining.blogspot.ca/2013/04/should-we-teach-handwriting-in-montessori.html#.UW6ysIIioy4