Entradas

Vacaciones Montessori

Vacaciones! una gran oportunidad para seguir desarrollando el potencial de tus hijos. En esta ocasión, compartimos contigo tips prácticos para desarrollar el lenguaje en tus hijos.

Si ya conoces Montessori, sabrás que la manera de enseñar a leer es diferente a los métodos tradicionales. Nosotros nos guíamos por el sonido de las palabras más que por su nombre. Por ejemplo, la letra “s” la enseñamos como “ssss” (por su sonido) en lugar “ese” (por su nombre); de esta manera es mucho más fácil que tu hijo ubique y aprenda las letras.

En esta publicación, compartimos contigo algunas actividades que puedes hacer en casa para reforzar el lenguaje en tus hijos.

 

Si tienes hijos entre 3 y 6 años, puedes realizar las siguientes actividades en casa:

– Pizarrón: Si tu hijo(a) ya empezó la escritura en el colegio, puedes tener un pizarrón en casa para que escriba las letras y palabras que ya conoce. Puedes estar con él y pedirle que escriba palabras sencillas. A los niños les encantan los pizarrones de gis.

– Veo veo: puedes jugar algo muy sencillo como “Veo veo”: Veo veo un objeto que su nombre comienza con el sonido “mmm”. Tu hijo(a) deberá buscar un objeto que comience con la letra “M”, por ejemplo Mesa!

– De pesca: igual que con el juego de los números (ver nuestra publicación “Matemáticas y Montessori“) puedes pescar sonidos y palabras. Simplemente utiliza tarjetas de papel, escribe una letra en cada una y pégales un clip. Amarra un hilo con un imán a un palo (adecuado al tamaño de tu hijo) para que simule nuestra caña de pescar. Para jugar, pídele a tu hijo que pesque el sonido de cada letra, por ejemplo: “Vamos a pescar la “rrrrr”, tu hijo tendrá que ubicar la letra “R” en el estanque lleno de tarjetas!. Puedes hacer lo mismo utilizando palabras.

– Trabalenguas: enseña a tus hijos algunos trabalenguas! les encantará aprenderlos y repetirlos!

– Sílabas: Practica la separación de sílabas y cuéntalas por medio de aplausos, brincos o golpeteos en la mesa.

Si tienes hijos entre 9 y 12 años que ya saben leer y escribir a la perfección:

– Motívalos regalándoles un diario en donde podrán escribir y dibujar sus propias historias.

– Visita la biblioteca en estas vacaciones y motívalos a la lectura, recuerda que la lectura fomenta en tu hijo la pasión por el aprendizaje, además de apoyar su estructura de pensamiento.

¿Tienes otros tips y sugerencias que compartir con nuestra comunidad? Escríbenos a contacto@montessoriqro.com

Ciencias en Vacaciones

En estas vacaciones, casa puede ser el lugar ideal para que tu hijo(a) descubra cómo funciona el mundo por medio de experimentos.

Hay muchos experimentos sencillos que puedes hacer en casa, aqui te damos algunos ejemplos:

1. A FLOTAR

– Reúne algunos objetos que sepas que flotan y otros que sepas que se hunden. Junto con tu hijo(a) adivinen qué objeto flotará y cuál llegará al fondo.

– Llena un recipiente con agua y ve colocando en su interior los objetos uno a uno para que puedan observar si han acertado.

2. MAGNÉTICO O NO

– En una cesta coloca una serie de objetos. Asegúrate de que algunos estén hechos con fierro y puedan tomarse con un imán y otros estén hechos de materiales no magnéticos.

– Prepara dos tarjetas una que diga “Magnético” y la otra que diga “No magnético”

– Utiliza un imán para mostrarle a tu hijo(a) qué objeto puede ser magnético y cuál no y colócalos junto a la tarjeta correcta.

– Ahora pídele a tu hijo que con el imán pruebe cada objeto y los coloque junto a la tarjeta correcta.

3. VIVIENTE O NO VIVIENTE

– Llena una cesta con objetos que representen cosas vivientes (pájaros de juguete, animales de granja, árboles, personas, etc) y no vivientes (un coche de juegute, un espejito, una llave, un corcho, etc)

– Prepara tarjetas con las palabras “Viviente” y “No viviente”

– Muéstrale a tu hijo con un ejemplo qué objeto puede ser viviente y cuál no, colocándolo junto a la tarjeta correcta

– Ahora pídele que tome un objeto de la cesta y lo coloque junto a la tarjeta correcta.

Hay muchos experimentos que puedes hacer en casa, hecha a volar tu imaginación y observa en qué se interesa tu hijo.

Sigue desarrollando todo su potencial

Algunos de los ejemplos han sido tomados del libro “Cómo obtener lo mejor de tus hijos” de Tim Seldin, Ed. Grijalbo. Te lo recomendamos!

Enriquece el vocabulario de tus hijos

En Montessori se utiliza un proceso de tres etapas para enriquecer el vocabulario de los niños entre 3 y 6 años. En la primera etapa se muestra al niño los objetos con los que se va a trabajar nombrándolos por su nombre. En la segunda etapa se ayuda al niño a establecer una relación entre el lenguaje y su propia experiencia proporcionándole el nombre del objeto y pidiendo que lo señale. En la tercera etapa, se le pide al niño que nombre algo sin habérselo mencionado antes.

Aquí un ejemplo de cómo puedes enriquecer el vocabulario de tus hijos aplicando esta técnica en casa:

El juego de las frutas: Coloca tres frutas de diferente color frente a ustedes

1a etapa:

Nombra cada fruta por su nombre tomándola con la mano y mostrándosela a tu hijo(a). Recuerda que en esta etapa (3 – 6 años) es importante no saturar a tu hijo(a) con adjetivos, utiliza oraciones simples: “esta es una manzana”

2a etapa:

Pídele a tu hijo(a) que te muestre los objetos cuando mencionas el nombre. “Dame la manzana” o “Dame la pera”. Si tu hijo(a) comete un error, con paciencia enséñale nuevamente la lección desde la primera etapa.  

3a etapa:

Pídele a tu hijo que nombre la fruta que señales: “¿Qué fruta es esta?”. Si se equivoca, enséñale nuevamente la lección, repitiendo con paciencia los nombres de los objetos como en la primera y segunda etapa.

Estos ejercicios se pueden hacer con cualquier objeto en casa, recuerda mantener un vocabulario simple y sin tantos adjetivos. Si repites este ejercicio constantemente te sorprenderás lo mucho que puedes enriquecer el vocabulario de tus hijos en poco tiempo. Observa el avance que tiene tu hijo(a) y, si así lo permite, haz que enfrente retos diferentes.

Disfruta cada cosa que hagas con tu hijo(a), ellos están en la etapa más sensible y en la que absorben más conocimiento. Tú puedes estimular su aprendizaje y desarrollar todo su potencial.

Escribe tus comentarios y visita nuestra página web: www.montessoriqro.com o nuestro perfil en facebook: www.facebook.com/cmontessoriqro

Ecología, Montessori y Vacaciones

En estas vacaciones aprovecha el tiempo y sigue desarrollando el potencial de tus hijos con diferentes actividades que estimulen su interés y conciencia por el mundo que lo rodea.

María Montessori, desde los años treintas comprendió la importancia de conservar los recursos del mundo y buscó despertar una conciencia de este tema en los niños. Desarrolló una filosofía de vida con la intención de ayudar a los niños a ser ciudadanos del mundo, capaces de comprender las interdependencias existentes entre todos los seres y su misión especial en la protección de la tierra y sus recursos.

1. Enseña a tus hijos el valor de los recursos y la importancia del reciclaje. Puedes empezar por separar la basura en casa:

– Reutiliza botes y píntalos de tal manera que tus pequeños puedan identificar qué desperdicio va en qué recipiente. Puedes utilizar 3 botes y separarlos así:

El bote azul: Plásticos

El bote verde: desperdicios orgánicos

El bote café: cartón y papel

– Juega con tu pequeño y separen la basura de toda la casa, platicando sobre cada elemento e identificando el depósito correspondiente.

– Será interesante que tú y tus hijos visiten un centro de acopio en donde podrán observar qué pasa con el cartón y el plástico una vez que pasan por el proceso de transformación para el reciclaje.

2. A los niños les encanta estar al aire libre, descubriendo, identificando, trepando árboles, etc. María Montessori los llamaba “pequeños científicos” y es que los niños están ansiosos por observar y responder muchas preguntas.

En estas vacaciones te recomendamos salir al parque, al campo o al bosque y realizar las siguientes actividades:

– Cuando paseen, asegúrate de comentar con tus hijos lo que estén experimentando. Háblales sobre el tiempo y las estaciones. Dirige su atención a detalles que quizá no perciban, como los colores de las hojas en los árboles y otras características propias de la estación.

– Durante el paseo, propicia un momento de silencio para que puedan escuchar los sonidos de la naturaleza además de observarla. 

– Si encuentras basura en el parque que estén visitando, recógela y busca un bote de basura para tirarla. Es importante que tu hijo observe este tipo de acciones para que en un futuro las adopte como propias.

– Estimula la imaginación de tus hijos y acuéstense a observar las nubes. ¿Qué formas ven? ¿Qué historias pueden contar sobre las formas que ven en las nubes?

Busca actividades al aire libre o en el jardín de tu casa que despierten la curiosidad de tus hijos. Te sorprenderá la capacidad de asombro que existe en tus hijos.

 

Qué hacer con mis hijos en vacaciones

 

Tips para papás con niños entre 3 y 6 años

Te compartimos algunos tips que no sólo ayudarán en el entretenimiento de su hijo, si no que además lo ayudarán en su proceso de lecto-escritura.

 

 

Rompecabezas

Cuando compres un rompecabezas, elige uno de preferencia con pijas y de máximo 25 piezas (dependiendo de la edad, hay niños que a los 5 ya pueden con un reto de 100 piezas). Cada vez que tu hijo tome una pieza con los 3 dedos (pulgar, índice y medio) estará preparando su mano para la toma del lápiz, herramienta esencial para la escritura. Además, los rompecabezas son ideales para los periodos de concentración y alternativas de pensamiento (resolución de problemas).

Lectura

Lee con tu hijo todas las noches. En este periodo, escoge libros que reflejen la vida cotidiana de forma real y busca que contengan más imágenes que texto e invítalo a que él también cuente la historia. Si conoce algunas letras, haz que participe identificándolas en el texto.

Juego de letras

Aprovecha cualquier momento para hacer este juego con tu hijo: Escoge una letra de las que ya conoce y jueguen a nombrar 5 objetos a su alrededor que empiecen con el sonido de esa letra. Cuando tu hijo de una respuesta equivocada, evita el “No” y enfatiza en el sonido de la primera letra.

Arte

Una manera ideal para que tu hijo exprese sus sentimientos y emociones es a través del arte. La pintura es una buena opción. Si no tienes a la mano un caballete, consigue rotafolios en blanco y pégalos a una pared. Facilítale a tu hijo brochas gruesas y pinturas de lavables y no tóxicas. No te preocupes por el tiradero, en esta etapa es importante que tu hijo se manche, juegue y explore para que desarrolle todo su potencial.

La filosofía Montessori basa gran parte del aprendizaje en la memoria y experiencia sensorial fundamental en el desarrollo de habilidades como la motricidad fina, la discriminación visual, seguimiento de secuencias, el orden y la lógica. Todas estas herramientas interiorizadas de una forma adecuada en el niño resultarán en el proceso de la lecto-escritura y el desarrollo del pensamiento lógico-matemático.

Vacaciones: actividades para niños de 1.5 a 3 años

El método Montessori se basa entre otras cosas en un ambiente preparado para desarrollar el potencial de los niños. Un ambiente preparado no debe existir únicamente en el Colegio, también puede empezar desde casa.  Compartimos contigo algunos ejemplos que puedes empezar a aplicar:

  • Observa cuáles son los juguetes que más utiliza tu hijo y procura siempre tenerlos a su alcance en estantes, libreros o repisas que correspondan con su altura para que le sea fácil alcanzarlos.
  • Un juego de escoba, recogedor, trapeador y cubeta de su tamaño serán de gran atractivo para tu hijo porque, como te habrás dado cuenta, en esta etapa imita todo lo que tú haces. Con esta actividad tu hijo desarrollará coordinación motriz gruesa y el cuidado del ambiente que lo rodea.
  • Escoge recipientes de diferentes tamaños y formas que sean fáciles de abrir y cerrar. Mételos en una caja de fácil acceso para sus manos.  Algunos ejemplos de objetos que pueden resultar interesantes para tu  hijo son: un estuche para cepillo de dientes, un joyero o una cajita para abrir y cerrar, recipientes con sus tapas, cajitas de anillos. Evita meter en esta caja objetos que tu hijo deba enroscar ya que en esta etapa, el niño aún no adquiere la suficiente coordinación y fuerza para realizar esta acción. Con ejercicios como estos, tu hijo empezará a desarrollar las habilidades que requiere para la siguiente etapa.
  • Utiliza una bolsa de tela con jareta para que introduzcas en ella diferentes objetos para que tu hijo los pueda meter y sacar. Este tipo de actividades, ayuda a que tu hijo desarrolle coordinación motriz fina y concentración.
Recuerda: ¡disfruta esta etapa!